DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

De la Casa de Iberoamérica a los hogares gaditanos

La concejalía de Asuntos Sociales y la sociedad municipal Cádiz 2012 han puesto en marcha una iniciativa para seguir llevando el arte a las familias durante el estado de alarma, en el marco del programa municipal de actuaciones socio-educativas. De momento se sustituyen las visitas guiadas de niños a las instalaciones de la Casa de Iberoamérica por el formato virtual.

La concejalía de Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Cádiz y la sociedad municipal Cádiz 2012 han puesto en marcha una iniciativa para llevar el arte a las familias durante el proceso de desescalada del confinamiento y antes las medidas de seguridad y prevención del coronavirus.

Hasta hace unos meses, ambas entidades venían colaborando a través del programa municipal de actuaciones socio-educativas de Asuntos Sociales gracias al cual se han realizado varias visitas de grupos de niños a las instalaciones de la Casa de Iberoamérica, gestionada por Cádiz 2012, para conocer de primera mano tanto las tres exposiciones de arte permanentes que se pueden visitar en estas instalaciones (Cornelis Zitman, Colección Llopis y Colección Vassallo) como las muestras temporales.

Durante esas visitas, acompañados de monitoras, se realizaron talleres de apreciación del arte, con diferentes actividades que incluían la reproducción de obras exhibidas en la antigua Cárcel Real. Se trata, en definitiva, de proporcionar actividades de ocio alternativas a las familias, propiciando el encuentro con el arte en estas visitas culturales a centros, museos y monumentos.

Actualmente, debido a las restricciones impuestas por el estado de alarma, el Ayuntamiento ha querido trasladar estos talleres a los hogares de estos gaditanos, mediante herramientas online (se pueden concultar AQUÍ).

Tomando como referencia una de las exposiciones, la del escultor holandés-venezolano Cornelis Zitman, se ha realizado un cuaderno digital y una pieza de video con diferentes imágenes de alta calidad que funcionarán a modo de guía didáctica para los menores, “con el fin de que aprendan a apreciar la escultura en distintos materiales, las proporciones del cuerpo humano y la cultura indígena”, ya que todas estas piezas están basadas en los rostros que Zitman contemplaba en su vida diaria en Venezuela.

A la espera de recuperar esos talleres presenciales, las familias trabajarán con estos materiales para no cerrar esa ventana a la actividad artística iniciada dentro del citado programa de actuaciones socio-educativas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.