DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Los astilleros de Matagorda construirán una segunda subestación, ahora para un parque eólico marino de Iberdrola en aguas inglesas


Iberdrola ha trasladado a la Junta, en primera persona, una buena noticia para la Bahía de Cádiz: otra adjudicación a Navantia Puerto Real, un nuevo contrato en el sector de la eólica offshore, tras el primero ejecutado con éxito recientemente para el proyecto de Wikinger. El mismo presidente de la compañía se ha reunido en Sevilla con la presidenta Susana Díaz para confirmarle esta carga de trabajo (una subestación para el futuro macro-parque eólico marino East Anglia One, en aguas inglesas) que en teoría dará trabajo a 350 profesionales, con picos de hasta 600, durante los próximos dos años. Desde el PP gaditano no dudan en resaltar “la gestión del Gobierno de Rajoy para impulsar la diversificación” de los astilleros.

Iberdrola ha trasladado a la Junta de Andalucía, en primera persona, una buena noticia para la Bahía de Cádiz: la adjudicación al astillero de Navantia Puerto Real de un nuevo contrato en el sector de la eólica offshore, tras el primero ejecutado con éxito recientemente para el proyecto de Wikinger. El mismo presidente de la compañía, Ignacio Galán, se ha reunido en San Telmo con la presidenta y el vicepresidente andaluz, Susana Díaz y Manuel Jiménez Barrios, respectivamente, para confirmarles esta carga de trabajo que en teoría dará trabajo a 350 profesionales, con picos de hasta 600, durante los próximos dos años.

Según los términos de la adjudicación, los astilleros de Matagorda (donde hoy día tienen en cartera la construcción de cuatro petroleros) se encargarán de ejecutar los diversos elementos que componen la subestación, cuyo peso total superará las 7.700 toneladas, del parque eólico marino East Anglia One, que desarrolla la compañía eléctrica en la actualidad en aguas inglesas y que contará con 714 megavatios (MW) de potencia. El contrato está valorado en casi 65 millones de euros.

Galán ha querido destacar ante los máximos representantes del Ejecutivo regional que, “gracias a su competitividad, calidad y buen hacer, Navantia ha conseguido esta nueva adjudicación para uno de nuestros más importantes proyectos energéticos, por el que la presidenta ha mostrado su interés en repetidas ocasiones”.

“Dada la consolidación de esta nueva línea de producción de Navantia, en el futuro se le podrían adjudicar nuevos pedidos para nuestros próximos proyectos de eólica marina en Reino Unido, Francia y Alemania”, ha dejado caer además el presidente de Iberdrola.

Por su lado, la presidenta de la Junta ha destacado la “oportunidad para generar empleo y diversificar la carga de trabajo de Navantia” que supone este nuevo contrato de Iberdrola.

El encargo hecho público ahora supone el cuarto de Iberdrola a Navantia en dos años para suministrar diversas infraestructuras de los relevantes proyectos de eólica marina que la compañía española está acometiendo en aguas europeas. El importe global de estas últimas adjudicaciones (las recientes y las de hace dos años) ronda los 350 millones de euros y suponen faena para 2.600 personas en Puerto Real, Fene y Avilés.

Y es que en el contexto del mismo parque eólico marino East Anglia One, a principios de septiembre, entonces en Galicia, curiosamente en la antesala de las elecciones autonómicas celebradas en dicha región, se escenificaba el acto en el que Iberdrola adjudicaba a Navantia y Windar otro contrato valorado en algo más de 120 millones. Dicho acuerdo establece la construcción del sistema de cimentaciones sobre el que reposarán los futuros aerogeneradores. En concreto, los astilleros públicos se encargarán, en su factoría de Fene (A Coruña), de realizar 34 cimentaciones tipo jacket de última generación y Windar (firma privada especializada en la fabricación de torres para aerogeneradores), en sus instalaciones de Avilés construirá sus respectivos pilotes. Ahora se sabe que la Bahía de Cádiz, por su parte, asume la subestación del proyecto.

UNO DE LOS MAYORES PARQUES EÓLICOS MARINOS DEL MUNDO

Gracias a una inversión de casi 3.000 millones de euros, East Anglia One será uno de los parques eólicos marinos más grandes del mundo cuando entre en funcionamiento, en el año 2020. La instalación, a 85 kilómetros de tierra firme, podrá atender el suministro de energía eléctrica de más de 500.000 hogares ingleses.

