publicidad

La Diputación exige al Gobierno central una “posición firme” sobre la liberación de la AP-4, y el PP habla de “podemización del PSOE”

Pese a que el actual Gobierno del PP lleva tiempo prometiendo que no prolongará más el peaje en la autopista que une Cádiz y Sevilla, cuando concluya la actual concesión en 2019, el Gobierno de PSOE-PA en la Diputación sigue sin fiarse, y ha vuelto a reclamar “la mayor claridad y la menor ambigüedad” por parte de Rajoy sobre su liberación. Se hace eco de “rumores” que hablan de que el Estado podría pagar la deuda que mantiene con Abertis con una prórroga de algunas concesiones, y confía en que no ocurra con la AP-4. La derecha responde lamentando la “teoría conspiranoica” de los socialistas “podemizados”

El 31 de diciembre de 2019 concluirá la concesión a Abertis (antes Aumar), después de 50 años de funcionamiento, en una autopista, la AP-4, que une Cádiz y Sevilla por la que circulan una media de 21.000 vehículos diarios; una vía “indispensable para el futuro de la provincia gaditana, que tiene dos salidas con autopista de pago, tanto hacia la capital de Andalucía, Sevilla, como hacia Málaga”. Pese a que el actual Gobierno del PP lleva tiempo prometiendo que no prolongará más este peaje, el Gobierno de PSOE-PA en la Diputación sigue sin fiarse, y ha vuelto a reclamar “la mayor claridad y la menor ambigüedad” por parte de Rajoy sobre la liberación de la autopista.

“Todavía no hemos visto una posición clara por parte del Gobierno central, que viene repitiendo los agravios continuos a Andalucía”, ha reiterado el vicepresidente primero de la Diputación, Juan Carlos Ruiz Boix; quien, como ya lo ha hecho el PSOE recientemente –incluso anunciando acciones tras las vacaciones de verano-, apostilla que “en estos últimos días hemos visto como se ha liberado la autopista que une Cangas con Vigo, en Galicia, y sin embargo se mantiene el silencio con respecto a la Cádiz-Sevilla”.

De la misma forma, siguiendo el argumentario socialista de días atrás –en boca del senador Francisco Menacho-, Ruiz Boix agradece el “esfuerzo” de la Junta de Andalucía para afrontar el coste de la liberación del peaje entre Cádiz y Jerez (72 millones de euros en plazos, entre 2005 y 2019) ; “una liberación que asumió la Junta con el compromiso de que el Gobierno de la Nación iba a realizar la actuación que uniese Cádiz con Los Palacios, una nueva autovía que, desgraciadamente, no se ha concluido”.

El vicepresidente primero, en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, también se ha mostrado preocupado por la actuación de Abertis y sus conflictos económicos con el Gobierno de España, que tiene con la concesionaria una deuda reconocida de unos 1.400 millones de euros, “que Abertis va a volver a reclamar a través de una demanda judicial por más de 1.600 millones, por no estar conforme con la cuantía de la deuda”.

“Se rumorea en observadores económicos que pudiera realizar el pago de esa deuda con una prórroga de algunas concesiones. Esperemos que eso no ocurra y que no lo hagan con la autopista Cádiz-Sevilla”, ha advertido, quien ha reiterado la reclamación de una “posición firme del Gobierno de España sobre que el 31 de diciembre de 2019 se concluye la concesión y que no hay ninguna posibilidad de prórroga”, como petición de la Diputación provincial.

SUBDELEGACIÓN Y EL PP ALABAN A RAJOY, Y ATACAN AL PSOE

Ante las manifestaciones desde el Gobierno provincial, el subdelegado del Gobierno en Cádiz, Agustín Muñoz, le ha pedido que “dejen de confundir”, ya que “este Gobierno, el Gobierno de Mariano Rajoy, es el único que ha apostado por la liberalización de la autopista desde el principio”.

“Desde el Gobierno de Rajoy y sus representantes, el mensaje ha sido unívoco y permanente: el peaje de la AP4 no se va a prorrogar”, asevera este político jerezano colocado en el cargo por el PP, quien afirma que desde 2012 desde el Ministerio de Fomento “siempre se ha dado un mensaje claro y contundente dentro del compromiso de no renovar la concesión del peaje”.

A juicio de Muñoz, el PSOE en la Diputación “debe huir ya del victimismo y del mensaje del agravio comparativo que está empleando en este asunto”; y siguiendo el argumentario que repite la derecha en los últimos días, afirma que el Gobierno de Rajoy “es el único que ha actuado para mejorar las comunicaciones por carretera entre Cádiz y Sevilla, tras años de inacción del anterior Gobierno socialista”.

De la misma manera y con los mismos argumentos pero menos formalismos, el portavoz del PP en la Diputación, José Loaiza, ha lamentado que el Ejecutivo de Irene García insista “en su estrategia de confrontación con el Gobierno central y en mentir sobre el peaje de la autopista”. “El peaje se suprimirá en 2019 y se ejecutará el desdoble de la N-IV; todo lo demás no deja de ser una ocurrencia, fruto de un exceso de sol, ganas de enredar”, ha repetido el chiste de días atrás.

Este representante de la derecha provincial ha invitado al vicepresidente Juan Carlos Ruiz Boix a que pregunte, “entre congreso socialista y juicio a los expresidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán” –lo dice quien hace unos días ha visto como Rajoy, el presidente de su partido a nivel nacional, se convertía en el primer presidente del país en ejercicio en sentarse ante un juez, por la presunta corrupción de su formación…-, “dónde quedaron sus compromisos al respecto del peaje de la autopista y el desdoble de la N-IV”.

En este sentido, Loaiza repasa que “entre 1991 y 1995, el PSOE votó hasta cuatro veces en contra de la liberalización del peaje en el Parlamento de Andalucía; en 1999, Chaves rechazaba el desdoble de la N-IV; en 2004, el PSOE llegó a plantear el traspaso de la titularidad de la autopista a la Junta para eliminar el peaje; y durante los años 2005 a 2011, con José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno central, el PSOE no presentó ninguna iniciativa en el Parlamento ni en el resto de administraciones reclamando la supresión del peaje”. Obvia que precisamente en 2005 la Junta rescató el primer tramo de este peaje.

Por otra parte, este partido ha tachado el relato de Ruiz Boix de “teoría conspiranoica” y ha advertido de la “deriva” de la Diputación, “capaz de mentir, tergiversar, asumir como estrategia de comunicación la posverdad e incumplir sus cometidos poniéndose al servicio del PSOE”.

Quien es expresidente de la Diputación y exalcalde de San Fernando ha finalizado con unas pinceladas de discurso del ‘miedo’, sentenciando que “García ha secuestrado la institución y la usa sin sonrojo para hacer oposición al Gobierno de Rajoy. Es el paso definitivo de la podemización del PSOE”.

Otras noticias...