DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DBC

Impacientes por cantarte, en menos que dura un estribillo

La cuarta función de cuartos del COAC 2020, por nombres, tenía pinta de semifinal: de categoría el aire fresco e ingenioso que mantiene la chirigota ‘No aguantamos más…Vamos de impacientes’; y lanzando ya letras sustanciosas ‘La chusma selecta’ de Martínez Ares, ‘Los niños de la Petróleo’ del Sherrif y el coro del tándem de Fernández-Pedrosa ‘La colonial’. Además, ‘Al sonar las doce’, ‘Cari, resiste’, ‘Los majaras’ y ‘Los couchers lowcost’, para todos los públicos.

DÍA 22 (4ª CUARTOS DE FINAL)

Cuarta tarde-noche de cuartos de final del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2020) en el Falla; y más allá del micromundo de ladrillitos coloraos, la Tere y el Pablo ahí están, separtándose en diresto: “no es un adiós, es un hasta luego”. ¿Y qué hacemos con los críos? ¿Y qué hacemos vuestros niños? ¿Nos vamos con papá o con mamá?

Una sesión la de este miércoles, que, por nombres, tenía pinta de semifinal: de categoría el aire fresco e ingenioso que mantiene la chirigota ‘No aguantamos más…Vamos de impacientes’; y lanzando ya letras sustanciosas ‘La chusma selecta’ de Martínez Ares, ‘Los niños de la Petróleo’ del Sherrif y el coro del tándem de Fernández-Pedrosa ‘La colonial’. En el menú, además, ‘Al sonar las doce’, ‘Cari, resiste’, ‘Los majaras’ y ‘Los couchers lowcost’, para todos los públicos.

“Estar soltero sale caro: gastan más y viven menos”: conclusión de otro estudio churretoso que profundiza y dictamina que nueve de cada diez españoles sin pareja, al menos tienen estrés. Pablo y Pedro ya están buscando fecha pa la boda. Maripili, adóptame, y dale a la palanca, que corra, que le hace falta, este cronicón sobrado de colesterol, del bueno, ehh. Pero antes, ¿quién me subvenciona…? ¡¡Ah!!, que ya nos acoquina el Yuntamiento de Cádi la convía, ¡ueee!

‘LOS BURRITOS’, CHIRIGOTITA CHIRIGOTA

Para caldear la tarde-noche y “aumentar la visibilización del trabajo y la calidad de las categorías infantiles y juveniles”, nos ofrece parte de su repertorio el flamante primer premio de juvenil de chirigotas, ‘Los burritos’, con Diego Letrán Toledo y Manolín Santander en la autoría. Las maracas, shunguetas ehh. Qué suerte la mía cuando decidí venir, porque Cádi con su alegría me contagia a mí… Ándale chamaquito. Y sigo siendo una machorra pa está sociedad. Ay, mi cantera, no sabes cuánto me has hecho feliz. Y sin cuplés y con los impacientes mirando el relój, pa dentro. ¡Viva la cantera!

