DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La zona azul y naranja vuelve durante este verano al paseo y las playas de extramuros con cambios entre Ingeniero La Cierva y Cortadura

Como en años anteriores, Emasa va a implantar temporalmente el aparcamiento de pago en la zona de playas de Cádiz. Esta medida (del 1 de julio hasta el 15 de septiembre), tiene un doble objetivo: garantizar la rotación de vehículos de los turistas y favorecer el estacionamiento de los residentes. Se han introducido modificaciones con respecto a 2018, principalmente por la peatonalización del tramo final del paseo marítimo. En esta área ‘afectada’ de extramuros se señalizarán 556 plazas de zona azul y una zona naranja, con prioridad para residentes, con 196. El PP, que fue pionero en esta iniciativa veraniega en sus tiempos, ahora la critica.

Emasa, la empresa municipal de movilidad y aparcamientos de Cádiz, va a proceder, como en años anteriores, a implantar temporalmente el estacionamiento regulado (de pago) en la zona de playas (en los últimos mandatos con el PP en el Gobierno ya se implantó esta zona azul estival). Esta medida, que estará activa desde el 1 de julio y hasta el 15 de septiembre, tiene un doble objetivo: garantizar mediante la rotación de vehículos el acceso de visitantes a la playa y favorecer el estacionamiento de los residentes en las zonas que esto sea posible.

El Ayuntamiento explica en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que a la vista del “gran éxito” que obtuvo la experiencia del verano de 2018 con la zona naranja (con un total de 356 tarjetas para residentes) entre el colegio San Felipe Neri e Ingeniero La Cierva, así como la peatonalización del paseo marítimo entre Ingeniero La Cierva y la glorieta de Cortadura, de cara a este 2019 “se han introducido modificaciones”.

En este sentido, se suprimirá la zona naranja en la calle San Juan Bautista y se sustituirá por zona azul; desaparece la zona azul del paseo marítimo entre la Glorieta Ingeniero La Cierva y la glorieta Cortadura, y de las calles transversales; se implantará zona azul, “a petición de Horeca”, en la avenida Cayetano del Toro y la avenida José León de Carranza, en el sentido de salida de la ciudad (entre Ingeniero La Cierva y Cortadura); se implantará zona azul en la avenida Fernández Ladreda, entre el mirador de la playa Santa María del Mar y la plaza Asdrúbal, y en la avenida Amílcar Barca, entre Asdrúbal y la calle Guillermo J. Chaminade, “por ser el único tramo de playa sin estacionamiento regulado”.

En base a todo ello, se habilitará, en el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 15 de septiembre, una zona de estacionamiento regulado que combina una zona azul con 556 plazas y una zona naranja, con prioridad para residentes, con 196 plazas. Será en horario de lunes a domingo, incluso festivos, entre las 12 y las 21 horas y un tiempo máximo de estacionamiento de tres horas en zona azul y cinco días en zona naranja. El uso de zona naranja estará combinado con una zona azul de alta rotación con un tiempo máximo autorizado de 90 minutos.

LAS CALLES ‘AFECTADAS’

Las vías públicas afectadas por esta medida estival, en cuanto a zona azul, son las siguientes: avenida Fernández Ladreda (entre Santa María del Mar y Asdrúbal), avenida Amílcar Barca (entre Asdrúbal y calle Brasil), callejón del Blanco, calle San Juan Bautista, paseo marítimo (entre calle Brasil e Ingeniero La Cierva), avenida Cayetano del Toro (entre Ingeniero La Cierva y plaza Madrid, sólo en la acera sentido salida de la ciudad), avenida José León de Carranza (entre plaza Madrid y Cortadura, sólo en la acera sentido salida), glorieta de Cortadura, paseo marítimo (entre Cortadura y calle Caracolas), y calle Caracolas.

Respecto a las vías que serán señalizadas como zona naranja, con preferencia para que residentes aparquen, son: plaza Santo Ángel de la Guarda, calle Cruz Roja Española, calle Almirante Vierna, calle Muñoz Arenillas, calle Marianista Cubillo (entre avenida Amílcar Barca y callejón del Blanco), calle Cielo, calle Dorotea, calle Pereira, calle Fernández Ballesteros, calle Doctor Fleming y calle Brasil.

Pueden solicitar la tarjeta de zona naranja aquellos propietarios de vehículos domiciliados en el siguiente ámbito: callejón del Blanco, calle Marianista Cubillo, plaza Santo Ángel de la Guarda, calle Arcángel San Miguel, calle San Bartolomé, calle Marqués de Copranis, calle Pereira, calle Dorotea, calle San Juan Bautista, calle Cruz Roja Española, calle Antonio Accame, calle Fernández Ballesteros (entre avenida Amílcar Barca y avenida Ana de Viya), calle Almirante Vierna, calle Doctor Fleming, calle Brasil, calle Uruguay, calle Muñoz Arenillas, Amílcar Barca (desde el número 19 al 47), avenida Ana de Viya (números pares desde el 2 al 54) y avenida Cayetano del Toro (números pares desde el 2 al 24). Las tarjetas para residentes se deben requerir en las oficinas de Emasa.

Asimismo, también habrá zona naranja en las vías perpendiculares al paseo marítimo, entre el Hotel Playa Victoria y la calle Caracolas. Serán aparcamientos exclusivamente destinados a residentes, y aunque la medida se ponga en marcha durante la temporada estival no se le dará fin en septiembre, sino que continuará todo el año. Se estima que serán unas 40 plazas, pues en esas calles se reservarán aparcamientos para distintos servicios.

EL PP, EN DEFENSA DE LOS RESIDENTES DEL PASEO Y LA AVENIDA

A raíz de hacerse pública esta medida, que originalmente la puso en marcha el propio PP en tiempos de Teófila Martínez, el ahora portavoz popular en el Ayuntamiento, Juan José Ortiz, ha lamentado el “trato municipal” que entiende “están recibiendo los residentes en diferentes zonas, y muy especialmente los del paseo marítimo y la avenida”, con la implantación de esta “nueva zona azul de estacionamiento” en el tramo comprendido entre Ingeniero La Cierva y Cortadura.

“Por mucho que lo nieguen desde el equipo de Gobierno, parece evidente que se han perdido plazas de aparcamiento en toda la ciudad (que el PP achaca al carril bici). Pero lo peor no es que siguen negando esta pérdida de aparcamientos, sino que sigan sin dar alternativas a los propietarios de vehículos. Ahora no solo se castiga a quien tenga o quiera acudir con vehículo a la zona del paseo marítimo o a la playa, sino que se restan cientos de plazas que antes podían usar los residentes de la zona y que ahora quedan fuera de su alcance”, se queja este partido de derechas.

Además, Ortiz se queja de que se tomen medidas “de este calado” sin informar previamente a vecinos, hosteleros y comerciantes de la zona. Y repite que ha avisado “en innumerables ocasiones” sobre el descontento que, según su versión, “está produciendo en todos esos sectores unas obras del carril bici que no se cuestionan como tal, sino por los perjuicios que está causando sin que se ofrezca una alternativa a esos problemas”.

De este modo, se lamenta “una vez más” la “falta de diálogo de este Gobierno con los vecinos. No se puede estar todo el día dando la teórica sobre participación y consenso y tomar medidas de este tipo sin previo aviso, sin hablarlo con nadie y sin informar qué pasos se van a ir dando para mitigar la pérdida de aparcamiento”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.