DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
FOTO: DIARIO Bahía de Cádiz

“¡Hermano, ladra, luego cabalgamos!”: rabia blanquiverde

La décima función de preliminares del COAC 2018, marcada en el calendario desde hace meses. Se estrenaba Martínez Ares con ‘Un perro andalú’: la Andalucía bufona, ninguneada, esclavizada, humilde, humillada y estereotipada, tal y como la ven pasado Despeñaperros, ladra y muerde, o al menos ese es el empeño. Y además, el coro coro de Fali Pastrana, ‘Los chimenea’, no defraudó.

DÍA 10 (10ª CLASIFICATORIA).

Unos ochenta y siete millones de leuros ha costado el operativo represor urdido para apalear a los hermanos catalanes por ir ¡a votar! el pasado 1-O. Y casi treinta y nueve mil personas están ya inscritas y pendientes de que les toque una entrada de la final del Falla. Dos cifras, dos, que dejan constancia del Estado en el que sobrevivimos. Y a vivir la décima sesión de clasificatorias del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Cádiz (el COAC 2018).

Una noche de jueves, casi viernes, marcada en el calendario desde hace meses. Se estrenaba la nueva comparsa de Martínez Ares, ‘Un perro andalú’, y se desveló el secreto mejor guardado del reino, con filtración minutos antes. La Andalucía bufona, ninguneada, esclavizada, humilde, humillada y estereotipada, tal y como la ven pasado Despeñaperros, ladra y muerde, o al menos ese es el empeño. Rato que da para varios comentarios de texto de Selectividad. Y además, el coro coro de Fali Pastrana, ‘Los chimenea’, no defraudó.

Ni tengo perro ni soy andaluz, o viceversa, voy dialogando conmigo mismo antes de desempolvar al tontito de las banderitas y al señor mongolo (de Mongolia), nuestros colaboradores más desmontables. Ni un mueble de Ikea. Maripili, no sé qué digo, pero dale a la palanca y que vuele alto este cronicón sin ton ni son de la jornada. Pero antes, aquí debiera aparecer la publi del Yuntamiento de Cádiz. ¿Tú la ves? Yo, no. Sigo asomao a ver si viene….


‘LOS CHIMENEA’, DALE VAPOR

Las 20.37 horas. Arriba esos deshollinadores. El Falla echando humo, con el coro-coro de Fali Pastrana, ‘Los chimenea’… “ya empieza a funcionar, la caldera se empieza a calentar… los chimeneas harán que eche humo en carnaval… ellos prenden la llama del teatro, lo nuestro es limpiar… la fábrica empieza a funcionar, que Cádiz empieza a cantaaaar”. Con ganas, potencia, hechuras de champions y plumeros. David Fernández y Rafael Pastrana firman la letra, y este último, también la musiquiqui. Metatango para caldear voces… “este es mi tanguillo, tanguillo tan caletero, es el tango de Cái, el que y más quiero, que huele añejo con su alegría, ay mí tango de mi corazón”. Humeante el segundo tango, con el Falla como factoría que ve renacer a Cádi de las cenizas cada febrero, y enero… “esta es la forma de Cádi, fuego, ceniza y humo y alguna copla en la calle… digan si no hay motivo para pedir una independencia… pueden que aquí se encuentren con más razones para irse de España, en cualquier copla de carnaval”. Vamos, que si muchos catalanes están quejosos, si vivieran aquí abajo no pedían la separtación, sino lo siguiente. En los cupleses. el primo, de cena de empresa, y lleva parao más de veinte años; y obsesión familiar con el Martínezlares, y la suegra, cuando come menudo, “se forma en casa la ventolera”. Chimenea como las de Cádiz, no verá usted en el mundo ninguna. La caldera del Falla, a tope, en el popu de humo y cenizas, metacarnaval y palitos al oscuro panorama político-social-laboral… “Cádiz, limpia tus cenizas, limpia quien no crea en Cádiz, comienza a limpiaaaar…”. El tontito de las banderitas termina tiznao. El señor mongolo (de Mongolia) sigue atufando a Maripoppins… “Sombrerazo”, ha puesto un tal Alejandrosanz en su twitti, sorteando hasta doscientos setenta caracteres. El OndaCádi también llega a Miami, miarma.

