DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Procasa habilitará cinco alojamientos transitorios de emergencia social para familias gaditanas que requieran una respuesta urgente

La empresa municipal Procasa ha realizado un proyecto de modificación de cinco locales de su propiedad en Cádiz que en un principio estaban destinados a oficinas para transformarlos en alojamientos transitorios de emergencia social. Se invertirán más de 100.000 euros para crear “una respuesta rápida para alojar de forma temporal a familias que necesitan una respuesta urgente”.

La empresa municipal de vivienda del Ayuntamiento de Cádiz, Procasa, ha realizado un proyecto de modificación de cinco locales de su propiedad que en un principio estaban destinados a oficinas para transformarlos en alojamientos transitorios de emergencia social. Se encuentran ubicados en entreplantas de tres edificios colindantes en Marqués de la Ensenada y avenida de la Constitución de 1812, e inicialmente se iban a dedicar a oficinas pero la oferta ha quedado desierta.

El proyecto, elaborado por la oficina técnica de Procasa, contempla cinco alojamientos transitorios que tienen una superficie útil entre 36 y 62 metros cuadrados, dos de ellos, con capacidad para alojar a entre una y tres personas. El presupuesto de esta actuación asciende a más de 103.000 euros y está incluido en los presupuestos anuales de la empresa pública. A esta cantidad se sumará, una vez ejecutada, todos los relacionados con mobiliario y equipamiento básico.

El alojamiento contará con todos los suministros y todo el equipamiento necesario para que, según apunta la concejala de Vivienda, Eva Tubío, “personas o unidades de convivencia que atraviesen una situación de emergencia de falta de vivienda puedan permanecer en estas estancias un breve espacio de tiempo mientras se les ayuda a acceder a viviendas definitivas, bien a través del alquiler o, en caso de contar con la puntuación máximo de registro, mediante vivienda protegida”.

Según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, este proyecto culminado durante el estado de alarma ante la crisis del coronavirus mediante el teletrabajo de los técnicos de la empresa, conllevará ahora la solicitud de licencia de obras y calificación de alojamiento protegido al Ayuntamiento, previendo que dichas obras puedan iniciarse en el tercer trimestre de 2020 para estar en disposición de uso en febrero de 2021.

“Es la primera actuación de este tipo que va a llevar a cabo la empresa en su búsqueda de nuevos recursos y respuestas a las necesidades de vivienda por parte de la población, al mismo tiempo que se rentabilizan y dan uso a las propiedades de la empresa”, sentencia Tubío.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.