DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

¡Llénamelo hasta arriba, Shellif!

Noche singular la novena de preliminares del COAC 2020, sobresaliendo lo bien que le ha sentado al Sheriff el descanso-quita-mosqueo: el pase de ‘Los niños de la Petróleo’ vaticina gasolina para rato. Además, buenas actuaciones del coro ‘La colonial’, defendiendo su primero de 2019; de la comparsa del Jona ‘Los aislados’, otro que vuelve; y de la chirigota ‘Dio picha!’, heredera de Juancarlo, aunque el teatro se esperaba a Juancarlo. Además, el figurante del cuarteto de Córdoba, la lío.

DÍA 9 (9ª CLASIFICATORIA)

Cruzando el ecuador de las clasificatorias del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020), toca este martes la novena de la fase; tras una mañana en cola física y/o virtual con las entradas de los cuartos a la venta. ¡Qué estamos a fin de mes, illo! Qué gusta en Cádi una cola…

El flamante ganador de un Goya, como una olla, Javier Ruibal, se cuela en el Falla esta noche para vivir una jornada singular, sobresaliendo lo bien que le ha sentado al Sheriff el descanso-quita-mosqueo: el pase de ‘Los niños de la Petróleo’ vaticina gasolina para rato. Además, buenas actuaciones del coro ‘La colonial’, defendiendo su primero de 2019; de la comparsa del Jona ‘Los aislados’, otro que vuelve; y de la chirigota ‘Dio picha!’, heredera de Juancarlo, aunque el teatro se esperaba a Juancarlo. Además, el figurante del cuarteto de Córdoba, la lío.

¿Po no dice la Junta facha de Andalusía que va a abrir embajadas catalanófobas en Catalunya “para dar apoyo a la comunidad andaluza en estos momentos tan difíciles”?; ¿acaso van a cancelar la Feria de Abril de Barcelona? Mírala cara a cara que es la primeraaa… Pedro y Pablo ya se me han puesto a bailar. Maripili, toca las palmas y dale a la palanca, que chorree este cronicón analógico sin norte. Pero antes, ¿alguien de Irán nos subvenciona el patriotismo?

‘LA CASA DE PAPELILLOS’, AHÍ ECHAAAAOOOO CHAAOO CHAAAOO

Las 20.09 horas. Arriba telón. “Como en la serie, pero de Cádi… y en vez de la careta de Dalí, llevamos la de Juan Manzorro… to el mundo ahí echaaooo ahí echaooo ahí echaaaoo chao chao, está el teatro secuestraaaaoooo”. Como en vendaval se cuela la chirigota local ‘La casa de papelillos’, enmonada. Miguel Ángel Llull Segura y José Arauz Olozábal firman la autoría de este asalto fallero. Con un primer pasodoble que echa de menos esas “chirigotas de mi infancia, que no eran risas sin más, que no eran el recurso fácil, que no eran la pamplina forzá…”. Reivindicando más ironía, más mensaje, más compás para la modalidad, cada año menos de Cádi. Y cosqui gordo a esos empresarios negreros que en verano se quejaban de que no encontraban trabajadores… “lo que se callan los hosteleros es el perfil que buscan en sus camareros… aquí el que sobra eres tú, y tu miserable bar”. Denunciando las condiciones de neoesclavitud que ofrecen algunos, y encima piden que se les dé las gracias por crear tres empleos… En la tanda de clupleses, el Kichi tieso, “pero como tú te has puesto, me parece que sólo ayudas al Faro y la Montanera”, y el poder curativo de la música, de algunas músicas. Y si a alguien le pica abajo, que se rasque como los palomos. Y un popu con intenciones que se queda a medio gas, el secuestro se frustra y logran huir en muuuuviiiing… “hoy me entrego en cuerpo y alma en mi final de popurrí… si es que te llevo robando mi Cádi bendito desde que nací, eres el mejor botín”. Pedro y Pablo son rehenes Maduro, ¿no?