‘LAS NOCHES DE CÁDIZ’, CON HUMEDAD

Sube a la azotea, de la mano de estos astrónomos para paladear ‘Las noches de Cádiz’, comparsita capitalina escrita por Jesús Bernal Benítez y música de David Cornejo Prada. “Por más que cueste vivir, Cádiz te guía hasta el fin… busca tu destino en las noches de Cádi…”. Al tontito de las banderitas las noches de Cádi le confunden, tela. Coloretes, forever. Lastimero el primer pasodoble, siguiendo esa premisa de, si me queréis, demostrármelo en vida… “aunque te adoro carnaval, estando en las manos que estás, cometes errores que nunca te voy a perdonar… no más honores de pecho a los que no están…”. El juicio de la manada sanferminera, parece que contra la víctima y no contra los violeadores, en la otra letrilla, afeando esa “justicia machista, de un estado patriarcal”. Patriarcado, ese palabro… Las catorce cosas que se suben para pasar las noches mirando el firmamento; y la limpieza de las calles en carnavales… y una botella con agua y jabón para el perro andalú, ejem, rellenando los cupletillos. Cádiz, normal que sean tus noches las más bonitas del mundo entero. Y con humedad y humildad ese agradecido popu nocturno con la mirada alta y los pies en el suelo… “cuidar tu cielo está en tus manos… no consientas por nada del mundo que Cádi se muera… que nadie apague su estrella”. El señor mongolo (de Mongolia) no a-paga ni una convía, Agarrao.

‘¡CÓMO SE TE CAIGA, COBRAS!’, PALEEEEETAAAA

Más pelo que en los güevos del Bienvenido el año pasado. Carta de presentación de la comparsa de Córdoba ‘¡Cómo se te caiga, cobras!’. Sí, no busques más alegorías, son ratoncitos Pérez, a la caza de mellados. Con autoría de Julio José Horcas, Álvaro de Lara, Rafael Nieto y José Ignacio Delgado. Estilo canijil en ese primer pasodoble, postizo… “ay carnavalero, tu boca es el Falla, y las muelas del juicio en el palco del jurao…”. Y con moralina el segundo, que cortar con las collejas entre niños en el cole, es cosa de todos. Mucho césped en un cuplé, que no sabes si ha entrao o no, túyajabe, y “chirigota, apta el año que viene”, adió, afúu, en el complementario.  Qué les gusta que les cepillen dos o tres veces a día. “Todas las cosas son mejor con dientes”, anuncia un popurrí digno de Vitaldent, de boca en boca, hasta en la de Ratonio Martín, de almohada en almohada. El señor mongolo (de Mongolia) se ha quedado atorado con lo del mamaso, en horario infantil. El tontito de las banderitas ya tenía preparado el matarratas. No ha hecho falta, primo.

‘LOS ENCANTADORES’, ASÍN SUENA MI FLAUTA

Toca la flauta, Bartolo, con un agujero solo. “Ha llegado ya el flautista, la hora de encantarte en carnavales… pero eres tú la que me tiene a mi encantaooooo”. Vaya, novedad… ‘Los encantadores’, comparsa de la localidad malagueña de Ronda. ¿Contratados para llevarse la plaga de ratas que veían los peperos meses atrás?, me pregunta tontorrón el tontito de las banderitas. La compañera Ana Barceló, Maripepa Marzo en los micros de Canalsú radio, se lleva una letrilla ojanosa de entrada… “mis ojos y mi guía en esas tablas”. Este concurso no lo inventó la tele, no. “Mi niña ha desaparecío, matar no cuesta nada… ella se llama Dianaaaaaa”. Anda, ahí queda ese segundo tragipasodoble, de morbosa actualidad. El señor mongolo (de Mongolia) me da pataditas por debajo de la mesa. Tontín. Asín suena mi flauta… que yo me muera si no te encanta, reza un estribillo entre dos cuplés de comparsa. La letra a estos hamelistas, que no suenan malotes, es obra de Raúl Mateos González, y la música, de Horacio Calvillo Melgar. El popu, encantado consigo mismo, y con los carnavales. Cero roedores, totalmente confirmado.

