DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

“Un regalito te dejo, pa que lo guardes en tu corazón, ¡pom pom!”

Sábado sabadete, y destacando en la sexta función de clasificatorias del COAC 2020 el coro de Julio Pardo convirtiendo la vida un musical, con ‘Tócame’; y la chirigota de los Molina, ‘Pídeme lo que tú quieras’, subiendo a las tablas a los personajes de los Reyes Magos, que regalan, básicamente, su pom pom de cada año. Además, el quiero y no puedo de la mini-chirigota de ‘Los 7 locos’.

DÍA 6 (6ª CLASIFICATORIA)

Noche de Goyas, que rima con lo que rima, y sexta función de preliminares del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020). Un Concurso del Falla que en su trastienda da para dos o trescientas películas, de las absurdas.

Sábado sabadete, y por delante, una función con el coro de Julio Pardo convirtiendo la vida un musical, con ‘Tócame’; y la chirigota de los Molina, ‘Pídeme lo que tú quieras’, subiendo a las tablas a los personajes de los Reyes Magos, que regalan, básicamente, su pom pom de cada año, el que pone pitoso a la afición. Además, el quiero y no puedo de la mini-chirigota de ‘Los 7 locos’, y para de contar.

No sabía que para cubrir este concurso de máxima trascendencia planetaria (¡¡no vayas a quitar los ojos, los oído y tu vida del escenario, Juan, que te amonestan!!) había que venirse todos los días meao y con las esquelas del diario leídas. Pedro, Pablo, sigamos haciendo el ridículo fúnebre. Maripili, ponme flores y dale a la palanca, que fluya este cronicón en falso directo. Pero antes, ¿alguien tiene suelto pa pipas?

‘LOS DEL CORAZÓN PARTÍO’, ANTI-SEPARTACIONES

Las 20.07 horas. Arriba el telón. De melón. Abre su consulta ‘Los del corazón partío’, chirigota de Rota, ofertando “mis terapias de pareja, estoy seguro que también te valen…”. Con un primer pasodoble de re-presentación, y mu enamoraítos de Cádi y de las cortinas colorás del Falla. Y el debate iglesia-ciencia en la segunda letrilla, con un niño en camino y sin sexo… “cómo me pueden negar la oportunidad, si la ciencia nos da lo que dios nos ha quitao… el clero tiene que entender, la vida tiene que avanzar…”. Iván Herrera y Juan Miguel Villegas rezan como autores de letra, y José María Barranco ‘el Lacio’ y Antonio José Caballero, de la música. Los keniatas corren tela pese al sobrepeso extra, “con mi picha llegan dos horas antes”, defiende uno de los cupletillos. Entiendo a to las mujeres, a todas menos a la mía. Pedro y Pablo, empatizan. Y un popurrí digamos que potable, que descubre que “cuando nadie me ve, yo me toco también, tú lo haces también”, y que desprende love en el remate… “yo no quiero ser tu príncipe, sólo quiero ser partícipe… cuando llega febrero, la terapia que quiero es decirte te quiero, y me sobra lo demás”. Yo también tesquiero, ladrón.

‘EL TROVADOR’, SÚBETE LA BRAGUETA

“Un poeta nada más, con alma de coplero…”. Se presenta desde Huelva la comparsa ‘El trovador’, con Jesús Manuel Perojil como autor de letra y música. “Esto es una religión, ábrele tu corazón al dios carnavalero…”, afirma el primer rezo con reminiscencias juancarlistas. Y el homenaje a Juancarlo se apropia ya con descaro del segundo pasodoble, a base de versos del de Loreto… “tu recuerdo sigue vivo porque lo llevo dentro del corazón… nunca olvides compañero, que en la tierra y en el cielo, tus coplas serán inmortaaaleeeeeees”. En pleno año 2020, y todavía Falete sirve de recurso para rematar un cuplé, malo. Cómo no voy a cantarte, si tienes loco, loquito loco, mi corazón… “Que se abra la puerta del reino, que ha llegado el trovador… canta, no te lo pienses y canta… la libertaaaaaad”. Un popu escuchable, con cuartetas ya escuchadas. Pedro y Pablo se van a comprar unas cortinas iguales para el despacho. Pagas tú.

‘PÍDEME LO QUE TÚ QUIERAS’, ¿TE HAS LEÍO YA MI CARTA?

