DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Empresas y autónomos pueden acceder a fondos europeos para la recuperación económica

La crisis mundial generada por la pandemia del Covid-19 ha llevado a los gobiernos del mundo a buscar soluciones que apunten a la recuperación económica de los sectores afectados, lo cual incluye fondos especiales de ayuda, que tienen por propósito apoyar a las empresas para que se levanten y recuperen su productividad. En Europa estas iniciativas están a disposición de todos: conoce de qué se tratan.

La expansión del coronavirus en todo el mundo no solo trajo consigo una crisis sanitaria sin precedentes, sino que además, contrajo la economía global a niveles jamás registrados en tiempos que no fueran de conflictos bélicos. Tal situación tuvo sus momentos críticos principalmente en 2020, cuando todo el aparato productivo mundial prácticamente quedó paralizado.

Afortunadamente, las cosas comienzan a cambiar para bien y las restricciones ya no son fuertes, lo que permite que la industria y el comercio empiecen a reactivarse y a recuperar progresivamente el ritmo de trabajo que tenían hasta antes del inicio de la pandemia.

Sin embargo, eso no basta, la mayoría de las empresas quedaron descapitalizadas, debido a tanto tiempo de paro, muchas de ellas por más de un año. Ante esta situación, los gobiernos del mundo impulsan planes de financiación y reactivación económica para ayudar al rescate de la economía.

En el caso de España, los empresarios tienen la opción de conseguir las ayudas europeas establecidas con fondos económicos especiales de la Unión Europea (UE), los cuales tienen por propósito brindar apoyo económico a los Estados miembros, a través de créditos y la transferencia directa de recursos a los solicitantes.

Estos fondos tienen doble intención: realizar inversiones y reformas estructurales que ayuden a la recuperación económica postpandemia, y avanzar hacia la modernización de la economía española, lo que incluye una visión digital, ecologista, inclusiva y social.

Todo proyecto que esté enmarcado dentro de estos aspectos, podrá aspirar a obtener financiación o ayuda de los fondos europeos.

Áreas a financiar

Hay básicamente cuatro áreas que los fondos financieros europeos apoyan con sus recursos, a saber: transición ecológica, cohesión territorial y social, igualdad de género y transformación digital. Estas incluyen sectores como el apoyo a la lucha contra la despoblación, hasta la digitalización de empresas, el abanico de acción es bastante amplio.

El grupo económico que se busca apoyar con más fuerza, el cual ha sido el más golpeado por los efectos económicos de la pandemia, es el de los autónomos y las pequeñas y medianas empresas (pymes). El plan es fortalecerlos para que puedan afrontar los desafíos de la competencia y la productividad, que debido a la paralización económica, se han visto elevados para ellos.

Las pymes y autónomos tienen prioridad, y pueden acceder a los recursos mediante proyectos de nuevos emprendimientos, crecimiento, creación de empresas, sostenibilidad, digitalización de sistemas y competitividad empresarial.

Propósito de las inversiones

El incentivo de las inversiones de los fondos europeos busca lograr cuatro grandes objetivos:

  • Impulsar el emprendimiento como motor propulsor en el rescate de la economía nacional.
  • Promover el crecimiento empresarial para que cada vez se fortalezca más y pueda asumir los retos establecidos con el plan de recuperación económica del país.
  • Desarrollar la transformación digital en las empresas, con el propósito de optimizar los procesos y contribuir a una gestión empresarial más verde y amigable con el planeta.
  • Promover la internalización, para expandir la producción nacional más allá de las fronteras españolas.

Digitalización empresarial: una de las principales metas

La actual coyuntura económica sirve de base para impulsar un proyecto nacional enfocado en hacer que todas las empresas modernicen sus procesos de producción y gestión, con el propósito de optimizar la productividad y, a la vez, ayudar a que todo se haga con una función más eficiente y ecologista.

La innovación empresarial es la vía para lograr ese doble objetivo, lo que puede favorecer tanto a las propias compañías como a todo el planeta en general. Por eso, la importancia de digitalizar todas las operaciones y gestiones empresariales, lo cual forma parte del plan general de subvenciones y ayudas que brindan los fondos europeos.

Los comentarios están cerrados.