DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
publicidad

El Ayuntamiento de Rota dice verse obligado a subir impuestos en 2018 para “hacer frente a pagos sobrevenidos y mantener servicios”

El Ayuntamiento de Rota debatirá en pleno en unos días la actualización de ordenanzas fiscales para 2018: no habrá incremento de las tasas pero sí de tres impuestos, los principales: el IAE subirá hasta en un 15%, el ICIO en un 3% y el IBI, en un 2%. El concejal de Hacienda ha tratado de defender que el Consistorio no puede hacer frente a pagos sobrevenidos, y lamenta que se reciben 1,2 millones menos de la PIE que en 2015.

El Ayuntamiento de Rota debatirá en pleno el próximo martes 17 la actualización de ordenanzas fiscales municipales para 2018: no habrá subida de las tasas pero sí de tres impuestos. El concejal de Hacienda, Manuel Bravo, ha tratado de argumentarlo refiriéndose a que el Consistorio no puede hacer frente a pagos sobrevenidos.

En este sentido, Bravo ha admitido que “a pesar de la política de contención del gasto que se está aplicando al mismo tiempo que se mantienen los niveles de los servicios a los ciudadanos”, no se puede hacer frente a pagos sobrevenidos como el que ahora exige la Agencia Tributaria, que pide al Ayuntamiento el pago de los intereses de demora por la cantidad que la administración local compensó por el IBI de la Base Naval.

De este modo, este edil socialista asegura que el Consistorio roteño “está pagando puntualmente”, y siguiendo el plan de ajuste, el préstamo de 2,9 millones de euros que tuvo que solicitar para hacer frente a la sentencia que le obligaba a devolver esos casi 3 millones compensados por el IBI de la Base.

Pero además, la Agencia Tributaria también ha solicitado los intereses de demora de esta cantidad, lo que supone pagar más de 790.000 euros, importe para el que el Ayuntamiento ha solicitado el fraccionamiento de pago, convirtiéndose así en más de 812.000 euros.

En la información municipal recogida por DIARIO Bahía de Cádiz, se remarca que este tipo de gastos que no estaban inicialmente previstos, junto con otros igualmente imprevistos que hay que afrontar con los ingresos de recaudación, sumado a los ingresos que el Estado ha dejado de abonar a Rota a través del Participación en los Ingresos del Estado (PIE), “obligan a este ayuntamiento a modificar las ordenanzas fiscales del próximo año”.

TRES IMPUESTOS AL ALZA

No se tocarán las tasas municipales, pero sí tres impuestos: el ICIO (impuesto sobre obras), el IAE (sobre actividades económicas) y el IBI (sobre bienes inmuebles).

En el primer caso, el ICIO, “que hace entre cinco o seis años que no se modifica, pasará de la cuota tributaria del 3,3 al 3,4, lo que representa un 3% de subida que afectará a quienes solicitan licencia de obras.

En cuanto al IAE, que no afecta a personas físicas, pequeños comercios y empresas y profesionales, sino a empresas jurídicas, es decir, sociedades, cooperativas, sociedades de bienes, etc, que hayan superado un volumen de venta de 1 millón de euros, la subida planteada es de un 15%: “afectará por tanto a grandes empresas”, se insiste. No obstante, en las ordenanzas también se ha incluido una bonificación del 50% para empresas dedicadas a la hostelería, fundamentalmente a hoteles, siempre y cuando no cierren durante todo el año y mantengan o aumenten su capítulo de personal.

Finalmente, también se incluye la subida del IBI, el principal impuesto que manejan los ayuntamientos, en un 2%. “Teniendo en cuenta que la media de los recibos son unos 400 euros, la subida supondría unos 8 euros al año”, trata de tranquilizar el concejal de Hacienda, quien además ha recordado que el Plan Personalizado de Pago ofrece una rebaja del 2% de los impuestos, “con el que se podría minimizar el incremento”.

Manuel Bravo ha repetido que esta subida que saldrá adelante en el pleno –PSOE e IU, socios de Gobierno local, tienen mayoría suficiente- está provocada “por causas sobrevenidas”, apuntando que “los recursos son los que son, tenemos que prestar los servicios a los ciudadanos, y hacer frente a estos gastos”.

De hecho, interpreta que no habría subida en estos impuestos locales “si el Gobierno de la Nación hubiese abonado a Rota la cantidad de 1,2 millones de euros anuales que sí abonó en 2015, a través de la PIE al incluir a las personas que trabajan en la Base, y que aunque no están empadronadas en Rota, sí viven y hacen uso de los servicios públicos que ofrece el municipio”.

Esto permitió que el cómputo pasara de los 29.000 habitantes a 32.400, haciendo que los 6,4 millones que ingresa la Villa por el PIE actualmente, se elevara en 2015 a 7,4 millones. No obstante, y a pesar de que el número de personas que componen la población flotante de Rota no ha cambiado sustancialmente, el Estado, con el mismo Gobierno de Rajoy, no ha vuelto a pagar al Consistorio roteño ese incremento de un millón en el PIE; “una cantidad con la que no sólo no se hubieran subido impuestos, sino que incluso se hubiesen podido bajar”, ha sentenciado Bravo.

CS RECHAZA QUE EL CIUDADANO PAGUE “LOS PLATOS ROTOS”

Ciudadanos, sin representación en el Ayuntamiento, ya ha criticado esta medida, cuestionando que “se coge el camino fácil, que traslada los costes a los ciudadanos, quienes no acaban de ver una mejoría de cambio. La prioridad del Gobierno parece la recaudación y creemos que debería ser mejorar las opciones de la gente y crear las condiciones necesarias para la creación de riqueza en nuestro municipio”.

La franquicia naranja en la localidad cree que existen otras formas de recaudar, “otras alternativas que se deben de poner en marcha de inmediato para que empiece a dar sus frutos a corto y medio plazo que repercutan en la economía local”.

Para esta formación, la clave “no está en recaudar más presionando al ciudadano”, sino en “procurar que la actividad económica del municipio se reactive y crezca, lo que acabará redundando en una mayor recaudación”.

CLOSE
CLOSE