Se trata del mayor proyecto renovable desarrollado por una empresa española en la historia, “con una inversión de 2.500 millones de libras”, y “es una muestra clara del firme compromiso de Iberdrola con la lucha contra el cambio climático”.

Este parque, el tercero de estas características que Iberdrola pondrá en marcha en el mundo, dispondrá de las mayores turbinas existentes hasta la fecha, de 7 MW de potencia unitaria. Estas se incorporarán a unos aerogeneradores cuya altura total alcanza los 235 metros.

La magnitud de esta iniciativa no tiene precedentes en la industria renovable española. Como ejemplo, el área que ocupará el parque eólico superará los 300 kilómetros cuadrados, el equivalente a 30.000 campos de fútbol; el cable que llevará toda la energía desde el parque a tierra firme será de 85 kilómetros (distancia entre Madrid y Toledo); la superficie de la subestación será de 1.144 metros cuadrados (el tamaño del madrileño estadio Vicente Calderón); y las palas del aerogenerador tendrán 75 metros de longitud cada una.

EL PRECEDENTE DE LA SUBESTACIÓN ‘ANDALUCÍA’

Aparte del contrato anunciado ahora, los astilleros de Navantia Puerto Real se hicieron hace dos años con otro para construir también la subestación marina del parque Wikinger que Iberdrola está desarrollando en el mar Báltico alemán, que fue entregada el pasado agosto y ya está instalada en su emplazamiento.

Esta obra de ingeniería, la subestación marina más grande desarrollada hasta la fecha en el mundo, se construyó exclusivamente en la Bahía gaditana. Supuso el primer contrato en el mercado de la eólica offshore ejecutado por la empresa naval estatal. Esta infraestructura de distribución eléctrica de unas 8.500 toneladas -más pesada que la Torre Eiffel y la Estatua de la Libertad juntas- será el corazón energético del proyecto Wikinger. Unos 700 empleados, incluyendo también la faena que se encargó al astillero en la Ría de Ferrol, trabajaron en este proyecto

La subestación bautizada ‘Andalucía’, una vez instalada y operativa, será la encargada de recoger toda la electricidad producida por los aerogeneradores en alta mar, suficiente como para atender las necesidades de 350.000 hogares en Alemania y evitar la emisión a la atmósfera de casi 600.000 toneladas de CO2 al año, y prepararla para su transmisión a tierra.

EL PP SE APLAUDE POR EL NUEVO CONTRATO PARA MATAGORDA

El PP de Cádiz ha dado la bienvenida al nuevo contrato entre Navantia e Iberdrola para la construcción de esta segunda subestación eléctrica. Un encargo que “ratifica la capacidad y diversificación de nuestros astilleros” que han demostrado un “gran poder de adaptación” para competir con “gran éxito” en la construcción naval civil, ampliando su cartera de servicios.

A juicio de la derecha provincial (en boca de Antonio Sanz, Teófila Martínez y José Loaiza, al unísono), el trabajo realizado en la subestación ‘Andalucía’ “ha certificado la calidad, capacidad y eficacia de los astilleros de la Bahía de Cádiz y de sus trabajadores”. De ahí que destaquen la “experiencia e innovación” de Navantia para afrontar nuevos encargos en el mercado eólico marino, que hoy se ratifica con la confirmación de una nueva construcción.

Los dirigentes populares felicitan a Navantia y a sus trabajadores por este nuevo encargo; al tiempo que no dudan en resaltar “la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy para impulsar la diversificación de la actividad de los astilleros, permitiendo abrirse a nuevos mercados”.

Sanz, Martínez y Loaiza aprovechan para apelar a la necesidad de que se constituya “cuanto antes” un nuevo Gobierno “de la mano del PP” para “avanzar en proyectos que se trabajan desde hace meses y conseguir otros nuevos”. Y reiteran que es “fundamental” afrontar “cuanto antes” las carencias en formación naval en la provincia, lamentando que “la Junta siga sin tomarse en serio la necesidad de formación, mientras que el PP cumple con la provincia y con sus astilleros garantizando la viabilidad el futuro y el empleo en las factorías gaditanas”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.