‘NO AGUANTAMOS MÁS…VAMOS DE IMPACIENTES’, CROQUETAS DE JAMÓN

Las 20.29 horas. Arriba el tel…, con el Bablé todavía anunciando a la currada chirigota exprés puertorreleña que lleva desde ayer haciendo pasacalles por los alrededores del Falla, ya interpreta la cuarteta final del pupurrí. Y cuando vuelven a aparecer en escena, vestidos de penitente, jajajaja. Adelantándose a los acontecimientos. Jugando con el tipo dentro del concurso, y fuera. Nerviositos con el punteao, ¡engaaaa! Un pasodoble a un hermano pequeño “más genuino, más verdadero”, reivindicando que los romanceros se integren en este certamen junto a chirigotas, comparsa, cuartetos y coros. Agradeciendo la reacción del público antes de que aplauda. Y de segunda letrilla, estrenando el pasodoble de 2021, jejeje…, “yo nunca pensé que los impacientes quedaran para la historia…, y darle las gracias al jurado del año pasao y a todo su gremio, por darnos el primer premio”. Mucho arte e ingenio ahí, y el teatro muere con ellos. Yo sé que mi estribillo… ¡quillo, que hay que terminar el cuplé! Ni aplaudan, ni aplaudan, ni aplaudan. Mejón el envoltorio que la tandita, eso es ajín. A seguir sudando y a-caraho-sacao en ese popurrí encadenando vivencias de impaciente.., “yo fui al gimnasio para hacer yogaaaa, y me han echao me ha echao me ha echao… que bien lo haces todo pero quillo, quítate, los calzoncillos… vivo impaciente por cantarte, por tus calles, un año entero para volver cada febrero…”. Para recibir el aplauso gordo del Falla en pie, no tienen bulla, ehh. Pedro y Pablo aguantan más…

‘CARI, RESISTE’, CROQUETAS DE BACALAO

¿Qué ha cerrao Delphi? Verá cuando lo cuente en los Pabellones. Sigue la travesía del Caitanic, ¿sin rumbo? Porque sí, el Pijota se saca el móvi y se lleva un buen rato de la parodia comentando la conversación de un grupo de wasap de carnavaleros, “Carli, por qué me respondes si estás aquí al lao”. Se va y viene la luz, y la Rosalía aparece en un sofá medio desnuda dispuesta a que la piten. Luego sale diciendo que le han robado tal joya, pero el pijo se lava las manos, que sólo tiene en los bolsillos “veinte entradas y media bellota”. Qué parodia más larga, barba. La Chabelita con un satisfayer que sopla pa fuera; y ya nadie sueña con ser artista, “ahora le entregan el currículum a Subiela… Andy ha dejado a Lucas por el Bustelo”, en esa tandita pescaíto en blanco de cupleses. Un bote, dos botes, y como somos de Cádi aquí se formó el pitote, las castas quien no bote. En el tema libre, más parodia. Aparece el Raimundo el facha de clasificatorias, grabando una pinícula, mientras cenan la Rosalía y el míster Macarrón… “¡Capítán, acabamos de chocar!, no nos podemos quedar sin hacer nada, po que entren los músicos y amenicen la velada”. Y sale el cuarteto de Afanas, a hacer como que toca… “pichita, tú no te enfades, que Cádi es pa to la vida, ya se marcha este Caitanic para hundirse en La Caleta”. Pamplina tras pamplina y chiste tras chiste metacarnavalero, como manguitos del ¿cuarteto? de Aguilera y Puliestán. ¡Sin rumbo! Pedro y Pablo también flotan. Cosas del principio de Arquímedes.

‘LOS MAJARAS’, CROQUETAS CONGELADAS

Nono Galán y Vicente Esquerdo se dan la mano para prestarle un homenaje más a los Majaras de El Puerto, encerrados en medio siglo de coplas…, “tú sabes bien que no soy uno cualquiera, y por más años que pasen, yo me vuelvo más majaraaAAAA”. Recomendando flamenco autóctono a un joven en el primer pasodoble…, “te veo y te pregunto qué es lo que escuchas, que estás oyendo, pongo flamenco, y siendo adolescente no es que me extrañe, pero vamos a llamarle a las cositas ya por su nombre… que esta es la tierra mía, no me pongas a Rosalía”. Universal Publishing ya está redactando su comunicado ofendidito, malamente. “Y de Manuela, quién se pone en su pellejo…”, se pregunta la otra letrilla que no se sabe si está a favor de la caridad del Amancio Ortega a cambio de máquinas para hospitales, o a favor de que evada impuestos. De “salidas extraordinarias”, las de su vecina, y un adolescente combatiendo el calentamiento en el cuarto baño, en esa tanda bordeante de cuplés. Por culpa de dos locos y sus letras, yo me enamoré de ti, en la orillita de La Caleta. “Volverse majara no es lo mismo que volverse loco”, clave de ese popu que arrastra, para lo bueno y lo malo, el legado de este grupo…, “un majara es sólo cuerdo cuando sale de su garganta carnaval… que yo no tengo una comparsa, yo tengo una víaaaaa”. Con remate pancartero: Pedro, Pablo, a donar vidaaaaaaa.

