DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La plataforma tranviaria y las vías del ferrocarril se ‘unirán’ en octubre

La consejería de Fomento de la Junta, que impulsa el proyecto del tranvía de la Bahía de Cádiz desde hace más de una década, sigue trasladando a cuentagotas la sensación de que se avanza y de que desde que gobierna la derecha se “ha desatascado”. Entre las últimas informaciones relevantes: ha comenzado el montaje de la última vía en el apeadero de Río Arillo, y se han recibido una treintena de ofertas para hacerse con los contratos de mantenimiento y limpieza de la infraestructura.

Mientras las unidades del futuro tranvía metropolitano de la Bahía de Cádiz todavía sin fecha de puesta en marcha (¿a lo largo de la primavera de 2020?) se dejan ver, en pruebas, circulando entre Chiclana y San Fernando, la consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, que impulsa el proyecto desde hace más de una década, sigue trasladando a cuentagotas la sensación de que se avanza y de que desde que gobierna la derecha se “ha desatascado”.

Hace unos días se congratulaba de que al fin se iniciaran los trabajos de la subestación de Janer (que deberá suministrar energía al tranvía), y ahora informa de los trabajos de montaje de la vía que quedaba pendiente en el apeadero del Río Arillo, y del proceso de licitación de contratos de mantenimiento y limpieza de la infraestructura, con 27 ofertas sobre la mesa.

Así, según se ha trasladado desde la Junta a DIARIO Bahía de Cádiz, en estos días ha comenzado el montaje de la vía que quedaba pendiente en el intercambiador de Río Arillo (todavía por rematar), que permitirá la correspondencia de los trenes de la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz con el tranvía de la Bahía (algunos tranvías continuarán hasta la capital y otros tendrán este apeadero como fin del trayecto, donde se podrá hacer transbordo con Cercanías).

Se trata de la vía que quedó por colocar debido a las tareas de reposición de la tubería de abastecimiento del Consorcio de Aguas de la Zona Gaditana que estaba ubicada justo debajo de la plataforma. Una vez finalizados los trabajos de reposición de la tubería al otro lado de la autovía CA-33, se ha procedido a la construcción de la plataforma tranviaria y, seguidamente, el extendido de la capa de balasto.

Con la colocación de estos 500 metros de vía sobre balasto alineada junto a la autovía CA-33, quedan conformadas las dos vías que permitirán el transbordo intermodal de pasajeros. Los próximos trabajos (soldadura, bateo y nivelaciones) tienen como objetivo dejar la superestructura de estas vías en condiciones óptimas de circulación.

Tras el montaje de la vía se realizarán las tareas para la conexión física de ambas infraestructuras, la red ferroviaria Sevilla-Cádiz y la tranviaria, así como el montaje de postes y línea de catenaria que se llevará a cabo en el mes de octubre. Entre tanto, se sigue “avanzando” con Adif y la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria en la homologación del material rodante.

Por otra parte, las obras de infraestructuras en este demorado apeadero se encuentran ya en su fase final, una vez ejecutadas las dos plataformas tranviarias, los andenes y la pasarela metálica dotada de ascensores, y finalizados los trabajos de cunetas y de reposición de la barrera rígida de hormigón en la autovía CA-33.

La inversión asociada a la parada de Río Arillo es de 2,84 millones de euros, actuación que constituye, en la práctica, los últimos trabajos de obra civil pertenecientes al tranvía metropolitano, con la excepción de la subestación de acometida del Polígono del Tiro Janer, que se levanta desde hace unos días.

MUCHAS OFERTAS PARA EL MANTENIMIENTO Y LA LIMPIEZA DEL TRANVÍA

En paralelo, la consejería de Fomento, a través de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, ha recibido hasta 27 ofertas de empresas interesadas en los contratos de mantenimiento y limpieza del tranvía de la Bahía, que salieron a licitación pública el pasado 31 de julio con un presupuesto base conjunto de 13,3 millones de euros.

Son siete concursos públicos que suponen un paso importante de cara a la explotación comercial de este medio de transporte. De los siete contratos, cinco de ellos son para el mantenimiento de la infraestructura y superestructura de vías, el sistema de energía y electrificación de las instalaciones del suministro eléctrico de la línea, los sistemas de seguridad, la señalización ferroviaria, así como el sistema de billetaje durante la explotación del tranvía. Los dos restantes son para la limpieza no técnica, tanto de la infraestructura como de los trenes.

Las tareas de mantenimiento integral de la infraestructura y superestructura de vía suponen la mayor inversión con un coste aproximado de 4 millones en tres años. Se trata de una actuación sin la cual sería imposible el funcionamiento del tranvía en condiciones de seguridad, ya que incluye el mantenimiento y la limpieza técnica de talleres y cocheras, la plataforma de la vía y las 16 paradas existentes a lo largo del trazado.

El mantenimiento de la plataforma del tranvía incluye la infraestructura (cunetas, conductos e imbornales, terraplenes, estructuras y pavimentos), así como el mantenimiento de la vía en balasto y en placa (auscultación, bateos, nivelación, alineación, limpieza de pavimentos, etc) y los andenes.

El resto de los contratos de mantenimiento, que también se firmarán por tres años de vigencia, se refieren a los servicios de mantenimiento de los sistemas de electrificación ferroviaria y suministro eléctrico del tranvía, incluyendo éste el mantenimiento integral de la totalidad de las instalaciones de suministro eléctrico a la tracción, sistemas y servicios auxiliares de la línea.

Por su parte, el mantenimiento de los sistemas de seguridad, comunicaciones y apoyo a la explotación incluye las redes de comunicaciones fijas y móviles, video-vigilancia, control de accesos y anti-intrusión, prioridad semafórica, telemandos y el puesto de control central.

Además, la Agencia de Obra Pública privatizará igualmente la gestión de los servicios de mantenimiento de la señalización ferroviaria y fija ligada al tranvía, y el mantenimiento integral de la totalidad de las instalaciones de venta, recarga y validación de los títulos de viaje en la futura explotación del tranvía.

Por su parte, los contratos de limpieza no técnica, tanto de la infraestructura como de los trenes, suman un importe agregado de 7,9 millones y se firmarán por un periodo de dos años de duración. Dicha limpieza se llevará a cabo de manera convencional y diaria, así como general en frecuencias variables que pueden ser semanales o anuales, dependiendo de la envergadura de las operaciones a realizar. Este contrato incluye también la limpieza extraordinaria no programada, que se llevará a cabo como consecuencia de hechos accidentales o fortuitos que así lo requieran.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.