DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Consigue que tu reforma sea exitosa

Con el tiempo, reformar por completo una casa puede ser necesario. Para lograr que sea un éxito se necesitan tener en cuenta ciertos detalles.

El tiempo pasa para todo y para todos. Es algo que tenemos que asumir, aunque en algunas ocasiones se pueden hacer cambios para renovar aquellas cosas que han sufrido este paso del tiempo, como es el caso de una vivienda.

A veces es evidente que tenemos que reformar completamente nuestra casa, aunque en ocasiones nos puede suponer un verdadero dolor de cabeza.

Si es tu caso y quieres hacer reformas en tu vivienda, mira estos consejos con los que podrás llevarlo a cabo con buen pie.

Piensa en tus verdaderas necesidades

Tal vez pienses que una reforma es la ocasión perfecta para convertir tu casa en un sitio de revista. Puede que sea así, aunque también lo es el hecho de que algunos diseños no se ajustan a las necesidades reales que tiene quien va a vivir en una casa.

Así que en vez de buscar los proyectos más espectaculares para adaptarlos a tu idea, céntrate en conocer lo que necesitas. Una pared de paveses puede ser muy decorativa, pero poco práctica cuando no vas a ganar en luminosidad o cuando es mejor que no haya un muro en esa zona.

Compara varios presupuestos

Acometer una reforma integral es un asunto bastante serio. Y no se puede tomar una decisión a la ligera. Por ello, no te conformes con pedir un solo presupuesto. Lo mejor es tener por lo menos 3 opciones entre las que elegir. Hay páginas como Vip Reformas que te proporcionan las mejores ofertas de varios profesionales en una sola búsqueda, sin tener que preguntar en varios sitios ni perder el tiempo.

Al comparar, asegúrate de que todos los profesionales han recibido las mismas instrucciones. Y de que todos los trabajos que se indican son los mismos. Además, no te dejes llevar únicamente por el precio. Revisa bien la calidad de los materiales y otros elementos que hacen que el resultado sea óptimo.

Firma un contrato

Cuando tengas claro con quién vas a trabajar, redacta un contrato en el que se especifique claramente cuáles son todos los trabajos que se van a hacer. También es importante que aparezcan los tipos de materiales, plazos y forma de pago.

Un contrato es todavía más importante si se trata de reformar una vivienda antigua. Pueden aparecer vicios ocultos que haya que solucionar. Si todo está indicado por escrito, no hay lugar a discusiones ni malentendidos. Ambas partes se han comprometido previamente a cumplir con lo que se ha firmado.

Asegúrate de que todo sea legal

Este es un detalle fundamental, ya que no se puede acometer una reforma sin los permisos pertinentes. De lo contrario, nos podrían paralizar la obra y encontrarnos con una casa a medio hacer, inhabitable hasta lograr que se tramiten los permisos, si es que nos lo conceden.

Para prevenir estos problemas, necesitaremos saber qué normativa hay que cumplir. Tanto ayuntamientos como comunidades de vecinos tienen sus normas, y a veces hay cosas que no se pueden alterar. Además, hay que solicitar el permiso en función del tipo de obra, pagar las tasas correspondientes y mostrarlas cada vez que se requiera por parte de las autoridades. Si lo tenemos todo en regla, no habrá denuncia que pueda impedir que hagamos nuestra reforma.

Un proyecto de remodelación integral es una tarea que requiere tiempo y paciencia. Así que un último consejo es que no trates de hacer que todo se acelere. Si quieres que salga bien, hay que hacer las cosas con tiempo. DIARIO Bahía de Cádiz

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.