DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

publicidad

publicidad

Sabina saludando junto a los invitados al finalizar el pregón / FOTO: Eulogio García

Joaquín Sabina se arropa de amigos y música para abrir el Carnaval: “Cádiz es libertad con dos cojones…, sé que le debo mil canciones”

Cádiz está de Carnaval oficial desde el Día de Andalucía, aunque, como es habitual, ha tenido que esperar al primer sábado para escuchar sus pregones: por la mañana, el infantil de Pablo Toledo; y ya en la tarde-noche, Joaquín Sabina, de pirata, llenaba San Antonio con un espectáculo en el que no faltó la música y sus temas, rodeado de amigos (Manu Sánchez, Chipi, Vanesa Martín, Rozalén, Jorge Drexler, Pasión Vega, Benjamín Prado y Leiva, entre otros). Y por supuesto, la poesía: “Cádiz es mi obsesión y mi retiro, / mi canción, el lugar donde me inspiro, / mi tertulia, mi risa, mi Ipanema, / mi cuerda de guitarra, mi poema”.

Cádiz está de Carnaval oficial desde el pasado jueves (y tras superar el largo prólogo del Concurso del Falla y su final), aunque, como es habitual, ha tenido que esperar al primer sábado masificado para escuchar sus pregones: por la mañana, en la plaza Ingeniero de La Cierva, el joven Pablo Toledo, alumno del instituto La Caleta, protagonizaba el infantil. Y ya en la tarde-noche, Joaquín Sabina llenaba la plaza San Antonio (unas 35.000 personas en el entorno), con un espectáculo, rodeado de amigos, en el que no faltó la música.

Desde calle Melancolía y ambiente pirata y tabernario (“tú vienes a Cádiz a dar un pregón, ¿de pirata?”, ironiza con guasa al inicio del acto Martínez Ares en un audiovisual; sí, el mismo Antonio que en 2008 dio el pregón… de pirata), el artista jiennense (que aceptaba durante el pasado verano la propuesta del alcalde, José María González ‘Kichi’, de atreverse con esta apertura formal de la fiesta) se presentaba en el tablao tras palabras del médico Gran Wyoming (en otro video), advirtiendo de que Sabina “tiene el pechito cogío” y no podría asistir; y de que David Palomar como Joaquín pamplina de la plaza Mina, trate de reemplazarlo (“¿impostor yo? Impostor tú, que tienes menos voz que un corista un domingo de piñata”).

El pregón (pecando por momentos de falta de ensayos) intercala los versos del protagonista, mostrado su querencia por Cádiz y la Bahía (es fijo en Rota cada verano) y el Carnaval, con los invitados, sus presentaciones y/o interacciones. Y por su puesto, las canciones, interpretadas por Sabina o bien por el resto de artistas.

“No sé qué haría sin amigos, pero sé que con los amigos siempre he hecho las mismas formidables tonterías que hago cuando estoy solo”, reconoce en un momento de las más de dos horas de concierto-pregón. Y es que con más o menos protagonismo, aparecen durante el evento además de Wyoming, Palomar y Ares, Pancho Varona, Almudena Grandes, Luis García Montero, la Koki, Manu Sánchez (como Joaquín Saviña…, “más pregoneros de afuera, y después la culpa pal reguetón; yo escribí ‘19 días y 40 noches’, que son lo que duran las preliminares de adultos”), Chipi de La Canalla, Vanesa Martín, Rozalén, la comparsa de Jesús Bienvenido (y el alcalde, en bambalinas deseando sumarse al grupo), Jorge Drexler (el pregonero en 2013, “tiene un óscar por trofeo / y muchos gramys latinos / se me cruzó en el camino / de noche en Montevideo”), Pasión Vega, el cubano Alexis Díaz Pimienta (“el mayor decimista del mundo”), Leiva y una muestra del carnaval más callejero (con ‘Showmancero’, ‘Los huesitos’ y el grupo de Vera Luque).

Y como no, aunque no aparecen, “gracias a Juanjo Téllez y a Felipe Benítez que vistieron a este striper”. Está claro quienes han asesorado al de Úbeda en esta aventura.