La “verdadera historia” de Melchor, Gaspar y Baltasar, en versión chirigota de Los Molina. “Ya vienen los reyes para este teatro, y a ustedes les traen como regalo su tres por cuatro…”. Con ganas desfila, desde Chiclana, la cabalgata-torbellino de ‘Pídeme lo que tú quieras’, con los tres de Oriente y sus pajes, la letra de Francisco Javier Macías Tinoco y la música de Manuel Benítez Molina. Pom pom… “Este compás viejo y gruñón, es un manjar pa regalar, es ilusión… un regalito que te dejo, pa que te lo guardes en tu corazón, el mismo compás que me pides cada año, no me lo puedo cambiar porque me sonaría extraño…”, en el primer pasodoble para reivindicar, otra vez, su pom pom pom pom identitario. Y más pom pom pom pom en el siguiente, con guiño a Santander… “hubo algún año en el que quisieron enfrentarnos, sólo porque nos gusta el tres por cuatro… este compás picarón, sencillo y chirigotero, el compás que me volvió majareta… que yo lo voy a defender, querido Manué, en la orillita de tuuuu Caleta”. Caramelazo, con gluten. En la tanda de cupleses, la suegra y el nabo de Juancarlo. Este año al que malo haya sido no le voy a dejar carbón, le voy a dejá el corazón partío. Caramelo, caramelo, caramelo… Entretenido pupurrí que no baja el ritmo y se siente a gusto con el Falla mu predispuesto, con su zambomba politiquiera y su pasional “mi Cai sandunguera, pídeme lo que tú quieras”, lanzado al borde del escenario. Pablo y Pedro son más del Olentzero, es lo que conlleva la abstención de Bildu. Pom pom.

‘VENGO A POR TI’, YO QUIERO IR AL INFIERNO

¿Los santos del Aliexpress? A las puertas del averno espera la comparsa de San Fernando ‘Vengo a por ti’. Cuidadín. Son angelitos endemoniados, o viceversa. Compartiendo autoría de la obra están Carlos Mera Cantillo y Daniel Oliva Gómez. “Hagamos de una noche de carnaval, toda una vidaaaaa”, desea la primera letra, asín como retorcida. O demasiado poética. Un día de playa en Camposoto parece recrearse en el otro pasodoble…. “al lao de un castillo, de nuevo mi padre volvió a disfrutar, como un chiquillo”. La industria de las pilas está en alza gracias a los satisfayer esos tan sobaos ya en los cuplés, cuplés fresquitos fresquitos, acordes con el ambiente helado. Tú y yo estamos conectados, pensemos cositas malas y vamo a pasarlo bien. Pedro y Pablo también están pensando cositas malas, o peores. “Yo quiero ir al infierno, vente conmigo pal infierno, si quieres yo te enseño… yo prefiero convertirme en un demonio por carnavaaaleess… a por ti yo vengo para hacer del infierno nuestro carnavaaaal”. Y así todo el popu. ¡Quiero ir al cielo!

‘LOS 7 LOCOS’, QUÉ TOQUETASO

Efestivamente, son siete, siete ná más, no se han reproducido desde el pasado año. David Amaya Jiménez está detrás de la mini-chirigota local ‘Los 7 locos’, con un guitarra, un cajilla y el bombo, palante. ¿Más papas pa repartí?, se imaginan Pedro y Pablo. “Qué loca está la gente en carnavá, se nos va la cabeza una jartá…”. Cada uno a su bola en este manicomio. Un piropillo estándar a la Tacita, de primer pasodoble… “cómo no voy a quererte, si es que es pa volverse loco”. “Aquí sobra el fanatismo, falta gaditanismo, dónde está el aficionao”, se queja el segundo pasodoble, que envidia lo sano del carnaval de la calle frente al del Falla. Tol mundo opositando, hasta Paquito el del Mentidero, pa cartero; y el deseo de estar “en Pelota y Compañía”, en los cupleses. Pero si hay que conviá, aquí to el mundo se hace el loco. Las cuartetas del popurrí, con sus puntillas absurdas, van interactuando con cada uno de estos siete majaretas… y “me tiro por Cái”, literal.