‘AL SONAR LAS DOCE’, CROQUETAS DE BOLETUS

¿Estamos concienciados para otro bailesito a lo Thriller? “Al sonar las doce, Cádiz duerme y despierto yo…”. En posición el coro-musical del Luis Rivero. Saca la calculadora para ese primer tango que despliega las cifras oficiales de cientos de asesinatos de mujeres a manos de hombres.., “y en el 2020 son diez las que ya han caído… aunque haya quien la violencia machista, la niegue le niegue la niegue”. Y reconociendo a otros coristas fetiches en la otra letra reglamentaria…, “aunque el carnaval pueda envenenar, por Fali por Julio por Nandi, hoy suena a Cádi, mi tango mi tango mi tango”. A los cupletillos: lo que se ahorra el Ayuntamiento de luces de navidades, “se lo va a gastar ahora con las dos lámparas que trae Martínez Ares”, ajá. ¡¡Uuuuhhh!! El segundo era tan mostruoso y mal cantao a posta, que te sacan otro, del mismo nivel. Un cuento de terror que se disfraza y resuena en sus gargantas, al sonar las doce. Vampiros, brujas y hombres lobos, aaaaúuuuuuu, te cantan muy bien cantá cositas coregrafiadas en el pupurrí a lo Broadway, y que la forma te esconda el ¿fondo?…, que finiquita cuando Cádiz despierta, “vuelvo tras la muralla, y ante tanta belleza no hay vampiro que pueda desangrar sus entrañas, no hay lobos acechando a la luna que ronden sus plazas, y entre brumas de niebla, no hay bruja que surja ni existe conjuro que valga… ya quema ya quema ya quema el sooool”. A por la Nivea. Pedro y Pablo tienen la once y poco.

‘LOS NIÑOS DE LA PETRÓLEO’, CROQUETAS DEL PUCHERO

Parando a repostar en la gasolinera castiza de Cádi bajo el ficus del Mora, del Sheriff, digo, del Shellif, “y si quiere lavar tu coche, métete en el lavaeeeero… pero nunca esperes que baje la gasolina, que sube más que el Fali Vila”. El de la comparsa de Martínez Lares haciendo sus pinitos en la presentación, subiendo subiendo. Metido en el tipo, un primer pasodoble frente al machismo, “en mi gasolinera, cabemos todos, no discrimina… no presumas al volante de borde de chulo, de chulo de borde, que me avergüenzo de ser un hombre de ser un hombre”. Y otro pasodoblón anticensura de segundo…, “desde que nacieron nuestros carnavales, vamos presumiendo que son la cuna de las libertades… de un tiempo a esta parte el humor en la fiesta se ha vuelto maldito, que hay que tener mil ojos porque ahora hay muchos ofendiditos… presumimos de una fiesta que avanza palante palante, y no nos damos cuenta que solo damos pasitos, hay llevas razón, paaaa atrás”. Shanwi de pollo. El bodorrio de Sergio Ramos en un cupletillo, “no firmaba el nota, no sabía si Sergio era con ge o con jota”; y “a la Malú el pacto con Rivera le funcionó”, con unas rayitas por ahí en un chiste ya escuchado ayer, cachís. Veremos en los carnavales cuando yo en los bares diga, ¿esto son cinco euros?, ¡llénamelo hasta arriba! El Lulu, a lo suyo. Peripecias de estación de servicio, completita, bien servidas en ese popurrí sin plomo. “Cierra mi gasolinera, pero Cádiz me abre sus puertas, donde recargo hasta arriba, lleno el tanque de alegría… esa es mi gasolina, Cádiz me da la vidaaaaaa”. Pedro y Pablo sostienen con gusto la manguera, pillines, pese al precio del petróleo.

