publicidad

La Zona Franca no tiene dinero para comprar el hotel del Carranza y el alcalde culpa a PP y PSOE de “dar la espalda” a Cádiz

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz cuestiona que la Zona Franca de Cádiz “vuelva a dar la espalda y a posicionarse en contra del interés común de la ciudad”. Su Comité Ejecutivo ha decidido, con las abstenciones de PP y PSOE, no ejercer la opción de compra gratuita del módulo para hotel del estadio Carranza, ofrecida por el Consistorio en base a un convenio de 2013. El alcalde entiende que dicho convenio no fue más que “una excusa para dejar un agujero de 40 millones en las arcas municipales”.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz critica a la vez que lamenta que la Zona Franca de Cádiz, “de la mano del PP y del PSOE, vuelva a dar la espalda y a posicionarse en contra del interés común de la ciudad”, en relación a la decisión tomada por su Comité Ejecutivo de no ejercer la opción de compra gratuita del módulo destinando para hotel del estadio Ramón de Carranza, ofrecida por el Consistorio en base a un convenio de 2013 –tras aprobarlo en el pleno de julio- después de llevar unos años tratando de vender el mismo por cerca de 10 millones, sin lograrlo: ni la derecha antes ni ahora el bipartito de Por Cádiz sí se puede y Ganar Cádiz en Común.

El principal motivo es que el Consorcio de la Zona Franca gaditana, que además está inmersa en un plan de austeridad, asegura que hoy día no cuenta con crédito “adecuado y suficiente” para afrontar una operación de ese tipo, que sale por 9,8 millones de euros. Un dinero que el Ayuntamiento consignó ya como ingresos en sus presupuestos de 2016, actualmente prorrogados y totalmente descuadrados por esta venta fallida.

Mientras, desde el Gobierno local liderado por José María González ‘Kichi’ consideran que el convenio firmado en el año 2013 entre Zona Franca y Ayuntamiento –entonces con el PP en el equipo de Gobierno- era “un timo, una estafa de los populares que utilizaron como excusa para generar una deuda de casi 40 millones de euros en las arcas municipales” –el coste de la obra de la nueva Tribuna-; y apuntan que son los conservadores quienes debería explicar por qué firmaron ese convenio con el Consorcio –también con delegado del Estado colocado por el PP- si no tenían previsto comprar el hotel.

“Hay algo aquí que se nos escapa y que huele raro. Quizá es que el convenio no era más que una excusa cutre para justificar el desembolso de este dineral que nos ha dejado un agujero enorme en las arcas municipales”, insiste el primer edil en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

Es por ello que desde el bipartito lamentan que los representantes del PP y PSOE en el Comité Ejecutivo de la Zona Franca, Ignacio Romaní y Fran González, respectivamente, “hayan vuelto a coincidir esta vez –ambos se abstuvieron en la votación- para impedir que se ejecute esta opción a compra y convertirse en culpables de que la ciudad de Cádiz siga pagando la cuenta de despropósitos de la señora Teófila Martínez”.

Desde el Gobierno municipal reconocen que “habían llegado a pensar” que esta vez “el PP cumpliría con Cádiz”, pero “de nuevo volvemos a ver que traiciona a quienes confiaron en ellos, que ya cada vez son menos. Y lo hace para servir a no se qué intereses, privados o partidistas”.

“Teófila Martínez va a tener serios problemas a la hora de explicar traiciones como ésta en su campaña electoral, esta vez sin el autobombo que pagábamos entre todos los gaditanos”, interpreta González Santos, en referencia a algún medio afín a la derecha que ya vaticina que la cántabra volverá a ser alcaldable en las elecciones de 2019.

Otras noticias...