‘TÓCAME’, PÁPARA PÁ

Cómo suena, prima… Los instrumentos se rebelan y toman vida… “sin batuta ni director, el ser uno mismo es lo mejor… ven tócame, estaré orgulloso de ser tu voz”. Momento coro-de-Julio-Pardo, con padre e hijo compartiendo letra y música junto a Antonio Pedro Serrano ‘el Canijo de Ucrania’. Con la orquesta en el centro. Do, re, mi, fa, sol, la, si, para mezclarse en el primer metatango… “tócame las notas del tango, tócame mi alma y toca mi piel, tengo siete notas para sentir y un mes entero, las notas de nuestro tango pa decirte que te quiero”. Potito. Y con su dosis de demagogia, y chalet que vigilar incluido, entra con las gomas escondías el segundo, a partir de un amigo fuera de Andalusía, amargao y explotao… “y aunque vayan a por él, en el fondo es un obrero… él es un policía, y no es una ironía, y dentro del uniforme sólo hay personas con un empleo… haber si por cuatro perras se jugaba usted la vía”. En la tanda de cupletets, una mujer fogosa, el manido satisfayer y las pilas del conejo; y el niño del tambor, otra vez el conejo de Duracell, y “ponerlo en la Catedral pa que espante a to las palomas”. Pero tócame por tanguillos que es como late mi corazóooon, po po pom pom, como late mi corazóooon. La vida es un musical, lo desarrolla el pupurrí, naciendo, creciendo, reproduciendo y muriendo…, “¿por qué corre el tiempo tan veloz?… más la música no muere, vive siempre dentro de los seres que te hacen inmortal, la música está dentro de ti, es el lenguaje universal… sigue a tu corazón, la vida es un musicaaaaaal”. Quiero al Tron siempre en mi equipo. Pedro y Pablo, se tocan.

‘EL CASCARRABIAS, CUENTO DE CARNAVAL’, ENFADAO

Se pasea un señor en pijama con su vela y su libro, y se sienta a escuchar la última de la noche, poniéndole el tapón a la función. El honor es de la comparsa sanluqueña ‘El cascarrabias, cuento de carnaval’, tic tac tic tac… “ha sonado el reloj del veneno, ahhhhhh”. Viendo lo que veo, otro tipo de comparsa estándar, empiezo a echar de menos a los pierrots y a los marineros-piratas. Afú, chiquillo. Los hermanos Pérez Romero, Juan Manuel y José Ricardo, firman letra y música, respectivamente. No están mu conformes con que se establezca una criba previa a las preliminares del concurso, no… “aquí nunca hubo fronteras porque Cádiz es bandera de la libertad, el Falla siempre abrió sus puertas al que ama a esta tierra y a su carnaval”. “A mí siempre me trataron como otro catalán más…”, reconoce un emigrante en Catalunya en la otra letrilla, que culpa a políticos de dividir a los catalanes y de sembrar el odio en contra de España (¿y contra Catalunya?) y “yo sólo soy un gaditano al que tendieron la mano y que quiere tanto a esta tierra como quiere a Cádiz, la que me parió”. Cupleses antológicos: limpiándose el culito con el diario, y el niño del tambor dando por culito a sus vecinos. Poco a poquito voy dando otro pasito, siempre a tu vera, hasta que me quieras. Redundante queja, es lo que tiene ser cascarrabias, sobre el Falla actual el que condensa el popurrí inrritao… “y el carnaval siempre fue la voz del pueblo, no lo vayas a olvidar”. Eso no lo ha cantado naide todavía. Hasta Pedro y Pablo lo cantan cada mañana en la ducha, que tiene mejor acústica.

Las 00.36 horas. Baja el telón. Con la compresión del capitán Procopio, anuncio que ‘Dolor y Gloria’, de Pedro Almodóvar, se ha llevao el Goya, que sigue rimando, a la mejor peli. Enhorabuena a los premiados, y felicidades sobre todo al portuense y expregonero Javier Ruibal, por ganar la estatuilla a la mejor canción por ‘Intemperie’, ¡uueee! Pedro, Pablo, lo celebramos con una Fanta limón, y a la Moncloa. Yo, acabo de barrer y de rememorar alguna copla guapa de Juancarlo, y me apunto a la convía: “La educación oportuna, la adormidera perfecta, siempre ha sido la vacuna contra el niño que protesta, contra el que mira de frente y rápido aprende a decirnos que no, porque en su inocencia libre, sabe que un mundo mejor, hace falta y es posible”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ (próximamente)
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.