‘LA CHUSMA SELECTA’, CROQUETAS DE BELUGA

Con los lamparones colgados, y el teatro encendido, saluda la aristocracia del Ares…, con esa presentación-homenaje…, “vienen a miles los peregrinos, el rey ha muerto, su verso aún caliente está, su funeral, con honores de carnaval… canta, canta Tacita, porque la vida, solo dura un estribillo… que Cádiz no tiene reyes sólo poetas de carnaval, y pa poeta poeta, mi capitáaaAAAAN”. Pisando charcos que se cuela esta chusma, toqueteando la reacción inquisitorial de los capillitas tras la actuación del Cascana: “yo pensaba que esta tierra era más libre y abierta, al llegar los carnavales, pero seguimos en pañales, de nuevo una chirigota, a la iglesia ha vuelto loca por salir en procesión, se confirma, estamos en manos de tontos del capirote… aquí no hay tabúes, eso era con Franco, qué pena del Falla, pescaíto en blanco… criticamos a los moros pero en nuestra casa, estamos rodeados de talibanes… pleno siglo XXI, y siguen los cofrades viviendo en los tiempos de Torquemada… cuando hace falta la ayuda, para un paso de misterio, para una túnica, un manto, auxilio carnavalero… hermanos de mi querida Tacita, vamos a cortar los lazos, y que este año os cante el Papa”, Contundente. Antonio, tú tampoco sales este año en la Burriquita. Y letrilla a la libertad sexuá, con un niño trans en la familia… “un domingo yendo al Cádiz, dije ¿qué pasa Carlitos?, papi llámame Vanesa, y me caí con todo el equipo, con sólo diez años lo tenía claro… siente rechazo al verse en el carnet de identidad, pero la risa es su vacuna, contra el ku kux klan… entra en el cole cariño, no pasa nada, transforma este viejo mundo con tu faldita, y tu pasada”. Ya los cuplés son menos selectos, con uno para reírse de sí mismo, “ole el Cádi, qué peaso temporada, se merece un programa en cuarto milenio…”; y otro extrañado por la pechá de perfumerías que hay, “en Cádiz no hay más que paraos, pero huelen de categoría”. Cádiz la chusma selecta que sobrevive en el sur, Cádiz vieja princesita que baña a sus criaturitas, a pobres y ricas, en el agua bendita de su sangre azul”. Por supuesto, más pausadito y vocalizado que en la preselección, ¡a la guillotina!, ese pupurrí se digiere mejor, prima, si exceptuamos la cuarteta impaciente…, “odio en el alma septiembre, cuando los pobres conquistan las calles, y van naciendo las canciones de millares de don nadie… Pero a quién quiero yo engañar, sólo soy uno más de más, cuatro meses pa descubrir que no tiene sentido, esta vida sin ti…”. Pedro y Pablo también huelen a Dior Sauvage de Christian Dior, si se ducharan.

