DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento
Sergio, en pleno entrenamiento

Sergio Rivas, una apuesta de presente en La Isla

ENTREVISTA. Nadar en el mar 750 metros, hacer 20 kilómetros en bici y además completar cinco kilómetros corriendo: estamos hablando de triatlón. El último tiempo oficial en una competición fue de 1 hora 5 minutos, marca más que buena. Conocemos un poco al joven Sergio Rivas Luna, natural de San Fernando y posiblemente futuro profesor de educación física, “enganchado” desde hace dos años por una apuesta a este exigente deporte: “la principal motivación es la superación, ser cada vez mas rápido y estar en puestos más delanteros, el picarme con los amigos”.

Nadar en el mar 750 metros en 11 minutos 15 segundos, hacer 20 kilómetros en bici con una media de 39 kilómetros a la hora y además completar cinco kilómetros en 18 minutos 30 segundos corriendo: estamos hablando de triatlón. El último tiempo oficial en una competición fue de 1 hora 5 minutos, marca más que buena. Estoy con Sergio Rivas Luna, de 21 años de edad y de San Fernando, entre un café y un refresco de cola.

Sergio, ¿cómo empezaste a practicar este deporte?

Empecé con el triatlón en enero de 2015, hace ya tiempo, tenía 19 años, y todo comenzó con una apuesta en el grupo de amigos diciendo que no éramos capaces de hacer el medio Iroman de Sevilla; pero lo que son las cosas, la broma de convirtió en realidad, y al año siguiente ya estaba  en esta prueba junto a mi amigo de locuras Jesús Rodríguez, y además quedando en el primer puesto de la categoría.

Pero ¿por qué triatlón?

Simplemente por una apuesta… es un deporte que te va enganchando, por el ambiente que se vive en cada competición, por las personas en el entreno que son espectaculares. Desde la persona que tiene menos nivel, hasta el más bueno siempre te aconsejan e intentan ayudar a mejorar. Por sus tres disciplinas, que son bastantes divertidas y esa variedad de las tres es lo que me gusta.

Y las motivaciones…

La principal motivación es la superación, de ser cada  vez  más rápido y estar en puestos más delanteros, el entrenar con amigos, el picarme con ellos en cada entreno, en cada carrera, y ver que los objetivos son cada vez llegar más adelante en las diferentes disciplinas, bajar tiempos.

es un deporte que te va enganchando, por el ambiente que se vive”

Me hablas de superación, el año pasado tuviste una lesión que te ha mantenido fuera de los circuitos de competición. ¿Qué pasó? ¿Cómo ha sido este largo año?

Sí, fue una lesión un poco dura, ya que estuve cinco meses sin entrenar yendo de un fisio a otro sin encontrar la solución, fue una lesión de rodilla, un dolor que sólo me permitía nadar. Finalmente mi entrenador Raúl Coca, dio en la clave, fortalecer la zona, ya que por aquel entonces no hacía trabajo de fuerza, así fue como desapareció el dolor. Fue un tiempo complicado de impotencia de no poder entrenar. Después de los cinco meses empezamos poco a poco, empecé sin ritmo ninguno como si empezase de cero; con el paso del tiempo ya iba sintiéndome mejor e incluso mejor superando algunas marcas. Este año no hemos tenido objetivos, el objetivo era la recuperación total de la lesión, ahora que está acabando la temporada competiré en alguna prueba más y ya con la vista en la temporada que viene.

En los toros, es una imagen que se repite: el torero apenas asoma la cabeza en la barrera mientras se ciñe la montera y repite toda una serie de gestos que son casi como un ritual.  ¿Cómo son esos momentos en una competición de triatlón, en qué piensas?

En los momentos previos me centro en el circuito, en no fallar en el recorrido, cerrar los ojos y visualizarlo, visualizar las transiciones, en no cometer errores. Una vez dan el pistoletazo de salida, ya la mente esta cien por cien concentrada  en la carrera y sólo quiere ser más rápido que tu rival; llevo siempre una pulsera conmigo en la cual me fijo en los tres sectores, digamos que es un amuleto de la suerte que hace que siempre que la mire saque fuerzas de donde no las hay para seguir luchando.

Antes me hablabas de las próximas competiciones de lo que resta de temporada, ¿puedes especificar en cuáles piensas estar presente?

Ahora tengo presentes varias competiciones, la que más tengo ganas es el campeonato de Andalucía de triatlón, que se celebrará en Punta Umbría el 16 de septiembre. Participaré en acuatlón por relevos en Chipiona el 10 septiembre, la triatlón de Malaga el 1 de octubre, y por ultimo la triatlón de Chiclana el 15 de octubre. La de Chiclana será la última competición de la temporada. Un final de verano completito…

“la principal motivación es la superación”

Viajes, entrenamientos, bicicleta especial…, me imagino que todo esto no es gratis, ¿está este deporte, digamos, mimado por el Ayuntamiento de La Isla, o por la Junta? Dicho de otra forma, ¿qué subvenciones o ayudas recibes?

Apoyo económico no recibo de ningún tipo, es todo costeado por mí y mi familia. Es un deporte caro ya que se tiene uno que pagar los viajes, los hoteles, las inscripciones, el mantener la bici a punto, la alimentación…, demasiados gastos. Tengo dos patrocinadores que me ayudan, en el tema de ropa la marca Faster Wear me proporciona algo de ropa, pero lo justo, y los entrenos son gracias a mi entrenador Raúl Coca junto con el club, Run&Fit de Chiclana, eso es todo.

Sergio, tienes 21 años, estás estudiando, entrenamientos, competiciones… ¿cómo es la vida de un joven isleño fuera del deporte?

¿Mi vida fuera del deporte?, pues es bastante sencilla, básicamente dedicarle tiempo a los amigos,  salir con ellos a alguna fiestecilla, estar con la familia y dar largos paseos con el perro. También tengo un hobby que es el mundo del motor, me encanta un coche y una moto, así que también cuando tengo la oportunidad me escapo con la moto a hacer kilómetros o a un circuito a darle vueltas y despejar la mente.

La vida del deportista está limitada en el tiempo por razones biológicas. ¿Y de ‘mayor’, qué quieres ser en la vida? Si es que has pensado en ello.

No he pensado mucho en mi futuro ya que voy viviendo el día a día, nunca se sabe dónde se podrá acabar, pero sí que tengo algo en mente que me gustaría hacer, hacer oposiciones para ser profesor, desde pequeño lo quise ser, es lo que he vivido en casa, y bueno, me gustaría seguir ese camino de ser profesor; y si es de educación física, mejor.

La tarde toca a su fin, dos cafés con hielo, un refresco de cola y un cuenco de frutos secos han sido testigos de esta charla con Sergio. Camino a casa voy pensando en lo injusto que es el hablar de juventud con futuro: mucho más propio, como demuestra este gaditano, hablar de juventud con presente, en La Isla también. DIARIO Bahía de Cádiz Fermín Aparicio

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.