DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Denunciado un profesor de un colegio concertado de Jerez por vejaciones y acoso contra un menor con síndrome de Asperger

Cermi Andalucía ha condenado los hechos denunciados por la madre de un menor con síndrome de Asperger, en Jerez, por vejaciones y acoso de un profesor contra su hijo, acaecidos. Esta situación llegó hasta tal punto que el profesor “ató” al niño, con una discapacidad superior al 40%, durante una clase y “le puso una cinta en la boca” para que no se le oyera. La Justicia ya tramita la denuncia.

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Andalucía (Cermi Andalucía) ha condenado los hechos denunciados por la madre de un menor con síndrome de Asperger, en Jerez, por vejaciones y acoso de un profesor contra su hijo, acaecidos, presuntamente, en el colegio concertado de las Salesianas María Auxiliadora de Montealto.

El Juzgado de Instrucción número 5 de Jerez ya tramita la denuncia presentada por la madre tras tener conocimiento de unos hechos que se venían produciendo desde hacía meses durante las clases de música del curso de Primero de la ESO en el que estudia su hijo, que tiene un grado de discapacidad superior al 40%. Aunque el niño, a causa de su síndrome de Asperger no había llegado a verbalizar las vejaciones que sufría, la madre pudo conocer los hechos por los compañeros de su hijo, quienes los habían puesto en conocimiento de la dirección de este colegio privado-concertado a través de un escrito.

La asociación Asperger Cádiz asegura que las vejaciones llegaron hasta tal punto que el profesor denunciado “ató” al alumno a una silla con una cuerda durante una clase y “le puso una cinta en la boca” para que no se le oyera.

Por su parte, la directora del colegio confirma que recibieron la denuncia de la madre sobre estos hechos, que se había abierto un “expediente informativo” interno para investigar y esclarecer lo sucedido, y que también se habían tomado las “medidas oportunas” y adoptado los protocolos establecidos para este tipo de casos, aunque sin precisar cuáles exactamente y en qué situación se encuentra ahora el profesor demandado, relatan desde Cermi en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

La asociación Asperger en Cádiz, sin embargo, asegura que la única medida que ha tomado hasta el momento la dirección es “haber cambiado al profesor denunciado a otro grupo” para que no siguiera dándole clases a este niño. “Dijeron que el caso había prescrito, puesto que los hechos se produjeron en el primer trimestre del curso pasado, y que no había que hacer nada más; pero lo grave es que el niño se puede seguir encontrando a ese profesor por los pasillos, en el patio. Y eso le crea una ansiedad insoportable”, se afirma.

El abogado que se ha hecho cargo del caso, colaborador habitual de la asociación Asperger Cádiz, subraya que la primera medida de precaución que va a solicitar al juez es “el alejamiento inmediato” del profesor para que no siga impartiendo clases en el centro, a fin de evitar que pueda entrar en contacto con el menor.

El asunto también ha sido puesto en conocimiento de la consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía. De hecho, la Federación Asperger Andalucía ha solicitado una reunión urgente con el consejero, Javier Imbroda, para analizar este caso y exigir que se tomen medidas contundentes.

Cermi Andalucía condena de manera rotunda y denuncia públicamente cualquier forma de violencia ejercida contra la infancia con discapacidad y exige a la Justicia que actúe al respecto para que sucesos como este no vuelvan a producirse, a la vez que pide un compromiso “firme y claro” de todas las administraciones públicas implicadas en la protección de las personas con discapacidad.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.