DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El Ayuntamiento chiclanero todavía ‘sufre’ el recorte del IBI en un 29% del PP y el tripartito defiende la necesidad de subirlo un 9% en 2020

El Gobierno chiclanero ha presentado una propuesta de modificación de ordenanzas fiscales que se centra en la subida del IBI en un 9% para 2020. Para justificar este siempre impopular incremento (“de unos 27 euros al año para un recibo medio de 300 euros”), se vuelve a insistir en el que PP de modo electoralista rebajó este impuesto un 29% en 2014 pese a estar el Ayuntamiento sometido a un plan de ajuste. Así, y pese a “la mejora de la situación económica municipal” de los últimos años, se requieren más recursos para acometer “más inversiones en servicios públicos”.

El Gobierno chiclanero ha presentado la propuesta que elevará a un pleno extraordinario sobre la modificación de las ordenanzas fiscales, que se celebrará la próxima semana, y en el que saldrá adelante sin problemas ya que el tripartito tiene mayoría absoluta.

“Gracias a la buena gestión durante el anterior periodo corporativo, ha mejorado la situación económica”, ha subrayado el concejal de Hacienda, Joaquín Guerrero, aunque para justificar una pretendida subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) “vinculada al IPC” defiende que “pretendemos acometer más inversiones en servicios públicos, en buscar soluciones en materia de vivienda, en empleo y también en cumplir con bancos y proveedores y realizar políticas sociales”. En concreto, se va a aprobar esa subida del asociada al IPC, “que ronda en los últimos seis años alrededor del 3,5%, más un 5,5%, “lo que supone un incremento del 9%” en el recibo para 2020.

Guerrero, en este punto, ha recordado que tras aprobarse en 2012 un plan de ajuste municipal a fin de garantizar el pago de los préstamos solicitados por el Ayuntamiento (para pagar a proveedores impagados, principalmente) y, “sobre todo, tras la medida electoralista del PP de bajar el IBI un 29% en 2014, que provocó que la ciudad comenzara a tener números negativos y se empezara a recortar en los servicios a la ciudadanía, especialmente en inversiones, en jóvenes, limpieza viaria, mayores, mujer, vecinales y en todo tipo de colectivos, viéndonos obligados a mendigar a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España para que no nos intervinieran las cuentas municipales y llevándonos a una situación de riesgo financiero, con ahorro neto negativo, incumplimiento de la regla del gasto, endeudamiento por encima del 110%, nos vimos en la obligación de tener que aprobar un plan económico y financiero para tratar de enderezar las maltrechas cuentas heredadas del PP”.

Asimismo, este edil socialista ha aclarado que, “si actualmente vamos cumpliendo con la ciudadanía es gracias a la moratoria en el pago de las amortizaciones de los préstamos establecida por Pedro Sánchez”, pero ese período de carencia finaliza en 2021 “y con los ingresos actuales se plantea una situación muy difícil que tenemos que afrontar desde este momento”.

Y si a todo lo anterior se unen los pagos que en materia salarial se han tenido que aprobar, y que supone un 6% en tres ejercicios, “y lo que nos tiene que venir para los próximos años”, es para el concejal responsable “imposible cumplir debidamente sin recursos económicos suficientes”. Además, “no podemos olvidar que estamos obligados a reducir en tres ejercicios el remanente negativo de tesorería que a día de hoy se sitúa en más de 10 millones de euros y que llegó a ser de 16 millones”, ha incidido.

“LA SUBIDA ES UNA CUANTÍA POCO SIGNIFICATIVA PARA UN RECIBO MEDIO DE IBI”

Joaquín Guerrero ha tratado de minimizar esta subida en el IBI (una de las principales vías de ingreso que recibe un ayuntamiento), apuntando que “planteamos para este próximo ejercicio una recuperación de una pequeña parte de los ingresos que nos fueron arrebatados en 2014 y 2015, que en realidad se trataría de una cuantía poco significativa para un recibo medio de IBI”.

