DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Derrota amarilla, y gris, ante un Elche con diez

No pudo llegar la quinta victoria consecutiva. El Cádiz cayó derrotado (1-0) en el campo del Elche en un mal partido, en el que nunca se encontró cómodo y pese a que el rival sólo gozó casi de una ocasión, la del gol, y antes del descanso se quedó con diez jugadores. Los de Cervera no supieron gestionar la superioridad numérica en la segunda mitad y apenas se generaron ocasiones para cambiar el resultado.

CRÓNICA J-29. Con la tranquilidad que da tener los deberes hechos y atado el primer objetivo de la temporada (la permanencia virtual), el Cádiz se presentó este sábado en el Martínez Valero de un Elche que lucha en la zona media-baja (en la ida, los gaditanos le endosaron una ‘manita’) con el reto de sumar su quinta victoria consecutiva y seguir metiendo presión en lo alto de la clasificación, con catorce jornadas por delante. No pudo ser.

De inicio, Álvaro Cervera, con la únicas bajas de Garrido por lesión y Lekic por sanción, dispuso un once titular formado por: Cifuentes, en portería; Rober Correa, Matos, Sergio Sánchez y Kecojevic, en defensa; José Mari y Edu Ramos en el centro del campo; y arriba, Querol, Jairo, Machís y Manu Vallejo.

Aunque los alicantinos trataron de llevar el peso del partido, las primeras ocasiones las pusieron los gaditanos: en el minuto 4, Keco cazaba en el área chica un balón en un córner y su tiro lo repelía Edgar Badía. Poco después, Darwin Machís probaba desde la frontal; y en el 15, Jairo, tras internada por banda izquierda, centraba pero su pelota se paseaba sin encontrar rematador.

Y tras una fase algo insulsa, llegaba el arreón de los de Pacheta, y las dudas de un Cádiz gris. En el minuto 26, Rober Correa ya salvaba de cabeza dentro del área pequeña un tiro intencionado. En la siguiente, el Elche pedía penalti por unas supuestas manos. Y en el minuto 32, subía el 1-0, obra de Dani Calvo con un tiro a la escuadra, culminando una acción a partir de una falta lateral.

Con todo, los de casa no tardaron en pasar de la alegría al cabreo momentáneo. No se había cumplido el minuto 40, y los franjiverdes se veían con un hombre menos: Juan Cruz, por una dura entrada a Rober Correa, era castigado con roja directa. Sin duda, una situación inesperada que Cervera tendría que aprovechar tras el descanso. Antes de ese intermedio, el venezolano, asistido por Jairo, se veía encarando el área rival, pero la acción quedaba anulada por fuera de juego.

Con doble cambio amarillo se reiniciaba el encuentro: entraron al campo Aketxe y Salvi por Rober Correa y Querol. Tocaba arriesgar, pensar y no desesperarse. El Cádiz se hizo con el control por fases del balón sin encontrar huecos, ante un conjunto local cómodo a la defensiva. No se notaba que jugaba con uno menos.

En el minuto 60, Álex Fernández sustituía a Matos, y prácticamente en su primera intervención, remataba desviado en boca de gol un centro de Jairo. La presión, por oleadas, se incrementaba y se acumulaban lanzamientos a cuenta gotas con más y menos intenciones, como el tiro del vasco en el 67. Pero no se terminaba de ver a un Cádiz superior, ni mucho menos.

Como último recurso, ante un ataque anodino y previsible, el central Kecojevic quedaba como delantero centro, y en el 79 estaba a punto de igualar el marcador, recibiendo de Salvi y revolviéndose en el área. Y aún con cinco minutos de tiempo extra, no se concretaron más ocasiones peligrosas pese al voluntarioso asedio, y la derrota se confirmó.

Se truncó la última racha de victorias, no pudo llegar la quinta consecutiva. Desacertado partido de los gaditanos casi de principio a fin. A pensar en los tres partidos seguidos en el Carranza que se vienen ahora (salvando el ‘descanso’ del Reus). DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.