DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El Consistorio isleño decreta a la empresa promotora que termine la demolición del mercado de la Paz, para permitir el desarrollo previsto

El Ayuntamiento de San Fernando ha dado un paso más en la situación en la que se encontraba la demolición del edificio del antiguo mercado de la Paz, que comenzaba el pasado verano, y que permitirá desarrollar el proyecto de reparcelación de este enclave en el barrio de la Pastora. Desarrollo Urbano ha emitido un decreto por el que ordena a la promotora a completar el derribo, que se quedó a medias por desavenencias con un vecino.

El Ayuntamiento de San Fernando ha dado un paso más en la situación en la que se encontraba la demolición del edificio del antiguo mercado de la Paz, que permitirá desarrollar el proyecto de reparcelación de este enclave comprendido en el barrio de la Pastora, y que contempla la apertura de una nueva calle que enlazará Bonifaz con Manuel Roldán y Hernán Cortés, así como su desarrollo urbanístico con la recuperación del conocido históricamente como Patio Olea y la construcción de más de una treintena de viviendas.

El área de Desarrollo Urbano ha emitido un decreto por el que se ordena a la promotora de la actuación el derribo de los restos de dos crujías estructurales que pertenecían al mercado de la Paz y que son los únicos vestigios que existen aun en pie de este edificio, cuya demolición se inició el pasado mes de junio. En concreto, se dictamina que la empresa que va a desarrollar el Área de Intervención Preferente (AIP) Prolongación de Santo Domingo debe ejecutar la obra el próximo 20 de febrero.

La situación por la que el derribo del antiguo mercado se ha demorado en el tiempo, explican desde el Ayuntamiento en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, viene a raíz del conflicto que han mantenido la empresa promotora y el particular de una vivienda anexa en la calle Bonifaz 44, que impidieron la demolición de las dos crujías.

Este hecho provocó la redacción de un informe técnico municipal emitido el pasado 11 de enero, en el que se expone el intento de acuerdo de la promotora y el director de las obras con el propietario de dicha vivienda para terminar la demolición, realizar un nuevo cerramiento del patio de tres metros de altura, así como asumir, por parte de la empresa que acomete los trabajos, las reparaciones de los hipotéticos daños que pudieran causarse en el patio colindante con la extinta construcción del mercado, que es un elemento comunitario del edificio de Bonifaz 44 y anexo a la vivienda del vecino con el que promotora y dirección de obra no alcanzaron acuerdo alguno. Esa situación provocó que no se pudiera eliminar el muro para culminar las actuaciones contempladas y se puedan retirar los escombros, lo que permitirá dejar expedito el solar que dará lugar al desarrollo urbanístico previsto. Las acciones que se están desarrollando se iniciaron el verano pasado cuando se eliminó la peligrosidad al demolerse el edificio del mercado.

“NO PODEMOS CONTINUAR POR MÁS TIEMPO CON ESTA PARALIZACIÓN”

Se llevaron por lo tanto a cabo diversos contactos para solicitar completar las acciones y el Ayuntamiento ha dado el paso, mediante una orden de ejecución, para esa finalización de obras de demolición y limpieza del solar, “poniendo todos los medios a nuestro alcance para lograr cumplir las necesidades de los vecinos”. La concejala responsable, Claudia Márquez, remarca que “la demolición de lo que resta del antiguo inmueble es obligada por ser necesario para la ejecución de un vial esperado por la comunidad vecinal de esta zona desde hace décadas y que este Gobierno municipal ha desbloqueado, dando luz verde a un proyecto que retomamos tras años de abandono y siguiendo el objetivo marcado en el Plan Especial de Protección Interior del Casco Histórico (Peprich)”.

“No podemos continuar por más tiempo con esta paralización –insiste esta edil del PSOE-. El decreto de demolición atiende al interés común de los vecinos que ven pasar el tiempo sin que se pueda acometer un proyecto que significará desarrollar urbanísticamente más de 3.300 metros cuadrados, con una nueva calle que favorecerá la comunicación de un barrio emblemático para la ciudad y de su conjunto histórico con la zona norte, y en donde la iniciativa privada construirá 33 viviendas, recuperándose lugares de interés histórico como el Patio Olea, que se remonta al siglo XVII, ligado a la historia de este barrio y a sus tradiciones, y que se le dotará de un uso público”.

Márquez indica finalmente que el Ayuntamiento dinamiza con este decreto una intervención esperada “que precede a un proyecto global que permitirá actuar sobre el barrio de la Pastora, un enclave vivo, dinámico y ejemplo de nuestra arquitectura tradicional, necesita una actuación integral”.

COMIENZA LA REURBANIZACIÓN DE LA PLAZOLETA DE LAS VACAS

No muy lejos de este punto, esta misma semana ha comenzado las obras de remodelación de todo el perímetro de la plaza Sánchez de la Campa, más conocida como plazoleta de las Vacas; una actuación que busca mejorar la accesibilidad de este espacio y poner en valor este entorno singular localizado en el barrio de La Pastora y junto al castillo de San Romualdo.

Tras más de dos décadas sin que haya experimentado alguna remodelación, presentaba un aspecto deteriorado, con numerosos daños en la pavimentación a consecuencia del tráfico y estacionamientos de vehículos a su alrededor, afectando a la zona peatonal; así que el Gobierno local ha impulsado una actuación para renovar este espacio público. La empresa Rehabilitaciones y Construcciones Nual XXV se adjudicó las labores nada más iniciarse el mes de enero por algo menos de 35.000 euros un plazo de ejecución de tres meses.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.