‘LOS QUE SE METEN EN TODAS LAS CONVERSACIONES’, 😶

😒😓😔😝😖 ¡Tente!, te pillo prestadas unas caritas. Presentación presentación la de este surtidito de emojis, la chirigota de Cádi ‘Los que se meten en todas las conversaciones’. José María Barranco, el ‘Lacio’, wasapea letra y música. Foame, cuánto tesquiero. Las 17 del día 17. El atentando del pasado agosto de las Ramblas relatado en el primer pasodoble… “mientras unos luchaban por sobrevivir, otros se estaban muriendo de pena… yo fui ese hijodeputa que en vez de prestar ayuda, lo estaba grabando, lo estaba grabando”. Buen remate, pa tu conciencia. Mejor calificativo, imposible. Pom pom. Y emoshionaíto el segundo pasodoble, dedicado a Manolo Cornejo, con el añadido de que su hijo Leo canta en este grupo, en la punta, como su padre… “de muchos te has disfrazao pero para siempre has quedao como don Adolfo, como don Adolfo”. El Pacoli del Subiela lo tiene complicao para pasar a cuartos, que “sólo pasan los aptos”, iiiinnn. Y el Figuier, del Martínezlares, po también, en esos cupletillos rematados con el emoticono del Puigdemont, “mooooojón”. Entre móviles y wasaps merodea el pupurrí en línea…”cuando te canto, tengo el corazón en la bocaaaaaa”. El tontito de las banderitas está escribiendo. El señor mongolo (de Mongolia) está escribiendo. 😶  Doble check.

‘EL PERRO ANDALÚ’, LADRA PUEBLO LADRA

Guau guau. Que se pare el mundo redondo, que toca lo que toca. La cabeza perruna de la función, la comparsita de don Antonio, un seeeeñññor, el Goku…. El Falla, patas arriba, pide dogchow. Barroquismo en el tipo y en la escenografía. Esperando el libro de instrucciones. Símbolos y más símbolos. Eso de venir sin forillo, ya, como que, camaleón camaleón… “Cuidado que vengo que muerdo, que traigo la furia más loca, la sangre en la boca, la rabia el cuerpo… sigo siendo el mismo perro, el perro de Andalucía, vengo vengo que muerdo…”. Con corona de bufón, collar de esclavo “de Isabel y de Fernando”, manto de Ecce Homo, la pandereta “el símbolo de la España inferior que va pariendo mesías, poetas”, “esa flor que no te quiere” y “por fin coronao, maldito holgazán, abre tu barraca, empieza a reinar, enciende los farolillos de tus ocho princesitas…, ríe, baila al viento, sufre, traga, calla, cómo de fiel es mi perro”, pero “el perro hoy se rebela, hoy muerde la mano, rompe las cadenas, no tiene amo, hoy traigo la sangre en la boca, veneno en forma de coplas, cuidado que mueeeeeerdo”. Guaaau. Presentación rabiosa, grrrrrrr. Sin bozal, Antonio Martínez Ares. La pasión eterna del andalú, como la del Cristo aquel, entrando en el primer pasodoble… “febrero se va a ir de su mano, comienza otra historia bendita… este misterio sólo se siente, cuando tu madre te pare andaluuuuz, porque desde que nacemos, estamos ataos a una cruuuuz”. ¿Se puede decir menos rebuscao?, pregunta el tontito de las banderitas. Por preguntar. Con reflexión se introduce el otro ego-pasodoble: “pronto llegará ese momento, que tú no me quieras tanto, que no te valgan mis requiebros… será mañana, será pasado, lo que es seguro es que estoy marcado… ay amor mío cuánto nos hemos querío y nos hemos peleao, menos esos trece años que se quedan para mí… no me abandones, ay amor mío, porque presiento que se acerca ya… que me quiten lo ladrao, o me voy a poner a lloraaaar”. El Ares pensando en su jubilación, ay ay ay, con lo shungo que está el tema pensiones. Cupletillos abreviados, con la Teo y er Kichi limando asperezas en pelotas, ¿Jurado?; y el Bertínosborne… “que me cae mu malamente”, jarto mejillones. Cuando pongas una bandera, primita mía en tu balcón… pon la de Cádiz, con su pendón, y al que no le guste que ladre, porque esa es la mare que a ti te parió. Palabras mayores, suena el popu que atraviesa los tópicos más rancios del que mira con superioridad desde el norte, la identidad propia, la emigración indeseada, la resignación ¿o la revolución?, para escucharlo de pie, y digerirlo acostao… “así es como nos ve, esa otra mitad de España peleá con la otra España, que ni come ni deja comer… bufones, somos sus bufones, de sol y procesiones nadie nos oye sufrir, juglares de ferias y carnavales y una sonrisa a raudales, pa cuando quieran venir, los que levantan el país…”; “no te vayas, deja quieta las maletas, sé que el tiempo se te agrieta, tu sitio está aquí a este lao… es sencillo decirlo en una canción, qué difícil cantárselo a esta generación, primo quédate, prima quédate … como odio ese maldito tren…”; y al aullido final, “fuera coronas, porque este perro sólo es siervo de ese rey que es su persona…” y fuera yugo, y rosas “que no alimente a las gaviotas”, y caretas, y el manto, “un hombre queda, limpio de cruces, un hombre queda… esta montaña no es Sierra Morena, es la piedra más grande del camino, si no la apartas eso es lo que dejas a tus hijos y a sus hijos… vengo que muerdo, vengo que muerdo, hermano, ladra, luego cabalgamoooos”. ¡Ostia Patxi!, ¡cony Carles!, si hasta dan ganas de nacer blanquiverde. El tontito de las banderas no encuentra a Buñuel por ninguna esquina. El señor mongolo (de Mongolia) es más de periquito como mascota. En modo procesando… Vamos, no te comas el tarro; el pasodoble de los Yesterdais con ostentación. Guau guau.