Los temas del propio Sabina que se reparten durante el pregón son: ‘La dama del poncho rojo’, ‘La del pirata cojo’, ‘Contigo’ (arropado por un nutrido apoyo de comparsistas y chirigoteros… “cuánto hay que aprender aquí”, termina rendido), ‘Noches de boda’, ‘La Magdalena’, ‘Princesa’, ‘Pastillas para no soñar’ y ‘La canción de los buenos borrachos’ (este ya de banda sonora para despedir, junto a muchos de los invitados; el enemigo íntimo Fito Páez no, no ha venido). No hubo bis ni explosión de papelillos.

El ‘pirata’ Sabina, durante el pregón / FOTO: Eulogio García

LA POESÍA DEL PREGÓN

“Nunca voló tan alto este juglar / nunca tuve un honor tan gaditano: / pregonar el jolgorio más pagano / que soñó en su resaca don Carnal… / Nací en el olivar de Andalucía, / he vivido en Madrid, Londres, Granada, / pero me enamoré del carnaval / y me vine a cantarle a la Bahía”.

“Cádiz es mi pasión y mi destino, / la estación terminal de mi camino. / Cádiz es mi rescate y mi hasta luego, / mi patria, mi rincón, mi olor, mi fuego. / Cádiz es mi presente y mi futuro, / mi afán, mi corazón tan inseguro. / Cádiz es el lugar donde reposo, / mi sueño del verano más hermoso. / Cádiz es libertad bajo la luna, / Cádiz es más bonita que ninguna”.

“Cádiz es mi obsesión y mi retiro, / mi canción, el lugar donde me inspiro, / mi tertulia, mi risa, mi Ipanema, / mi cuerda de guitarra, mi poema, / el sitio donde junto a mis amigos / con la Bahía de Cádiz por testigo. / Cádiz es la ciudad que me vacila, / el lugar que mejor carga mis pilas. / Cádiz es la más loca fantasía / de quien vive en calle melancolía. / Vacuna contra tanto desamparo, / antídoto de un mundo triste y raro. / Cádiz es mi retrato en un espejo / donde me veo más guapo y menos viejo. / Cádiz es una amante clandestina / por quien muere de amor un tal Sabina”.

“Cádiz, Falla, Ruibal, Pemán, Quiñones, / Cádiz es libertad con dos cojones. / Cádiz es el poniente y el levante, / el pisha, el shosho, el quillo y el mangante. / Mi cómo, mi porqué, mi tú, mi dónde, / morfina de un dolor que no se esconde. / Cádiz: la primavera en pleno invierno, / donde a Madrid le pongo un par de cuernos. / Cádiz es mi hospital y mi verbena, / mi patria de adopción, mi nochebuena. / El mejor zulo para el buen corsario / que no tiene reloj ni calendario. / Que sabe distinguir el bien y el mal, / que vive en un eterno carnaval”.

“El carnaval es un fuego / que agita el mítico juego / de la duda. / Y si pa’ colmo es en Cádiz / Torra, Puigdemont y Artadi, / me la sudan. / Ni Venecia y su tronío / ni las mulatas de Río / me dejan bizco. / Yo prefiero esta Bahía / patrona de la osadía / con pellizco. / Mi voz de lija y café / no se pregunta el porqué / de las pasiones. / En estas fuentes abrevo / y sé que a Cádiz le debo / mil canciones”.

“Carnaval es la muerte de la rutina, / es el disfraz, la coña, el pan y la sal. / Es la fiebre, el veneno y la medicina, / es el duende, el delirio, el sueño, el azar. / Carnaval el es arte de los farsantes, / la guasa hecha tanguillo, cuplé, canción. / Carnaval es la murga, los currelantes, / una peña que canta mejor que yo”.

“Villegas, Martínez Ares, / el Yuyu y tantos juglares / que me salvan / del talento que agoniza, / del Selu al Tío de la Tiza / y Paco Alba. / Viva la risa señores / que vacuna los dolores / con su aroma. / Estoy harto, basta ya, / de ensalzar la seriedad / viva la broma…”.

“Y aquí termina el pregón / aprovechad la ocasión / y disfrutad. / Viva el goce y la quimera, / el disfraz, la primavera, / el carnaval”. DIARIO Bahía de Cádiz

Las FOTOS del pregón de Joaquín Sabina, AQUÍ

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.