DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Acaba el encierro de exDelphi 1.074 días después, pero no la lucha


Un total de 1.074 jornadas, con sus días y sus noches, es el tiempo que ha durado en Cádiz, en el edificio de los sindicatos, el encierro de un grupo de extrabajadores de Delphi, la multinacional que abandonaba Puerto Real en 2007 dejando en la calle a unas 2.000 personas. Se ha decidido terminar con esta larga protesta -“no nos hacen caso”, se reconoce-, pero no con las reivindicaciones: se abre un nuevo ciclo de lucha más enfocado a la calle y a implicarse en la mesa por el empleo de la Bahía de Cádiz. El colectivo, que calcula que todavía hay más de 230 “abandonados”, se siente “traicionado” por la Junta y el PSOE, y por CCOO.

Casi tres años, 1.074 días exactamente, es el tiempo que ha durado en Cádiz, en el edificio de los sindicatos, el encierro mantenido por un grupo de extrabajadores de Delphi, la multinacional norteamericana que abandonaba su factoría de Puerto Real en 2007, dejando en la calle a unas 2.000 personas. Se ha decidido “un cambio de ciclo” y terminar con esta larga protesta, pero no con las reivindicaciones: “como todo en la vida, todo tiene un principio y un final. Pero en el caso de muchos de nosotros es un continuará, puesto que seguiremos peleando por nuestros derechos junto a otros compañeros, colectivos y mareas”.

Este jueves 29 de diciembre se convocaba a la prensa y a otros compañeros del colectivo y otras luchas para escenificar el levantamiento “oficial” de este encierro, “el más largo de la democracia” en pro de una causa; pese a ello, “no nos hacen caso”.

“Este acto significa la apertura de un nuevo ciclo de lucha, más enfocado a la calle y a emplear nuestros esfuerzos, tiempo y recursos en reivindicaciones como la mesa por el empleo de la Bahía de Cádiz en la cual participamos activamente desde el primer día”, se señala en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz. Los extrabajadores han estado arropados por representantes de los sindicatos UGT, CGT, USO, además de otros sindicatos, colectivos sociales, asociaciones y compañeros de diversos conflictos laborales de la comarca.

En esta línea, han apuntado al documento con 123 propuestas para la creación de empleo en la comarca que se ha elevado ya al Congreso y al Parlamento andaluz, y que se ha elaborado durante los últimos meses con la colaboración de expertos, sindicatos y diferentes partidos políticos, desde el PP a Unidos Podemos; con ausencias notables del PSOE y de CCOO.

Del total de afectados por la deslocalización de la planta de Delphi en Puerto Real –el próximo 22 de febrero se cumplirá una década del infausto anuncio, que acabó con el cerrojazo en verano- unos 230 según el censo del propio colectivo –de los cerca de 500 “abandonados”, algunos han ido encontrando trabajo por su cuenta y otros han fallecido-, siguen esperando una solución a un conflicto en el que la Junta de Andalucía se implicó, prometiendo la recolocación de todos –eran tiempos preelectorales- atrayendo nuevas empresas a la Bahía, y firmando un protocolo que el colectivo exige que se cumpla, mientras la administración regional lo da por extinguido.

Estas personas no sólo han sufrido el paro y la pobreza, sino que también han sido víctima del fraude de los cursos de formación de la Junta, han visto cómo todos sus expectativas quedaban truncadas al no ser homologados y entienden que ha sufrido una campaña de desprestigio a través de la cual se lanzó el mensaje de que eran unos privilegiados. Sin trabajo, sin ayudas y manchados por el conflicto laboral, la situación económica de muchos de estos “olvidados” es pésima, lo que les ha sumido en crisis personales, familiares o psicológicas.

En estos casi tres años, han organizado concentraciones, actos reivindicativos durante visitas de políticos, han llevado el conflicto a Bruselas e, incluso, han protagonizado un documental llamado ‘La Bahía en pie’ de una productora gallega. Las pancartas en la fachada del edificio de los sindicatos, convertido en “una verdadera casa del pueblo”, han dado durante todo este tiempo la ‘bienvenida’ a quien llegaba a la ciudad por la avenida principal.

Reconocen que se han sentido “engañados y traicionados”, fundamentalmente por la Junta y el PSOE, y por CCOO, sindicato mayoritario en su momento en el comité de empresa de Delphi, y el único ausente en este acto público de los cuatro que firmaron en 2007 el famoso protocolo con la administración andaluza.


(puedes comentar esta información más abajo)



Otras noticias...