DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Limpiadoras de dependencias municipales denuncian el impago de la nómina por parte de la contrata: “sólo le interesa su enriquecimiento”

Las plantillas de limpieza de dependencias municipales, de colegios públicos y de centros del IMD, servicios que el Ayuntamiento de Cádiz tiene concesionados a Expertus, han denunciado el impago de la nómina de agosto. Las limpiadoras están “cansadas” de que se les “utilice” como “rehenes” y se realice con ello “un chantaje contra la empresa principal”, el propio Consistorio. En este punto, se insta a la administración local a erradicar a este tipo de firmas “que solo juegan con el pan de los trabajadores”.

Las plantillas de limpieza de dependencias municipales, de colegios públicos y de centros del Instituto Municipal de Deportes (IMD), servicios privatizados que el Ayuntamiento de Cádiz tiene concesionados a la empresa Expertus, han denunciado el impago de la nómina del mes de agosto.

“Exigimos una solución inmediata, y soluciones para que estas situaciones no se repitan ni con esta ni con otras empresas piratas que sólo les interesa coger los servicios para su enriquecimiento, sin importarles lo más mínimo, ni las trabajadoras, ni los ciudadanos”, se quejan en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz por Autonomía Obrera los comités de empresa y representantes de estos tres servicios.

Estos trabajadores dicen estar “cansados” de que se les “utilice” como “rehenes” y se realice con ello “un chantaje contra la empresa principal, dado que Expertus utiliza el argumento que el Ayuntamiento les debe dinero, cuando sabe perfectamente que su deber es responder ante los pagos de los salarios”.

“Lo saben perfectamente cuando se presentan a los pliegos de condiciones, en donde deben de demostrar su solvencia económica, e independientemente son ellos los que deberán exigir los interese de demora a la administración, y no utilizar a padres y madres de familia con salarios mínimos”, se insiste.

Es por lo que se exige a esta empresa que “cumpla con su deber” y pague los salarios, “pues nosotras seguimos trabajando”. De no realizarse de forma inmediata, se amenaza con denunciar ante la Inspección de Trabajo, además de comunicar al Consistorio como cliente y fiscalizador de los pliegos de condiciones “para que abra los expedientes oportunos, sancione si es necesario y que cambie de forma radical a medio plazo sus políticas de servicios, erradicando a estas empresas que solo juegan con el pan de los trabajadores y para nada les importa el servicio que deberían de prestar a los ciudadanos”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.