DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El nuevo Gobierno bipartito de la Diputación de Cádiz quiere pasar de “atender a lo urgente” a “planificar de cara al presente y al futuro”

Un día después de la constitución de la nueva Corporación en la Diputación gaditana y la investidura, se ha dado a conocer la estructura del Gobierno provincial pactado entre PSOE y La Línea 100x100. Incluye nueve áreas, dos de ellas con diversas delegaciones integradas, además de la Presidencia, que mantiene Irene García. Las vicepresidencias recaen en el alcalde chiclanero José María Román y el socio del partido independiente Mario Fernández. “Se va a consolidar el proyecto político iniciado hace cuatro años, pero trazando nuevas líneas de acción”, se señala.

Un día después de la constitución de la nueva Corporación en la Diputación de Cádiz y la investidura de Irene García como presidenta, se ha dado a conocer la estructura completa del Gobierno provincial, en mayoría, pactado entre PSOE y La Línea 100×100.

La misma García, acompañada de los vicepresidentes primero y segundo, José María Román y Mario Fernández, respectivamente, ha presentado la organización de las nuevas áreas de gestión. Del mismo modo, ha anunciado el nombre de los responsables de cada una de las áreas y delegaciones integradas en las mismas.

“Hacemos un Gobierno fuerte y sólido, en el que se mezcla la experiencia que conlleva el mantenimiento de parte del equipo y un amplio conocimiento de las realidades locales de la provincia”, ha resumido la socialista; incidiendo en que en este, su segundo mandato, “se va a consolidar el proyecto político iniciado hace cuatro años, pero trazando nuevas líneas de acción”, en lo que supone pasar de “atender a lo urgente” a “planificar de cara al presente y al futuro”.

La flamante presidenta se ha reafirmado en que su primer gran objetivo es “hacer de la Diputación una institución cercana para los municipios más pequeños”, al igual que consolidar el “liderazgo político” en la provincia.

Según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, se ha decidido organizar la estructura del equipo de Gobierno en torno a nueve áreas, dos de ellas con diversas delegaciones integradas, además de la Presidencia, que mantiene Irene García.

DOS VICEPRESIDENCIAS

La vicepresidencia primera, se dice que impuesta desde el sector ‘sanchista’ para consentir que García, afín a Susana Díaz, se mantenga en el cargo, recae en José María Román (veterano alcalde de Chiclana, que además en el mandato recién acabado ha sido presidente de la Mancomunidad de la Bahía); conlleva la gestión del Área de Coordinación y Desarrollo Estratégico, Productivo y Social. Se trata de un departamento sobre el que recae buena parte del peso del cuerpo político y de planificación económica que se quiere trasladar a la provincia.

Integra la planificación y estrategia de los sectores económicos, con atención directa a la industria naval y aeronáutica, la ganadería y agroalimentación o el sector pesquero sostenible. Además, Román asume la responsabilidad en materia de turismo, “un sector que nos ha dado las mayores alegrías en los últimos cuatro años y en el que vamos a reforzar las relaciones con la iniciativa privada”, ha avanzado la presidenta. En esa línea de colaboración con los agentes productivos, desde esta área se va a gestionar lo relativo al funcionamiento del Consejo Económico y Social.

Además, desde el convencimiento de que “no hay desarrollo económico sin desarrollo social y democrático”, en esta gran área se integran dos delegaciones. La de Desarrollo Social incluirá las competencias en materia de Educación, Juventud y Consumo y tendrá como responsable a Daniel Moreno (quien el PSOE tenía colocado como delegado territorial de la Junta meses atrás). Y la de Desarrollo Democrático, con Lucía Trujillo al frente, gestionará las políticas de Cooperación Internacional, Participación Ciudadana y Memoria Histórica y Democrática.

Por su lado, como ya se avanzó durante la semana, el diputado de La Línea 100×100 Mario Fernández ostentará la vicepresidencia segunda y la coordinación del Área de Transición Ecológica y Desarrollo Urbano Sostenible, que incluye las responsabilidades de Vivienda y la Agencia Provincial de la Energía. El otro representante en la Corporación de este partido local, el propio alcalde linense, Juan Franco, no ostenta ninguna responsabilidad de gestión.

EL RESTO DE ÁREAS Y DELEGACIONES

Juan Carlos Ruiz Boix deja de ser vicepresidente, y pasa a ser el titular del Área de Servicios Económicos, Hacienda y Recaudación. Mientras Ana Carrera volverá a dirigir el Área de Empleo, con la gestión del IEDT, los fondos ITI y fondos europeos. En el nuevo mandato se impulsarán desde esta área elementos importantes a nivel formativo.

El Área de Desarrollo de la Ciudadanía corresponde a Jaime Armario, que mantiene la gestión directa del Servicio de Deportes y de Ifeca. En dicho área se integran la delegación de Bienestar Social, que dirigirá el exalcalde portuense David de la Encina; y la delegación de Cultura, que tendrá como responsable a Antonio González Mellado.

La diputada roteña Encarnación Niño asume la responsabilidad del Área de Función Pública, que incluye servicios como Formación o Prevención y Salud Laboral, además del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales.

Javier Pizarro es el encargado del Área de Cooperación y Asistencia a Municipios, donde se integran el Servicio de Asistencia a Municipios (SAM), los centros CAEL y las responsabilidades de gestión del Profea (el antiguo PER) y del Servicio de Vías y Obras.

Una de las grandes apuestas del nuevo bipartito es la creación, por primera vez de forma independiente, de un Área de Igualdad, de la que se hace cargo la jerezana Carmen Collado. La presidenta ya manifestó en su discurso de investidura el compromiso por incluir la visión de género de forma transversal en todas las políticas. Así, desde esta área de prestará atención a las cuestiones de género y diversidad y promoción de la igualdad y la no discriminación.

Por otro lado, Manuel Ángel Chacón será el responsable del Área de Desarrollo Local, y entre sus funciones estará la planificación de programas y planes de cooperación, la gestión de convocatorias y subvenciones o los planes específicos para las ELAs.

Además de todo esto, Irene García ha explicado que ella personalmente se encargará de coordinar las políticas encaminadas a lograr otro de los objetivos estratégicos de la Diputación de Cádiz: “conseguir una gestión eficaz de lo público y una administración transparente. Que los ciudadanos conozcan el destino de cada euro gestionado desde la Administración”.

Y anuncia un paso más para empezar a hablar de “municipios inteligentes y de la eliminación de la brecha digital”, incorporando la innovación y las nuevas tecnologías y dotando a los pequeños municipios de herramientas que faciliten a los vecinos realizar cualquier tipo de gestión, con el objetivo final de evitar la despoblación de las zonas rurales.

Se plantea por tanto la creación de una delegación de Innovación, Municipios Inteligentes y Transformación Digital, con dependencia de la presidenta, que asume estas competencias y que contará con la dirección de Isabel Gallardo, que será también la responsable de la empresa Epicsa.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.