DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Primeros pasos para la compra de maquinaria para el Centro de Fabricación Avanzada, que ‘abrirá’ provisionalmente en Matagorda

El consejero de Empleo de la Junta ha informado al Consejo de Gobierno del inicio de la tramitación de la compra, por 10,3 millones de euros, de una primera partida de maquinaria y equipos con destino al futuro Centro de Innovación en Tecnologías de Fabricación Avanzada Aeronáutica y Naval de Cádiz. Se destinará a la sede provisional que se quiere tener lista antes de final de año en una nave cedida en el astillero de Puerto Real; mientras se levanta el CFA definitivo en TecnoBahía, que en su momento usará este mismo material.

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía, Javier Carnero, ha informado este martes al Consejo de Gobierno del inicio de la tramitación de la compra, por importe de 10,3 millones de euros, de una primera partida de maquinaria y equipos con destino al futuro Centro de Innovación en Tecnologías de Fabricación Avanzada Aeronáutica y Naval de Cádiz (CFA).

Este complejo, promovido por la Junta recurriendo a fondos europeos de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) de Cádiz, se ubicará provisionalmente en las instalaciones Navantia en Puerto Real. Precisamente el pasado julio la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) y la empresa pública naval firmaron la cesión de una nave en Matagorda para iniciar el proyecto –que se espera que sea realidad “en diciembre”-, mientras se construyen las instalaciones definitivas “en el plazo de tres años” también en Puerto Real, en el Parque TecnoBahía, en el enclave del Trocadero, estando pendiente el inicio todavía de sus obras de parcelación y urbanización.

El acuerdo marco de compra que ahora se da a conocer, gestionado por la Agencia IDEA con una duración de cuatro años, fija tanto las condiciones de selección de las empresas adjudicatarias como las de contratación de los suministros e instalación y mantenimiento. Consta de veinte lotes configurados por la similitud técnica de los equipos, con el fin de garantizar la máxima concurrencia de ofertas. En esta primera fase, parte del material será adquirido para su uso en la sede provisional y posteriormente se trasladará a la definitiva.

Con un presupuesto inicial de 21,5 millones de euros, el CFA quiere ser un complejo pionero en el país dedicado a facilitar a las empresas el desarrollo de proyectos de demostración, la transferencia de resultados de I+D y la adaptación a la producción mediante el uso de nuevas tecnologías. Actualmente, los dos sectores vinculados al futuro centro dan empleo en la región a unos 22.400 trabajadores (14.400 el aeronáutico y 8.000 el naval). Aunque es verdad que en el Estado español ya existe un proyecto parecido, y en marcha, en Euskadi, en el Parque Científico Tecnológico de Bizkaia, en Zamudio, aunque enfocado a la aeronáutica.

Este centro, impulsado por la Junta en colaboración con Navantia y Airbus como empresas tractoras, y la Universidad de Cádiz y los clúster Aeroespacial de Andalucía (Hélice) y Marítimo Naval de Cádiz, será un espacio para el desarrollo de innovación y tecnología de rápida transferencia al tejido industrial, en el que compartir proyectos, conocimientos, recursos y trabajo conjunto entre las diferentes empresas y agentes tecnológicos participantes, “en un entorno de Industria 4.0”.

Según apuntaba administración regional semanas atrás, ya existirían hasta 11 empresas interesadas en adherirse al protocolo marco: Alestis Aeroespace; Altran; Titania, Ensayos y Proyectos Industriales; Mecanizados y Montajes Aeronáuticos; Mecaprec; CT Ingenieros AAI de Andalucía; Aercad Ingeniería Aeronáutica Composites; Culmar SA; AMS-Advanced Metrology Solutions (+ITE+Omicron); Gaditana de chorro y limpieza; Dragados OffShore; así como el Ayuntamiento de Puerto Real.

La sede definitiva del CFA se construirá en un plazo de tres años en terrenos de IDEA en TecnoBahía, y contará con unos 4.000 metros cuadrados de superficie útil. Mientras tanto, la colaboración con Navantia permite el uso provisional de unas instalaciones de 1.707 metros cuadrados que la empresa pública utiliza como almacén de maquinaria de su astillero.

El objetivo teórico de este proyecto es mejorar la competitividad de los sectores naval y aeronáutico andaluces en un ecosistema de innovación abierta. La cesión de esta nave de Navantia permite adelantar el inicio del desarrollo de los proyectos de I+D+i a realizar en el CFA por las empresas participantes de ambos sectores.

Otras noticias...