‘LA COLONIAL’, EUSOCIALIDAD

El coro number one del pasado concurso se estrena a oscuras, en el subsuelo gaditano… “no hay ningún obrero como yo… la hormiga llegóooooo… la colonia más pura y guerrera, descúbrela…”. Qué potencia en ese hormiguero, Juan. Se presenta, con advertencia a las cigarras, ‘La colonial’, con letra de David Fernández y Antonio Rodríguez, y música de José Manuel Pedrosa y Raúl Rodríguez. ¡Ese Bablé! Un tres en uno en el primer metatango: su piropillo, su agradecimiento por lo vivido con los difuntos (vaya paradoja, niña) y su reivindicación del propio tango… “Cádiz siempre primero, por ti he vuelto y me moriría cien veces más… Cádiz la vieja obrera, la más guerrera de las colonias de Andalucía”. Y lamento en el segundo por un Cádi cada vez menos Cádi, que va perdiendo sus señas… “se acabaron los vendedores que las franquicias es lo que interesa… Cádiz que ya no suena, que no te enteras, ya queda poco pa que nos pidan una licencia de gaditano”. Enchampelaos los cupleses, jugando con el tipo hormiguil y llamando gordo al Kichi…. Cádi mio que me tienes por los suelos, cada vez que yo te veo a ti te entran na más que hormiguitas, y a mi me entra un bendito hormigueo. La fábula de la hormiga y la cigarra, gaditanizada y sonando superior, en el pupurrí libre de Pablo Motos, animando a trabajar y trabajar de forma incesante para sobrevivir… “en todas partes puedo estar, y me alimento, y me reinvento, como hace Cádi en carnaváaaaaaaa”. Tirad más migas ahí, Pedro, Pablo.

‘LOS NIÑOS DE LA PETRÓLEO’, OLE LOS LIMPIACRISTALITOS

Y otro retonno, el del Sheriff…, o mejón dicho, del Shellif… “a mí me gusta la gasolina, a mi me encanta la gasolina…”. Repostando en la gasolinera LP, La Petróleo… “pero nunca esperes que baje la gasolina, que la gasolina sube más que el Fali Vila”. Güeno güeno el holaquéhay de la chirigota ‘Los niños de la Petróleo’, en la que Juan Manuel Braza Benítez se acompaña en la autoría de Roberto Gómez y Juan Pérez, Y se nota. De entrada, pasodoble de aquíestoyotravé… “ya pagué el peaje… que no tengo vida sin los carnavales, la pena me mata, tú mi mejor combustible Tacita de Plata, el motor que me arranca coplas del alma…”. Shentío tresporcuatro. ¡Lulu, pareces Pikachu!, jejeje. El segundo, homenajaso a la Petroleo… “orgullo en vida de los viñeros”. Diésel, diéselselo… Un cupletillo compenetrado, “no cogemos vacaciones pa no perder el aparcamiento”, y otro picantón, alrededor del juguete de moda… “no lo entendí mu bien, le metí en el chocho to el patinete”, jajajajajaja. Bastinaso xxl. Indudablemente el mejón cuplé en años, chiquilla. Llénamelo hasta arriba. “Si vas en babucha y carzonas… vienes a por una bombona”. Aventuras, desventuras y surtidito de pamplinas las que transcurren en esta estación de servicio en un pupurrí con arte de Cádi Cádi… “esa es mi gasolina, Cái, me da la vidaaaaaa”. Qué bien sienta el barbecho, prima. Y el buen rollo de este grupo, forever. Pedro y Pablo se arrepienten de comprarse un Ford Fiesta eléstrico.

‘EL SUEÑO GADITANO’, AMERICANO, NOOOO

Aparcao el Vaporcito, y maleta en mano, ya canta la comparsa chipionera ‘El sueño gaditano’, “aquí empieza mi oportunidad, la ciudad que te sabe escuchar”. Cádiz, ciudad para cumplir sueños, ya lo dicen tantas y tantas agrupaciones foráneas al pisar estas tablas. Marco Antonio García hace la letra y la música, junto a Antonio Manuel Pedrosa. Desarrollando el concepto de la cumparsita en la primera letra reglamentaria. Y resaltando en el segundo pasodoble, un poco ajín, la gesta-caminata de pensionistas luchando por las pensiones, valga la redundancia, y su escaso eco mediático frente al monotema catalán… “andar de Rota hasta Madrid, eso sí es un titular, y encima lo que piden serán pa nuestros hijos…”. A vé la tanda de cuplets: comiendo bichos en Tailandia… “y cuando llego a mi casa, mi suegra me hizo una olla de caracoles”; “y lo que es más importante, echarse el cubata con poco yelo”, para combatir los resfriaos. Efestivamente, cuplets de comparsa, con unas gotas de propoleo… Déjame que siga soñando y no me despieeeerteeees. “El sueño americano quita tantas vidas y el sueño gaditano, en cambio, te la da”, afirma ese pupurrí liviano. Pedro y Pablo, bostezan.

