DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Chiclana recurre al Big Data para “conocerse” y mejorar

El Ayuntamiento de Chiclana y Orange han presentado el ‘Big Data Flux Vision’, que permitirá el estudio del flujo de población en la ciudad recurriendo a los datos que se obtienen a partir de los móviles, “manteniendo siempre la privacidad”. La información recopilada permitirá conocer por ejemplo más sobre los turistas, su procedencia, cuánto tiempo están en la ciudad, por dónde se mueven… “Podremos tener una información muy válida para mejorar nuestra oferta”, entiende el alcalde.

El Ayuntamiento de Chiclana y la firma Orange han presentado el ‘Big Data Flux Vision’, que permitirá el estudio del flujo de población en la ciudad recurriendo a los datos que se obtienen a partir de los teléfonos móviles, “manteniendo siempre la privacidad de las personas”.

El alcalde, José María Román, ha reconocido que fue en enero en Fitur cuando “mantuvimos una reunión, en la que surgió la posibilidad de trabajar en este proyecto”. Así, se firma el primer contrato, “pero esto nos llevará a que podamos usar esta herramienta en más ocasiones”.

“En dos semanas, contaremos con un estudio realizado durante los tres meses de verano del pasado año, en el que, a través de los móviles y con absoluta privacidad, se consigue saber dónde está un teléfono móvil en un determinado momento”, ha apuntado el primer edil del PSOE. De esta forma, la compañía “puede establecer y mirar diariamente, incluso hora a hora, cuál es el movimiento de este aparato y dónde ha estado; esto quiere decir que estamos mirando el movimiento y el flujo de personas. Este trabajo da unos resultados en los que aparece una información que gestionaremos y trabajaremos”, afirma Román.

En dicho informe, según se apunta en la nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, “aparecerán la cantidad de personas que puedan venir a la playa un sábado, por ejemplo, y los movimiento que realizan después”.

“Contaremos con una herramienta que nos marcará los flujos de las personas, la estancia, de dónde procede, pudiendo diferenciar con estos datos qué personas vienen de fuera y quiénes viven en Chiclana”, ha insistido el alcalde. Con esto, “se nos abre una posibilidad para poder gestionar diferentes aspectos como el tráfico o los diferentes movimientos que se producen, con porcentajes estimados”.

“Una vez que tengamos los resultados –ha avanzado el primer edil-, tendremos la reuniones de trabajo necesarias con los sectores económicos. Hasta ahora nos movíamos en el espacio de la intuición, pero ahora podremos saber de dónde vienen y cuántas personas vienen a visitarnos, por lo que, afinando, podremos tener una información muy válida para mejorar nuestra oferta y, por ejemplo, en materia de turismo, saber a quién nos tenemos que dirigir”.

“ABRIMOS UN MUNDO DE POSIBILIDADES”

El representante de Orange, David de Alba, ha añadido que el papel de esta firma de telefonía “es el de catalizador de la transformación digital y, en este caso, para la administración pública, con una herramienta como es el Big Data, asociado para el análisis del comportamiento de la población”.

“Llevamos bastante tiempo recopilando información de los usuarios que pasan por nuestra red, porque nos ayuda a mejorar y a optimizar nuestros canales de comunicación. Con esto detectamos que es una ingente base de datos y de información que se va enriqueciendo. Si esto lo llevamos a la empresa y a la administración pública, abrimos un mundo de posibilidades, puesto que podemos saber exactamente la gente que está viniendo a Chiclana y podemos hacerlo en tiempo real”, ha expuesto.

Lo primero que se ha evaluado, ha reseñado, ha sido el pasado, “puesto que necesitamos saber qué ha ocurrido para poder conocernos y así actuar. La información recopilada nos permite saber los visitantes que vienen a la ciudad y su procedencia, tanto en España como fuera de ella, así como cuánto tiempo están en la ciudad y por dónde se mueven. Esto nos permitirá saber el impacto de todos los eventos que se organicen en verano y la repercusión que tiene a nivel local, entre otros, dando herramientas al Ayuntamiento para poder actuar en consecuencia”.

Otro aspecto que ha resaltado De Alba es que, a nivel de redes de comunicación, “el Big Data está sujeto a toda la normativa de privacidad, nunca se sabe la identidad de las personas”. Además, también ha explicado que este programa son datos “que somos capaces de recopilar en toda la red, pero hay un componente matemático importante, que nos permite extrapolar esos datos estadísticos partiendo de un 30% de muestra, poderlo llevar al 100% de la población total. Esto nos permite que los estudios tengan una exactitud bastante alta y así podemos saber, más allá de las estimaciones o valoraciones medias, lo que está ocurriendo en la cuidad”.

“Por parte del Ayuntamiento –entiende desde Orange-, se trata de una apuesta de mejora continua, porque permite conocerse a si mismo y conocer lo que está pasando a su alrededor, para que todo lo que vaya a aplicar sirva para mejorar las deficiencias que haya detectado en todos los sectores de la cuidad, ayudando en el turismo, el comercio o la ordenación, entre otros”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.