DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

La Junta no autoriza el uso de las bóvedas de San Carlos como zona de recreo adicional frente al Covid-19 del CEIP Celestino Mutis

La delegación territorial de Educación de la Junta no ha autorizado al CEIP Celestino Mutis, en el centro histórico de Cádiz, el uso de las bóvedas de San Carlos cedidas por el Ayuntamiento como zona de recreo, propuesta que estaba contemplada en el protocolo frente al coronavirus de este colegio público (debido a limitación de las instalaciones y para tratar que los grupos no se mezclen). La AMPA del centro está indignada.

La delegación territorial de Educación de la Junta de Andalucía no ha autorizado al CEIP Celestino Mutis, en el centro histórico de Cádiz, el uso de las bóvedas de la Muralla de San Carlos como zona de recreo, propuesta que estaba contemplada en el protocolo de actuación frente al coronavirus de este colegio público y que suponía una medida para minimizar el riesgo de contagio. La asociación de padres y madres de alumnos (AMPA) del centro está indignada.

En ese protocolo, presentado por el equipo directivo del Celestino Mutis a principios de septiembre, se establece una serie de medidas para asegurar una vuelta a las aulas más segura, minimizando el riesgo de contagio entre los distintos miembros de la comunidad educativa.

Entre otras medidas, se divide al alumnado en cuatro grupos de convivencia, cada uno de los cuales utiliza una zona de recreo distinta, evitando así que los grupos se mezclen y facilitando la distancia interpersonal entre el alumnado.

Uno de los espacios previstos como patio lo conforman las tres bóvedas de la Muralla de San Carlos, situadas en la calle San Germán frente a la entrada al cole, que fueron cedidas a la AMPA el pasado mes de febrero por el Ayuntamiento para su uso en actividades escolares y extraescolares. La cesión de este espacio estuvo justificada precisamente en la limitación de las instalaciones del centro para el desarrollo de ciertas actividades; “limitación que la necesidad de adaptación a la pandemia ha acrecentado”, subrayan padres y madres en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

Estas bóvedas se encuentran en perfecto estado de uso, ya que han sido rehabilitadas de forma integral por parte del Consistorio este mismo año. Constan de varios espacios independientes que hacen de ellas un espacio multiusos: una sala diáfana para talleres de más de 80 metros cuadrados, un salón de actos con escenario, y una zona de oficina, salas polivalentes y aseos adaptados a personas de movilidad reducida. En total, suponen más de 245 m² de espacio útil para diversificar los usos escolares.

“Mientras muchos centros se encuentran con graves problemas para separar y mantener la estanqueidad de los grupos de convivencia, resulta incomprensible que al Celestino Mutis no se le autorice el uso de los recursos de los que dispone para ello”, se queja el AMPA.

Estas bóvedas municipales, se insiste, “representan una buena solución como espacio adicional para mantener la separación de los distintos grupos de convivencia durante los recreo”. En ellas estaba previsto realizar un “recreo tranquilo” por el rotaría a lo largo de la semana el alumnado de mayor edad.

Tanto el claustro de profesores como las familias estaban de acuerdo en esta medida, ya que suponía una ampliación de los espacios y una buena solución para minimizar el riesgo de contagio de Covid-19, pero la Junta “no ha dado el visto bueno para llevar a cabo esta medida”.

La AMPA ya ha registrado una petición al Jefe del Servicio de Inspección Educativa de la delegación territorial para que replantee su postura y dé facilidades al colegio para usar estos espacios de carácter público cedidos por el Ayuntamiento a los padres, “y por tanto, es un espacio de la propia comunidad educativa”.

REUNIÓN DEL AYUNTAMIENTO CON LAS AMPAS

Este mismo lunes, la concejala de Enseñanza y el concejal de Mantenimiento Urbano, Ana Fernández y Martín Vila, respectivamente, se han visto con representantes de casi todas las AMPA de los colegios públicos la ciudad y de la Flampa Gades, para analizar y valorar el inicio del curso escolar.

Entre las preocupaciones de madres y padres destaca la falta de confirmación por parte de la Junta de la realización de las pruebas PCR a las monitoras del aula matinal y del comedor escolar. “A pesar de que todo el personal docente y el personal no docente perteneciente al Ayuntamiento, como limpiadoras, conserjes y personal de mantenimiento, se han hecho la prueba para la detección del coronavirus, no hay confirmación de que la administración autonómica vaya a realizar PCR a las monitoras, por lo que compartimos con las AMPA su preocupación, puesto que ese personal va a entrar a trabajar en los centros la semana próxima y por el momento no hay constancia de la realización de dichas pruebas”, ha advertido Fernández.

Al hilo, se ha explicado a los asistentes a la reunión cómo se ha organizado desde el Ayuntamiento el refuerzo de la limpieza en los colegios, y se ha puesto de manifiesto la necesidad de que todos los representantes municipales en los Consejos Escolares -tanto del equipo de Gobierno como de la oposición- acudan tanto a las reuniones de los Consejos Escolares como a las de los Consejos Covid dada la situación y la importancia de la toma de decisiones respecto a la seguridad en los centros.

También se ha hablado de retomar la red de caminos escolares seguros, puesta en marcha el pasado curso por las concejalías de Enseñanza y Movilidad, y que quedó paralizada con motivo de la pandemia.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.