DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El asilo privado de Las Banderas espera reabrir en 2022

Las obras de reforma y remodelación que se están ejecutando en la residencia de mayores del recinto ferial de Las Banderas, en El Puerto, avanzan “a un ritmo excelente”. El alcalde ha visitado recientemente los trabajos iniciados en octubre. La empresa que explotará el asilo privado, Grupo Avita Servicios Geriátricos, confía en poder abrir en 2022.

Las obras de reforma y remodelación que se están ejecutando en la residencia de mayores del recinto ferial de Las Banderas, en El Puerto, gestionada por el Grupo Avita Servicios Geriátricos, avanzan “a un ritmo excelente”.

Se afirmaba en una reciente visita a los trabajos que se iniciaron en octubre por parte del alcalde, Germán Beardo, acompañado por el gerente y propietario del grupo empresarial, David Molina, y el director de obra, Baltar Oller.

Esta actuación “modernizará y ampliará” las instalaciones actuales (el edificio de los años 80 del siglo pasado lleva ya unos años cerrado y en desuso, antes en manos de las Hermanitas de los Pobres), “adaptándolas a los nuevos tiempos y a las actuales normativas de todos los centros de cuidados geriátricos”, con una inversión que roza los 5 millones de euros. El asilo tiene una superficie de unos 10.000 metros cuadrados, con cinco plantas.

De este modo, según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, se está realizando “una completa reforma del interior” de este centro asistencial privado, que ya se puede visualizar en el edificio y que ha comenzado por las plantas superiores para ir descendiendo hasta llegar a la planta baja.

En este punto, el primer edil del PP resalta que en la obra están actualmente trabajando una plantilla de 21 operarios, “de los cuales la gran mayoría son de El Puerto y todos los suministros para su ejecución se están adquiriendo en la localidad, en empresas locales”. Por tanto, interpreta, “el proyecto está generando además de futuro, trabajo e ingresos directos e indirectos en la ciudad”.

Esta remodelación se va a prolongar unos 16 meses aproximadamente “y por ahora los plazos y tempos se están cumpliendo estrictamente”, por lo que la empresa augura que en 2022 podría estar ya en funcionamiento este geriátrico privado; que contará con 180 camas, 120 de ellas habitaciones individuales y 30 habitaciones dobles, tres salones y dos comedores. La capilla y el salón de actos se conservarán en su estado actual, “incluyendo importantes mejoras que modernizarán ambas estancias, que contarán además con nueva climatización”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.