publicidad

El acuerdo entre trabajadores y FCC pone fin a la huelga de basuras en Rota tras cuatro días y el “secuestro” aprobado desde el Ayuntamiento

Rota puede respirar aliviada. La huelga de basuras en marcha en plena temporada turística, desde la madrugada del lunes 7, ha sido desconvocada en la tarde de este jueves día 11 –cuatro jornadas que han dejado más de 135 toneladas de residuos en la calle- después de que la plantilla haya alcanzado un acuerdo con FCC sobre el convenio colectivo. Horas antes, el Ayuntamiento había aprobado en pleno, con la abstención de la oposición, el secuestro de este servicio privatizado, medida que finalmente no se ejecutará.

Rota, sus vecinos y miles de turistas en pleno agosto, pueden respirar aliviados. La huelga de basuras en marcha desde la madrugada del pasado domingo al lunes, ha sido desconvocada en la tarde de este jueves día 11 –cuatro jornadas que han dejado más de 135 toneladas de residuos en la calle- después de que la plantilla haya alcanzado un acuerdo con la empresa concesionaria FCC sobre el convenio colectivo. Horas antes, por la mañana, el Ayuntamiento había aprobado en pleno extraordinario, con la abstención de la oposición, el secuestro de este servicio privatizado, medida que finalmente no se ejecutará.

Las partes han llegado a un acuerdo para firmar el nuevo convenio colectivo que regirá durante los próximos cuatro años las condiciones laborales y salariales. Desde inicios de este año esta plantilla de unos 60 operarios estaba intentando negociar sin éxito con la empresa –que renovó la concesión hace apenas un año- el nuevo convenio, tras caducar a finales de 2016 del anterior. Tanto es así que estos ya trasladaron al Ayuntamiento su situación, y fue el propio delegado de Personal, Daniel Manrique, el que tras verse con la concesionaria constataba que FCC “no muestra ningún interés en llegar a un acuerdo”.

Tras el estancamiento, FCC pasó a plantear un año de congelación salarial y una revisión anual de las nóminas en los próximos tres años siguiendo una fórmula que podría llevar a los trabajadores a ganar menos que actualmente. Por su lado, la plantilla exigía que se les mantuviera el poder adquisitivo con una revisión anual del 1% y que permaneciera vigente el actual convenio en los próximos tres años.

Finalmente, entre otros puntos, el acuerdo al que se ha llegado en términos salariales contempla las mismas condiciones para lo que queda de 2017. Y se ha conseguido el compromiso de que se registre un aumento a lo largo de 2018, 2019 y 2020, de acuerdo a una revisión anual de ese 1%, lo que asegura que no haya ni bajada de sueldos ni congelación. Además, se ha establecido volver a las 35 horas semanales de trabajo de forma progresiva, en vez de las 37,7 que hay estipuladas actualmente. Para el comité de empresa este es el mejor acuerdo al que han podido llegar.

APROBADO UN SECUESTRO DE LA CONCESIÓN, PARA NADA

En el contexto de este conflicto laboral, el alcalde, Javier Ruiz Arana, avanzaba desde el primer día de huelga que por parte del Consistorio se tomarían “contundentes medidas” con la intención de que “no afecte al interés general de un municipio turístico como Rota”. De este modo, se convocaba para la mañana del jueves un pleno extraordinario y urgente para abordar el secuestro de este servicio de recogida de basura y limpieza viaria, “ante el incumplimiento grave de la empresa concesionaria, que no presta el citado servicio” debido a la huelga de su plantilla.

Finalmente, la medida salía adelante con los votos del bipartito PSOE-IU, y la abstención de toda la oposición (RRUU, PP y Si se puede –la agrupación de electores ha vuelto a reivindicar que el servicio sea remunicipalizado-). A través de esta actuación, el Ayuntamiento pretendía hacerse cargo provisionalmente de la gestión del servicio, “siempre a cuenta de la empresa porque el contrato no se extingue”. Además se nombraron dos interventores que suplantarían las facultades de dirección de la empresa e intervendrían los medios materiales y personales para prestar el servicio en las condiciones pactadas.

Una vez aprobado en pleno este punto, Ayuntamiento tenía previsto trasladar a la empresa la medida, contemplada en la legislación vigente, que “entraría en vigor si en las próximas horas no se reanuda el servicio por parte de la empresa”. Pero, como se sabe, finalmente este anuncio de “secuestro” –que no se ejecutará- parece haber servido de medida de presión para la empresa a la hora de llegar al acuerdo con sus trabajadores.

Para el equipo de Gobierno, según recoge DIARIO Bahía de Cádiz de fuentes municipales, el “incumplimiento” del contrato por parte de FCC –por no prestar sus servicios durante estos paros- “reviste una especial gravedad porque supone un importante trastorno para los intereses generales del municipio, que se traducen en problemas económicos teniendo en cuenta que agosto es el mes fundamental del turismo y afecta negativamente a la economía; problemas de salubridad e incluso medioambientales”.

El servicio de limpieza y basuras en la Villa seguirá privatizado durante al menos 14 años más, y en manos de la misma empresa que en los últimos tiempos: FCC volvía a ganar hace un año este siempre goloso servicio, que le costará a los roteños más de 34,5 millones de euros más IVA.

Otras noticias...