DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Nos vamos al cine: ‘Venom’

CRÍTICA. Tras su primera aparición en una película en 2007, los seguidores de Venom han estado esperando verle protagonizar su propia historia en la gran pantalla. Sin embargo, la larga espera no se ve recompensada con un villano descafeinado, al que se le ha eliminado gran parte de su maldad y crueldad idiosincrásica, junto con una trama salvada solo por unos conseguidos efectos especiales y una acción acertada.

CRÍTICA. En un futuro inmediato, en el que el cambio climático es cada vez más evidente, el fundador de la macroempresa Life (Vida) busca formas posibles de colonizar otros planetas. Es así como, en una de las misiones espaciales, consiguen traer a la Tierra formas de vida capaces de entrar en simbiosis con seres humanos afines. El reportero Eddie Brock será un “huésped” accidentalmente de uno de estos seres extraterrestres (Venom), lo que cambiará su suerte para siempre.

El personaje de Venom surgió por primera vez en las novelas gráficas de Marvel en 1986.  Desde entonces ha aparecido dos veces en la gran pantalla, siendo la primera de ellas en ‘Spiderman 3’ (Sam Raimi, 2007) una cinta que, a pesar de su más que dudosa calidad, se mantuvo fiel a la historia original. En ella se retrataba el encuentro de Venom con Eddie Brock  posteriormente a aquel con  Peter Parker (Spiderman). Sin embargo, en ‘Venom’, la productora (Marvel Entertainment) quiere ignorar la incongruencia que supone eliminar por completo al personaje del hombre araña, tomándose así ciertas licencias artísticas que no pasarán desapercibidas por los seguidores del universo Marvel.

Desde hace muchos años estamos asistiendo a un número desmesurado de estrenos de  películas de superhéroes. Productoras como Marvel, Columbia, Disney y muchas más que participan en su subvención y distribución, han visto en ellas su gallina de los huevos de oro, llegando a seleccionar guionistas no especializados que crean tramas desvinculadas muchas veces de las novelas gráficas, buscando solo entretener al público y hacer taquilla.

A esto se une graves fallos de casting (patentes también en ‘Venom’ con una Michelle Williams insulsa y acartonada facialmente por tanto botox) pensando, muy equivocadamente, que el siempre esperado cameo de Stan Lee lo solucionará todo.

Pero no todo vale en el cine de superhéroes. Es una pena que las grandes productoras, buscando solo beneficios económicos, traten el mundo del cómic como un horno de bollos, ignorando que se enfrentan a un público muy exigente.

— Lo peor: Las actuaciones en general (no queda claro el enfoque que Tom Hardy le da al personaje) y ciertas libertades artísticas del guión que causan decepción.

— Lo mejor: Los efectos especiales dedicados a la creación de Venom y a la simbiosis de Tom Hardy con el mismo. DIARIO Bahía de Cádiz


La apuesta cinematográfica de la semana que viene:

‘Cold War’. Con varios premios internacionales y el apoyo de la crítica, este drama recorre escenarios como Polonia, Berlín, París y Yugoslavia adentrándonos en una historia de amor en el marco de la guerra fría. DI

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.