‘LOS QUE LA LLEVAN A HOMBROS’, PONGO EL ZOOM MÁS GRANDE

El chimpón de la noche, ya madrugada, tras los ladridos y la desbandada, lo aporta desde Puerto Real la chirigota ‘Los que la llevan a hombros’. Llevan a hombros una cámara, no hay intriga… “atento todo el mundo, que ya estamos en diresto, ya estamos en carnaval”. Ajam. Promete planos y contraplanos. La letra y la música la firman José Antonio de la Vega, Manuel Jesús Sánchez y Juan Antonio Rodríguez. Trabajo precario, paro, hambre, y tú sigues votándoles, en la esencia del primer pasodoble. Vaya, parece que arremeten en la otra letrilla contra la prensa fallera, que, dicen, critica con insultos a las agrupaciones, e invitan a que deje de juzgar y valorar por ella misma y “deja que el pueblo sea aquí el único dios”. Lo que diga mi mujé, vamos. Cuando grabo a Rajoy siempre pongo el zoom-normal. Un cupletillo sesuá mezcla lo dulce con lo salao. El popurrit, de grabación amateur: “te voy a decir una cosa shavalote, cuando me veas grabando no salgas atrás haciendo el carajote”. Buen consejo. El señor mongolo (de Mongolia) borra la cinta. El tontito de las banderitas, se la come.

Las 00.43 horas. Baja el telón. Baja la cámara, forastero. Tontito de las banderitas, señor mongolo (de Mongolia), os habéis ganao hoy un trago antes de volver al cajón. Vamos pa los camerinos, que han colocao un surtidor de agua del grifo: ni cardito ni manzanilla ni moscatel ni wiski del Mercadona, a-gu-a del grifo. ¡Así va el Falla! ¿Eso quién lo ha dicho? Mientras buscas al bocachancla, yo busco una frase célebre potable: “es privilegio de los bufones decir verdades que todos callan”, dicen que dijo Neil Richard Gaiman, un escritor inglés. ¡¡Shiiiiii!! DIARIO Bahía de Cádiz Dany Rodway


INFORMACIÓN CARNAVALESCA RELACIONADA

· Los PUNTOS del Jurado ‘poco oficiá’, AQUÍ
· Todas las crónicas del COAC 2018, AQUÍ
· Las FOTOS del COAC 2018, AQUÍ
· El ORDEN DE ACTUACIÓN de las preliminares, AQUÍ
· También estamos en FACEBOOK y TWITTER, ¿te sumas?






Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.