DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Vibrante y valioso broche final de Cádiz en Danza


CRÍTICA. Elephant in the black box de Jean-Philipe Dury puso en pie el espectáculo de cierre del Festival Internacional de Danza Contemporánea de Cádiz con tres obras agrupadas con el nombre Heritages Duato, un vibrante y valioso broche final para la cita anual del Cádiz en Danza. Como está demostrando año por año, es ya un proyecto consolidado apoyado por un público fiel y en constante crecimiento, y que ha conseguido convertirse a nivel nacional en referencia obligada para la danza contemporánea y otras manifestaciones artísticas.

La primera obra Memoire oubliées, del coreógrafo J.P. Dury, es el resultado de un proceso colaborativo con los nuevos bailarines de la compañía, que tomaron como base de trabajo el poema Eurydice de Linda Gregg, que adapta a su experiencia personal el conocido mito de Orfeo y Euridice:

Ahora que silbas, juntando
las palabras nuevas, aprendiendo las canciones
para decirle a los demás cuánto has viajado por mí.
Cantando mi deseo de vivir.
¡Oh!, si tú supieras lo que no sabes,
yo podría estar en el mundo recordando esto

Confiesa Dury que decidieron transformar el texto con lenguaje de sordomudos, de forma que hay en la obra un lenguaje oculto, porque la historia dentro de la pieza es conocida por ellos, pero no por el público. “No sabréis nunca lo que estamos diciendo, vais a ver una pieza, pero nosotros os contamos una historia”. Una historia es más inteligible para quien acierte a conocer el lenguaje de gestos elaborado por el cuerpo de baile. Desde el punto de vista expresivo, el último tercio de la obra gana enteros para hacerse con el favor del público, especialmente con el trabajo sobre suelo de dúos y los dúos pareados que mejora el tono ecléctico general de la pieza.

El punto central del programa fue una reposición de Remanso, una coreografía de Nacho Duato sobre Los valses poéticos para piano de Enrique Granados. Remanso es una pieza para tres bailarines que recibió grandes elogios por parte de la crítica especializada cuando se estrenó en Nueva York, por el American Ballet Theatre, en noviembre de 1997. Según el propio Duato debería considerarse un paso a cuatro por el papel tan importante que tiene la flor en esta coreografía; rosa que simboliza la pasión y el amor ―¿algo nuevo?―, pero también la sensualidad que le inspiraron lo versos de García Lorca : Quiero volver a la flor / y de la flor / a mi corazón. En el centro de todas las miradas un cuadrado en blanco, único elemento de escenografía, sirve de punto de descanso, de huida y también de lugar secreto donde transcurren otras historias escondidas a los ojos de los demás.

Múltiples adjetivos son aplicables a esta deliciosa pieza de danza, de carácter neoclásico, que a pesar de cierto sabor añejo derivado del clasicismo en las formas, conserva la lozanía, prestancia y “savoir faire” del coreógrafo español.

La última obra está inspirada en un poema de Lluis Maicas, Cel, popularizada por Miquel Mestres: De él, tomaron nota de que “la forma en que cada persona mira el cielo es de una forma diferente. Tu cielo no es como el mío, depende de lo que vivas”.

Cel (Black days) surgió en 2012 para combatir el desánimo general de la compañía en un año con múltiples desgracias familiares y contratiempos. “Tempus fugit; te das cuenta de que la vida pasa, estás aquí pero estás fuera, estás en tu mundo y no tienes tiempo de mirar atrás”.

En la referencia literaria del programa, la letra abunda en los préstamos, pero se constituye también en un poderoso reclamo contra la desesperanza.

La juventud no es un período de la vida.
Es un estado de ánimo, un efecto de la voluntad,
una cualidad de la imaginación en emotiva intensidad;
una victoria del coraje sobre la timidez,
del gusto por la aventura sobre el amor a la comodidad.
Nosotros NO nos hacemos viejos
por haber vivido muchos años;
nos hacemos viejos
porque hemos abandonado nuestros ideales.
Los años arrugan la piel y renunciando a nuestros ideales
se arruga el alma.
Las inquietudes, las dudas, los miedos y las desesperanzas
son los enemigos que nos inclinan lentamente hacia la tierra
para hacernos tierra antes de morirnos.

El tono poético y melancólico de la obra se realza con elementos coreográficos como la proyección sobre ciclorama, unas veces el cielo ―una escena un tanto kitsch― y otras de la propias bailarina ejecutante, tan hermosa la mirada como el revival espiritual de mente y cuerpo fundidos en escena y pantalla. Una coreografía impactante ―a veces― que deja huella y que mereció el Premio Talent 2013 de Madrid. DIARIO Bahía de Cádiz

heritagescadizendanza15-2peq

heritagescadizendanza15-3peq


FICHA DEL ESPECTÁCULO:

Festival Internacional de Danza Contemporánea Cádiz en Danza.
‘Heritages Duato’ de Elephant in the black box. Programa: I) MÉMOIRES OUBLIÉES.
Dirección artística: Jean-Philippe Dury. Coreografía: Jean-Philippe Dury, EBB Company. Escenografía: Jean-Philippe Dury, Carlos Casado. Bailarines: Iratxe Ansa, Emilia Gisladottir, Andrea Mendez, Begoña Quiñones, Laia Santanach, Emma Tilson. Dirección artística y coreografía: Jean-Philippe Dury Vestuario: Mathilde Cotteverte. Diseño de iluminación: Juan Carlos Gallardo. Music: Henry Purcell, sound collage. II) REMANSO. Coreografía y escenografía: Nacho Duato. Bailarines: Isaac Monllor, Lucio Vidal, Jean-Philippe Dury. Diseño de iluminación: Brad Fields. Repetidora: Eva López Crevillen. Música: Enrique Granados. III) CEL (BLACK DAYS). Dirección artística y coreografía: Jean-Philippe Dury. Escenografía: Jean-Philippe Dury, Carlos Casado Bailarines: Iratxe Ansa, Emilia Gisladottir, Andrea Mendez, Begoña Quiñones, Laia Santanach, Emma Tilson, Jean-Philippe Dury, Isaac Monllor, Fabian Tome Vestuario: Mathilde Cotteverte. Diseño de iluminación: Juan Carlos Gallardo. Música: Hildur Gudnadottir. Vídeo: Andrea Guzmán.
Lugar y día: Gran Teatro Falla de Cádiz, 13 de junio de 2015. Asistencia: lleno.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.