DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

Desmantelada en una casa de la zona rural jerezana una plantación de marihuana custodiada por un hombre con una escopeta

Una intervención conjunta de la Policía Nacional y la Policía Local ha permitido desmantelar una “plantación indoor” de cannabis sativa ubicada en el interior de un inmueble en una zona rural de Jerez. En el registro se han intervenido 202 plantas de marihuana. Se ha detenido a un hombre por delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas: escondía en el sofá una escopeta.

Una intervención conjunta de la Policía Nacional y la Policía Local ha permitido desmantelar una “plantación indoor” de cannabis sativa ubicada en el interior de un inmueble en una zona rural de Jerez. En el registro practicado se han intervenido 202 plantas de marihuana y un hombre de 54 años de edad ha sido detenido como presunto autor de los delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico.

La investigación se inició de casualidad: a raíz de las gestiones realizadas por Policía Local para identificar a los propietarios de unos inmuebles debido a las inundaciones sufridas en la zona derivadas por la rotura de una tubería del suministro de agua potable. Los agentes desplazados percibieron un fuerte olor a marihuana proveniente del interior de una casa.

Se dio cuenta del hallazgo a la Policía Nacional y los agentes del Grupo de Estupefacientes de la Comisaría de Jerez se hicieron cargo de la investigación. Las primeras pesquisas se centraron en constatar los hechos y recabar los indicios y pruebas necesarias para que la autoridad judicial autorizara la entrada y registro del inmueble.

En dicho registro, según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, los agentes localizaron en la vivienda dos habitaciones habilitadas para el cultivo acelerado de plantas de cannabis sativa.

La plantación contaba con 24 focos halógenas para simular la luz solar, una turbina, nueve ventiladores, tres aparatos de aire acondicionado de gran potencia, filtros de aire y humificadores junto con 25 transformadores eléctricos. La toma de electricidad que abastecía la gran demanda energética se había realizado a través de un enganche ilegal, como suele ocurrir en estos casos.

En el interior del inmueble se encontraba un hombre de 54 años, el cual tenía escondida en un sofá del salón una escopeta municionada y preparada para hacer fuego con siete cartuchos del calibre doce. En la cocina, además, se localizaron otros 42 cartuchos del mismo calibre y 71 cartuchos del calibre 9 mm parabellum.

Esta persona fue detenida como presunto autor de los delitos contra la salud pública, tenencia ilícita de armas y defraudación de fluido eléctrico. Una vez finalizado el atestado policial, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia en Jerez.

La investigación ha sido desarrollada por el Grupo de Estupefacientes perteneciente a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría jerezana, junto con los agentes de la Policía Local perteneciente al Grupo Beta de Policía Administrativa.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.