En este sentido, a modo de ejemplo, una vivienda que paga 300 euros de IBI en la actualidad, tendrá un incremento el próximo año de 27 euros, “es decir, poco más de 2 euros al mes”.

“No obstante –ha añadido-, una vivienda en una zona céntrica de Chiclana que pagaba en 2013 de IBI 612 euros, el próximo año pagará 557,62 euros, es decir, cerca de 60 euros menos que hace siete años . Y si otra vivienda por la zona de La Banda pagaba en 2013 un total de 989,54 euros de IBI, el próximo año pagará 917,78 euros, es decir, 75 euros menos que hace siete años, teniendo en cuenta además, que la vida en este periodo se ha encarecido un 3,1%, según marca el INE”.

“Las zonas más valoradas y por tanto, más caras de Chiclana, pagarán significativamente más que las más humildes de la ciudad. En resumidas cuentas, pagará más quien más tiene”, ha apostillado.

También ha querido hacer la comparación con localidades vecinas, para hacer ver que
“es más notable la diferencia existente”, ya que en Cádiz, por ejemplo, el tipo de gravamen del IBI para bienes inmuebles urbanos aplicable es el 0,84, mientras que en Chiclana será el 0,5, lo que supone 3 décimas menos; mientras que en El Puerto el tipo de gravamen de IBI actual para bienes inmuebles urbanos es el 0,75 y en Chiclana va a ser del 0,5 y el tipo de gravamen para bienes rústicos se prevé en el 0,75 y en Chiclana en el 0,6.

“Solo con esta medida prevista vamos a afrontar un futuro que plante cara a la herencia de la nefasta gestión que nos dejó el PP al frente de las cuentas municipales y poder realizar políticas adecuadas de empleo, de vivienda, de mejora y limpieza de nuestras calles, de protección y ayuda a todos los colectivos asociativos, de jóvenes, mayores y políticas de mujer, y atendiendo de forma especial, a los más desfavorecidos”, ha repetido este representante del tripartito de PSOE, Ganemos e IU.

Curiosamente, el PP local reclamaba hace sólo unos días que “es necesario que se bajen impuestos como el IBI”, porque en Chiclana “sufrimos una alta presión fiscal como consecuencia de que tenemos a una alcalde como José María Román que únicamente piensa en recaudar impuestos, mientras tiene la ciudad abandonada”.

LAS TASAS DE AGUA Y RESIDUOS SE “CONSULTARÁN” CON LOS VECINOS

Por su parte, el concejal de Medio Ambiente y vicepresidente de Chiclana Natural, Roberto Palmero, ha señalado que “desde este verano estamos trabajando en las tasas de agua y residuos, teniendo en cuenta las mejoras de estos servicios, más aún ahora que afrontamos el reto de la regularización de viviendas”.

Además, ha añadido, “debemos tener en cuenta que estas tasas que, en función de la nueva ley pasan a ser prestaciones patrimoniales de carácter público no tributarios, debemos ajustarlas a la nueva situación de la ciudad para tener un servicio más sostenible, tanto económica como ambientalmente, así como para cumplir en el pago a proveedores, la gran mayoría de Chiclana”.

Para ello, se pondrá en marcha un proceso de consulta ciudadana, a través de la página web de la empresa Chiclana Natural, informando sobre los servicios que se prestan actualmente y reclamando la participación de colectivos y ciudadanía en general sobre dichos servicios y qué medidas llevar a cabo de cara a los próximos años.

“En base a las aportaciones que se presenten, plantearemos las medidas a llevar a cabo con estos servicios y, por supuesto, desarrollaremos las ordenanzas fiscales, que se llevarán a aprobación antes de que finalice el presente año”, ha adelantado este edil de IU, quien ha añadido que “las tasas resultantes de este proceso participativo se destinarán íntegramente a los servicios que se lleven a cabo”.

“Nosotros, como administración, podemos tener una serie de prioridades, pero lo mismo la ciudadanía puede tener otras prioridades”, ha recalcado.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.