DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Aprobadas dos modificaciones presupuestarias de 2,7 millones que permitirán ejecutar en Rota una quincena de actuaciones

El pleno de octubre del Ayuntamiento de Rota abordó varios asuntos “de vital importancia”. Por un lado, se aprobó la liquidación del presupuesto de 2020, un ejercicio complicado en el que a pesar de la bajada de ingresos y el aumento de gastos derivados de la pandemia y de otras cuestiones sobrevenidas, se ha continuado con la disminución de la deuda. Y por otro lado, han salido adelante modificaciones presupuestarias por valor de 2,7 millones, que permitirán acometer una quincena de actuaciones “de muy diversa índole y naturaleza”.

El pleno ordinario de octubre del Ayuntamiento de Rota, celebrado a finales de mes, abordó varios asuntos “de vital importancia para el futuro de la ciudad”, según el portavoz del Gobierno local y concejal de Hacienda, Daniel Manrique.

Por un lado, se aprobó la liquidación del presupuesto de 2020, un ejercicio complicado en el que a pesar de la bajada de ingresos y el aumento de gastos derivados de la pandemia del Covid-19 y de otras cuestiones sobrevenidas, se ha continuado con la disminución de la deuda. Y por otro lado, han salido adelante diferentes modificaciones presupuestarias por valor de 2,7 millones de euros, que permitirán acometer 15 proyectos de mejora para distintos puntos de la Villa.

De hecho, a decir de Manrique, la liquidación de 2020 sería positiva en 150.000 euros sino fuera por los ajustes preventivos. El año se cerró con unos 38,8 millones de euros de ingresos, lo que supone casi 2,7 millones menos con respecto a 2019 (la caída se debe principalmente al paquete extraordinario de bonificaciones fiscales, el cierre obligado de instalaciones deportiva, y la imposición de menos multas de tráfico).

Pese a ello, el capítulo de gastos no ha disminuido (38,6 millones, unos 2,7 más que el año anterior): a pesar de haber bajado en unos 300.000 euros en aspectos relacionados con la organización de eventos festivos, ha registrado importantes aumentos por cuestiones derivadas del coronavirus y otras sobrevenidas (como las expropiaciones de la finca del Cortijo y el inmueble de la calle Veracruz, que se iniciaron hace décadas y por las que el Ayuntamiento ha tenido que abonar ahora por sentencia judicial casi 1,9 millones; o la obra de saneamiento que con carácter de urgencia se tuvo que realizar ante la ruptura de la red en Castelar e Isaac Peral y que supuso 588.000 euros).

Y con todo, según recoge DIARIO Bahía de Cádiz de fuentes municipales, el Consistorio ha podido seguir la línea de ahorro de la deuda viva que tiene tanto con las entidades financieras como con otras administraciones públicas. Tanto es así que a 31 de diciembre de 2020, la deuda viva se situaba en alrededor de 21,4 millones de euros, lo que supone una reducción de 20,8 millones con respecto a la deuda que existía en 2015 y que ascendía a 42,3 millones. Y de la misma forma se ha recortado “muy considerablemente” la deuda con otras administraciones públicas que en el año 2015 era de unos 7,2 millones, y en diciembre del pasado año quedaba en 1,7 millones.

MODIFICACIONES PRESUPUESTARIAS

Con esta previsión y un horizonte económico “mucho más despejado”, el Gobierno local elevaba al último pleno dos modificaciones presupuestarias que “darán un impulso importante a inversiones muy necesarias que se completarán con las inversiones ya contempladas en el presupuesto vigente de este 2021”.

Estas dos modificaciones presupuestarias suman un total de 2,7 millones de euros que darán cobertura a 15 proyectos “de muy diversa índole y naturaleza”.

Entre los proyectos de mayor montante se encuentra una inversión de 629.000 euros para la renovación integral de todo el alumbrado público del paseo marítimo del Rompidillo, que completará la restitución de toda la balaustrada para la que ya se cuenta con financiación a través del plan Invierte de la Diputación y permitirán que este paseo renueve y modernice su imagen por completo.

Otro proyecto incluido será el de las obras de abastecimiento y saneamiento de la avenida María Auxiliadora. En este caso, se realizará una inversión de hasta 650.000 euros que se sumará a las obras de transformación integral que se van a ejecutar en la citada avenida, así como Aviador Durán y el último tramo de San Fernando dirección a la playa de la Costilla, a través de la subvención de Ciudad amable gestionada por la Junta de Andalucía y a la EDUSI (en ambos casos, fondos europeos).

También se contempla, gracias a esta modificación presupuestaria, una inversión de 196.000 euros para el contrato de ayuda a domicilio que se encuentra en estado de prórroga mientras sale a licitación el nuevo pliego; una aportación adicional de 157.000 euros para la avenida de la Diputación y de los Toreros; la colocación por valor de 175.000 euros del césped artificial en la pista de futbol 7 en el complejo deportivo Belén López, recogida en los presupuestos participativos de 2020; unos 117.000 euros para ampliar la aportación municipal de las cinco actuaciones que se están llevando a cabo cofinanciadas por el IDEA, para la sustitución de las cubiertas de del polideportivo Chispa, del edificio del complejo Belén Lopez, el polideportivo Manolo Villalba, y las actuaciones que se están realizando en la piscina tanto en instalación solar térmica como fotovoltaica; casi 325.000 euros para la ampliación del crédito de la obra del aliviadero de la calle Ecija como consecuencia de actuaciones adicionales sobrevenidas; una aportación municipal de 137.000 euros para la obra cofinanciada por la Junta que permitirá la construcción del futuro centro de interpretación dedicado a los Corrales de Pesca de Rota en la avenida de la Diputación; y una importante obra de remodelación por importe de 214.000 euros del entorno de la Avda. América, calle Cibeles, Rubén Darío, y calle Saturno.

Otros proyectos ya menores a los que se destinarían estas modificaciones presupuestarias son la adecuación revisión de las instalaciones de media y baja tensión en Campillo Bajo y Arenas de Campil (30.000 euros); la adquisición de cámaras frigoríficas para los túmulos del cementerio en los que se están dando constantes averías (20.000 euros); el suministro de mobiliario para homogeneizar el equipamiento del mercado de abastos (10.000 euros); la instalación de césped artificial en el jardín frente al centro deportivo Pepín y ganar espacio ajardinado para la ampliación de la instalación deportiva (18.000 euros); la segunda fase del vallado perimetral de las pisas de atletismo en el campo de fútbol Navarro Flores (26.000 euros); y el suministro de señalizaciones de tráfico para reposición urgente de señales que están en mal estado (10.500 euros).

Los comentarios están cerrados.