publicidad

Calles y terrazas “abarrotadas”: la VIII Noche Blanca cumple su objetivo

San Fernando vivió desde la tarde-noche del pasado viernes y hasta entrada la madrugada del sábado una nueva Noche Blanca, organizada por la concejalía de Cultura en colaboración con Acosafe. El primer balance municipal es más que positivo: “el mejor indicador del éxito ha vuelto a ser el abarrotado aspecto que lucieron calles y terrazas durante una velada que es sinónimo de cultura, arte, hostelería y comercio”. El broche de oro fue el concierto de Alex O´Dogherty y La Bizarrería.

San Fernando vivió desde la tarde-noche del pasado viernes y hasta entrada la madrugada del sábado su octava Noche Blanca, organizada por la concejalía de Cultura en colaboración con la Asociación de Comerciantes de San Fernando (Acosafe). El primer balance municipal es más que positivo: “el mejor indicador del éxito ha vuelto a ser el abarrotado aspecto que lucieron calles y terrazas durante una velada que es sinónimo de cultura, arte, hostelería y comercio”.

En este sentido, el concejal responsable, Juanjo Carrera, ha destacado en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz “el atractivo y la gran acogida popular” del programa de esta edición, que reunió más de veintena de actividades gratuitas en las que convivieron la música en directo, la danza, la animación infantil, las artes escénicas, la moda, el cine y las jornadas de puertas abiertas organizadas en los diversos espacios municipales de la ciudad.

Entre las actividades “más exitosas” se resaltan el concierto del actor, cómico y músico isleño Álex O´Dogherty y su grupo La Bizarrería en la plaza de la Iglesia; el concierto de la Banda de Música Agripino Lozano de homenaje a Camarón en el Real Teatro de Las Cortes; o la apertura en horario extraordinario del Museo Naval, en Capitanía.

Esta nueva edición de la Noche Blanca también ofertó la apertura de la casa natal de Camarón en la calle Carmen; en la Alameda Moreno de Guerra se sucedieron el concierto del grupo Siempre Joven, versionando éxitos de los 60 del siglo pasado, y el espectáculo ‘Las coplas del querer’, con David Roldán y Adrián Caballero; la plaza del Rey fue escenario de propuestas orientadas a los más jóvenes interpretadas por Los Hermanos Infoncundibles; el castillo de San Romualdo abrió sus espacios expositivos en horario extraordinario y se pudo disfrutar de la obra ‘La protagonista’, a cargo de Estratería Teatro y de la compañía de Danza Chantal Goudal; y el auditorio del centro de Congresos se abrió como espacio de proyección de los largometrajes de dos realizadores isleños: ‘Almendras Verdes’, de Lolo Pavón, y ‘Rapsodia Escénica’ de Gerardo Gabaldón.

Del mismo modo, comercios del centro isleño prolongaron su horario de apertura y en diversos pequeños escenarios actuaron Monkey Python, en la calle González Hontoria; Jazz Charanga Cádiz, en la calle Juan de Mariana; Rocanrolos, en la calle Mazarredo; y Alfred Romero y David Manito, estos últimos en distintos puntos de la calle San Rafael. Además, Wind Sindicate, en la esquina de las calles San Diego y Las Cortes y organizado por el Güichi del Loro Rojo; y Rockayla, en la plaza del Molino de Mareas del Zaporito y organizado por La Ceterilla. Del mismo modo, se organizaron actividades en plena calle de moda, peluquería o Pilates.

“El mejor indicador del éxito de la Noche Blanca ha vuelto a ser el abarrotado aspecto que lucieron durante toda la noche las calles y terrazas, llenas de isleños y visitantes dispuestos a disfrutar de la que ya es la noche más esperada del verano de nuestra ciudad. Una vez más, la Noche Blanca ha sido sinónimo de cultura y arte a pie de calle, de comercio y de hostelería. En definitiva, una noche mágica en la que La Isla ha brillado a la luz de la luna estival”, sentencia este edil del extinto PA.

Otras noticias...