‘AQUÍ NO HACE FRÍO, AQUÍ HACE HUMEDAD’, A MENOS TREINTA GRADOS

Momento gélido de la función, que se termina caldeando, estufa aparte. Trío de esquimales a escena. El cuarteto currao y rimao de Córdoba, ‘Aquí no hace frío, aquí hace humedad’, repasando en la parodia tradiciones de la tierra, parecidas a las gaditanas. Son tela de capillitas, mu devotos de “la virgen, qué frío”. No les gusta ver los pasos “al estilo siberiano”. Y también celebran su carnaval, y son mucho de coros que “se canta más abrigaaaao”; pero “aquí tol mundo le teme a la calle”. Ojo, y mueren por su equipo de fúrbo, que juega en el Ramón de Ayquérasca…. “esa puerta, oeeee”. U me da más vino u dejamo de cantá, como estribillo bien retorcío para dos cupleses pajarito. Vivan los osos polares con lunares. David Reyes Ortega suscribe la autoría. El muñeco de nieve, que había pasado casi desapercibido, se viene arriba y lo flipa con el popurrí, y el Falla, con él, las cuartetas buscando turistas quedan al margen… Y esto ¿cómo se puntúa, prima? ¿Y el rataso que hemos echao?, se preguntan Pedro y Pablo. Ya me voy ya me voy, a tomarme un Vivesoy…

‘DIO PICHA!’, EHH MAGDALENA, AYYY

Con el monumento a Moret tuneao con la pintada “Cádi ar kabesa”, se posiciona el grupo de la que fue la última chirigota de Juancarlo, tratando de homenajearlo siguiendo su estela irreverente y mamarracha-intelestual, todo un reto, con ‘Dio picha!’. La chusma celeste firma letra y música. “Y me has dejao el Edén que está el Edén pa que le den… y me vine a este rincón, que es el de to la Creación, el que más me saca en procesión… que milagro ya no hay, que yo vengo de tranqui a retirarme en Cáaaiiii”. Por ahí anda el saludo divino y jubilado. La gentrificación en esa primera parábola, con este dios buscando pisito en Cádi, un dios bipolar… “a veces soy mu güena gente y otras veces yo soy mu cabrón… estoy hecho a imagen y semejanza de todos los gaditanos”. En la segunda, toquesito irónico a la excesiva religión que quieren imponer en los colegios … “lo que quiero es decirte a ti yo, que el secuestro de los pensamientos no es ningún mandamiento de dios…”. Un amigo nacionalista de to los laos, que ha vivido en catorse sitios, “y de colgar banderas en el balcón está jorobao”, en uno de los cupletillos. En el otro, Paco dando perlita en el piso de abajo. Ira ira ira eso, eso es la ira divina. Y un popu que se escucha con respeto, demasiado respeto, como en misa. Se palpan las hechuras y maneras, pero no terminan de soltar las deseables ostias… “creo en mí, porque si no me creo yo quién va a creerme, cada vez me van quedando menos fieles, la gente solamente sigue al Chele… porque en la historia he sido yo el mejor influencer… todos me piden una señal, como el que te alquila un piso… a mí es que la humanidad ya me está avergonzando, es pa mandarla al caraho y tirar el meteroritoooo, mama mamá mamamamá a mamarla ya”. Pedro y Pablo también guardan silencio. Debe ser pecado.

‘LOS AISLADOS’, PROHIBIDO COMERSE EL COCO

El tapón de la sesión lo pone, subido al ¿islote Perejil? la comparsa del Jona, otro retonno de la presente temporada. “No hay nada más bello en esta vida que ser libre, como esta canción, pero para algunos se convierte en imposible… soy la voz de los aislaaaaaoos”. Pues eso, frente a nosotros, ‘Los aislados’, asín como náufragos, descalzos, con letra y música de Jonathan Pérez Ginel. Y el poeta se redime, asume sus pecados concurseros y vuelve con una sonrisa y sin temor al fracaso. Lo suscribe en el primer pasodoble, shentío. El segundo se lo dedican al dios Momo de este año, al “amigo” Manolín Santander… “va por tu padre y por nuestra amistad”. Miguel, el coco, les escucha los cupletillos… imposible ver una peli con el suegro, ni las porno; y poco sexo con la parienta, por ahí andan faltitos… Yo te dejo en mi isla un hueco para escapar de este mundo loooco, pero una cosa te digo, prohibido comerse el coco. Al popurrí le falta, por poco, un diván. Terapia de grupo para psicoanalizar a quienes por un motivo y otro se siente apartados, y cuidao con el tiburón facha “que te devora la conciencia y te destroza el corazón… Cádi, que eres Cádi, mi isla y mi libertaaaaad”. Pedro y Pablo han pescado ná.

Las 00.33 horas. Baja el telón. Y alerta de tsunami en el mar Caribe por un terremoto de 7,7 entre Cuba y Jamaica… hasta ultramar llegan los bombasos del Falla. Pedro, Pablo, ponerse los manguitos, por si acaso, y a la Moncloa. Ya me quedo yo aquí barriendo y oyendo en el walkman alguna cinta guapa de Juancarlo: “De tanto preguntar por dios a todos los que en él creían, terminé por encontrarlo y ahora ya sé quién es dios, dios es sólo una inmensa palabra vacía que la gente ha llenado con lo que querían, cuando lo necesitan lo ponen, lo adoran, lo quitan, y ya se acabó”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.