publicidad

La presión social obliga a la UCA a cancelar la celebración de una “conferencia homófoba” en sus instalaciones


La movilización ciudadana en horas ha hecho recapacitar a la Universidad de Cádiz, que ha pasado a cancelar una conferencia anunciada en la Escuela Superior de Ingeniería, en Puerto Real, a cargo de Jokin de Irala, un catedrático conocido por sus continuas declaraciones homófobas. Una cita organizada por los colegios religiosos portuenses Grazalema y Guadalete. La asociación Lambda de San Fernando ha logrado más de 30.000 firmas contra el acto en menos de un día. Podemos e IU aplauden que la Universidad haya dado un paso atrás.

La movilización ciudadana en las últimas horas ha hecho recapacitar a la Universidad de Cádiz, que ha pasado a cancelar una “conferencia homófoba” anunciada para este viernes día 10 en la Escuela Superior de Ingeniería (ESI), en el campus de Puerto Real, a cargo de Jokin de Irala, un catedrático de medicina preventiva y salud pública conocido por sus continuas declaraciones homófobas y su teoría que compara la homosexualidad con una enfermedad. Una cita organizada por los colegios católicos privados de El Puerto Grazalema y Guadalete (del grupo Attendis), no por la propia UCA.

Al respecto, la asociación Lambda de San Fernando abría una petición en Change.org (AQUÍ) exigiendo que esta charla no se celebrara en sede de la UCA, y en menos de un día ha sumado más de 30.000 adhesiones: “es intolerable que una institución pública permita que se ejecuten eventos en contra de las libertades del colectivo LGTB”.

Joakin de Irala ha llegado a afirmar que la homosexualidad es un “desarrollo inadecuado de la identidad sexual” y que “la actividad sexual de tipo homosexual conlleva problemas de salud”. Defiende, así mismo, que las parejas del mismo sexo son más inestables y más promiscuas que las heterosexuales, como argumentos en contra del matrimonio y el derecho de adopción del colectivo.

Del mismo modo, la Delegación de Alumnos de la Universidad de Cádiz (DAUC) aclara que “ni ha apoyado ni participado en la organización de dicho acto”, y manifiesta que “está absolutamente en contra de la filosofía y el contenido de las opiniones que considera bastante ofensivas”.

Miguel Ángel Pérez Bellido, coordinador de la DAUC, añade en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que “en la Universidad de Cádiz no tienen cabida expresiones homofóbicas”, por lo que valoran positivamente que la UCA haya cancelado el permiso a los organizadores externos a la misma, para dicha conferencia. Así mismo, ha recibido multitud de llamadas y mensajes manifestando la indignación de los estudiantes con respecto a esta conferencia, calificándola de inadmisible y exponiendo que este tipo de ponencias no tienen cabida en una Universidad pública como la de Cádiz.

Desde la Delegación de Alumnos van a instar a la Universidad a que apruebe un protocolo de actuación sobre la cesión de espacios, en el que se tenga en cuenta el uso para el que se solicita el mismo, “evitando en la medida de lo posible que no se den situaciones como la que se nos presentaba hoy”.

PODEMOS, IU Y PSOE SE ALEGRAN DE LA CANCELACIÓN DE LA CHARLA

“Este tipo de comportamiento intolerantes y discriminatorios no tienen cabida en un recinto universitario”, sostiene por su lado Elena Coronil, responsable de Feminismo de Podemos en la provincia de Cádiz.

Desde la formación morada consideran “inadmisible” cualquier evento que se sitúe en contra de las libertades del colectivo LGBTIQ+. Así como la cesión de espacios públicos a ponentes que coartan los derechos fundamentales de cualquier persona con sus manifestaciones.

Por su lado, la dirección provincial de IU ha felicitado al Área de Libertad de Expresión Afectivo-Sexual de IU en la provincia y a la asociación Lambda por lograr, con una campaña en internet, que la Universidad rectifique y anule la conferencia a cargo de Jokin de Irala.

En este sentido, la coalición izquierdista entiende que una institución como la UCA debe “prestar más atención al currículum de los conferenciantes que solicitan reserva de sus instalaciones”. Apunta que “es de agradecer que se haya dado marcha atrás y se haya anulado dicha conferencia”, aunque se pregunta “si se hubiera anulado igualmente si no hubiera habido la fuerte respuesta social que se ha dado en pocas horas”.

El coordinador provincial de Aleas-Cádiz, Antonio Luis García, considera que “pequeños pasos como estos dan esperanza a un colectivo muy vapuleado como el LGTBI, y de manera especial en la provincia de Cádiz, que en el año 2014 tuvo el triste récord de ser la provincia española con más víctimas de odio por orientación o identidad sexual, tal y como denunciamos en su momento”.

El PSOE de la ciudad de Cádiz también se ha congratulado de que, finalmente, la Universidad no ceda sus instalaciones para la conferencia  de Jokin de Irala: “un supuesto erudito que dice que la homosexualidad se cura, sólo vendría a manchar el nombre de una institución tan importante como nuestra universidad. La cancelación de esta conferencia es una cuestión de justicia”. Al respecto, este partido aprovecha para lamentar que el Ayuntamiento de la capital continúe sin avanzar en su Plan Integral contra la Homofobia, una propuesta que se aprobó casi al inicio del mandato, en octubre de 2015.


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...