‘LA COLONIAL’, CROQUETAS DE ESPINACAS

“Yo doy clases de trabajar a quien se sienta superior, no hay ningún obrero como yo, callen a esa cigarra interior porque la hormiga llegó… en Cádiz vive la colonia más pura y guerrera, esta debe ser, Cádiz, la colonial”. La fábula de Fernández-Pedrosa ya está sonando y resonando. El dichoso cáncer revolotea el primer tango, donde igualmente se cuela el recuerdo a Juancarlo y a Manolito, sin nombrarlos…, “hay un bicho suelto del que ninguno nos ha librado…. puede con tu sombra, con tu risa, no distingue de tamaño, condición ni de la edad… nadie encuentra su nido hasta que aparece sin avisar… existe una cosa que no nos puede quitar jamás, y aunque el maldito bicho nos quita gente, su corazón los hace inmortales”. Y duro tango contra un homófobo y machista, el rancio Antonio Burgos, el siguiente…, “ser de Cádiz es más que la sangre y más que la fama… ese tinte fascista no es propio de la gente nacida en esta ciudad… así que en La Caleta deben quitar las letras que le ponen su nombre a este rinconcito… que usted no representa ni al gaditano ni se merece ser pregonero”. Amén. Cupletillos enchampelaos, que estos insectos te soportan el invierno y el verano sin quejarse, “una cosa tan sólo no aguanto yo, cuando me toca mi parienta con esos pies tan fríos”. Cádiz mío que me tienes por los suelos, y cada vez que yo te veo a ti te entran na más que hormiguitas, y a mí me entra un bendito hormigueo. Popurrinaso sin fisuras, qué paradoja con cuarenta hormigas allí arriba…, “Cádiz está en sus manos y en ella han de creer, verá cuánto se aprende en mi pequeña sociedad…. y al final la moraleja de este cuento es llevar nuestro destino de la mano, trabajar sin conocer el desaliento… mi obra no pueda parar, en todas partes puedo estar, y me alimento, y me reinvento, como hace Cádiz en carnavaaaaaal”. Pedro y Pablo va a adoptar a una cuadrilla de estas, pa alicatar el cuartobaño. No vea cómo debe escucharse esto en la ducha.

‘LOS COUCHERS LOWCOST’, CROQUETAS DE PUERRO

Y poniéndole el tampón y el lacito a la sesión, el Bizcocho-gurú de la felicidá, de la positividá, de la ilusió… A motivarte, si te has levantado como Echenique, “con el cuerpo raro… al que la sigue consigue una orden de alejamiento, que la autoayuda no es lo que hace tu niño en el cuarto de baño… si deseas algo con todas tus fuerzas, te puedes comer una mierda…, bieeeenvenido”. El Mobile World Congress, cancelao, tiene casi más vidilla que el Falla ahorita. Un pasodoble mamá-tes-quiero-tela…, “esta positividad no la pude sacar de mi madre Loli, la anticouchín…”. “Me quitaron el carné por meterme en el tipo tan efusivo”, apunta la segunda letrilla a lo Stevie Wonder, “si tienes que conducir, olvida el alcohol y los opios, que aquí estamos pa vivir y no lo digo por ti, es por nosotros es por nosotros”. Pa los cuplets tenemos el coronavirus, que “no es de imitación, es de los buenos… como son iguales todos los chinos, le están haciendo las pruebas al mismo”; y el grupo de wasap de los padres de niños del cole, harto de buenos días, buenos días buenos días, “y le he hecho esta letra a ver si me echan como al Cascana de la cofradía”. Y si lo ves medio lleno, te lo cambio por el mío. El vaso. Azúca, sobres de azuquita, pa que te vengas arribita. Charla motivacional en el popu, “y si el portugués no se has extinguido y hasta Kiko Rivera se ha reproducido, dime por qué no es posible nuestro amor… la felicidad, llegar con el morao y que haya croquetas, que le debas dinero a uno y se muera, la que le hace las uñas a la Rosalía, la felicidad… la mentalidad positiva es reírme de mí mismo, a cuántos nos haces felices con tus carnavales, Cádiz de mi amor”. Pedro, Pablo ¿sois más felices ahora?

La 1.54 horas. Baja el telón. ¿Quién tiene la llave, matarile? Pedro, Pablo, seguid el camino de baldosas amarillas, y pa la Moncloa. Ya me quedo aquí yo barriendo y evocando alguna coplilla guapa de Juancarlo: “Yo no sé si a donde voy será lo que llaman cielo, pero lo que llaman tierra ha sido to lo contrario, no me hablen de Jesús que no me sirve de consuelo, no fue única su cruz, ni exclusivo su calvario…”. Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2020, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2020, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de los cuartos de final, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOKTWITTER / INSTAGRAM ¿te sumas?





Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.