DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

O ruido y quejas o frío: el “vergonzoso” caso de la nueva máquina de climatización ‘made in China’ de la Comisaría puertorrealeña

El SUP denunciaba el pasado mes de enero las carencias de climatización que sufría tres cuartas partes de las instalaciones de la Comisaría de la Policía Nacional en Puerto Real. Tras casi dos años pasando frío y calor, en agosto se colocó una máquina nueva “fabricada en China” que hace tal ruido que ante las quejas vecinales la Jefatura obliga a apagarla por las tardes. Y cuando Interior tenga dinero propone como solución su insonorización con unos paneles. “Esto es una verdadera vergüenza”, sentencia el sindicato.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) denunciaba públicamente el pasado mes de enero las carencias de climatización que sufría el 75% de las instalaciones de la Comisaría de la Policía Nacional en Puerto Real.

Finalmente, tras llevar casi dos años sin climatización en tres cuartas partes de las dependencias policiales, concretamente desde abril de 2016, fecha en que se averió la caldera central, por fin a finales del mes de agosto de este año se instalaba una máquina de climatización nueva, “fabricada en China”.

Pero la alegría duró poco: el mismo sindicato reconoce que este aparato además de baja calidad, cuando alcanza aproximadamente los 27 grados de temperatura “salta un mecanismo que hace un estruendoso ruido que molesta a los vecinos de las viviendas aledañas, perturbando su descanso”.

Tan así es que en las dependencias de Policía Local de la Villa se han tramitado cinco denuncias dando las quejas por estos hechos. Y como consecuencia de estas quejas vecinales, la Jefatura ha dado orden de que a las tres de la tarde la máquina se tiene que apagar.

Estas deficiencias se han puesto ya en conocimiento de la Dirección General de la Policía, dependiente del Ministerio del Interior, desde donde se responde que dicha máquina se va a insonorizar con unos paneles.

“La solución puede ser válida pero lo que no es aceptable es que hasta enero de 2018 no pueden comprar dicho material y proceder a solucionar esta situación, porque ya se han gastado todo el presupuesto de 2017, es decir, que de nuevo los funcionarios y ciudadanos tendrán que sufrir las bajas temperaturas del próximo invierno”, lamentan desde el SUP en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

“Esta situación se nos antoja como intolerable –agrega este sindicato-, tanto a la Dirección General de la Policía como a Interior, les importa un bledo que los funcionarios policiales y la ciudadanía se mueran de frío en invierno y soporten temperaturas extremas en verano. Esto es una verdadera vergüenza”.

Así, ante “semejante desprecio, y la falta de respeto” mostrado por la administración, el Sindicato Unificado de Policía avanza que estudiará poner una denuncia “por las irregularidades que esta situación supone para realizar el trabajo en condiciones de seguridad e higiene”.

Otras noticias...