DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
banner mantenimiento

Eléctrica de Cádiz aplaza hasta octubre la “obligada” subida de la luz

Eléctrica de Cádiz ha decidido aplazar la subida de tarifas anunciada para el 1 de septiembre, tras detectarse que parte de su clientela ha recibido con retraso la comunicación individual remitida a los efectos de informar de esta próxima revisión de precios del kilovatio/hora. De este modo, esa revisión “obligada” se hará efectiva a partir del 1 de octubre. La empresa semipública subraya que su impopular decisión, “obligada” por los elevados precios de la electricidad en el mercado mayorista, “es plenamente acorde con la legislación”.

Eléctrica de Cádiz ha decidido aplazar un mes la subida de tarifas (debido al “sostenido encarecimiento del precio de la electricidad en el mercado mayorista”) anunciada a finales de agosto para el 1 de septiembre, tras detectarse que parte de su clientela ha recibido con retraso la comunicación individual remitida a los efectos de anunciar e informar de esta próxima revisión de precios del kilovatio/hora. De este modo, esa subida “obligada” se hará efectiva a partir del 1 de octubre.

Esta empresa semi-pública (participada principalmente por el Ayuntamiento, pero también por Endesa y Unicaja), justifica en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz que “todas las empresas comercializadoras de electricidad hemos aplicado, en muy corto plazo de tiempo, importantes cambios en el sistema de facturación derivados de las normas aprobadas por el Gobierno de España como el cambio en la estructura de tarifas, nuevos datos, el nuevo modelo de factura, o el nuevo IVA”. En este sentido, debido a la implementación de dicha secuencia de cambios, en los últimos meses “se ha multiplicado el número de cartas y facturas emitidas, lo cual ha ocasionado, en algunos casos, un retraso en la recepción de la carta informativa de los precios”,

Dado que, con motivo de este retraso, algunos clientes no han recibido la comunicación con la antelación mínima prevista, Eléctrica de Cádiz (que por otro lado, afirma que desde finales de julio ha anunciado sus intenciones en su web y otros medios y canales) sostiene que “de forma proactiva” ha determinado posponer la aplicación de la revisión de precios hasta octubre, “con el objeto de dar margen a que todos los clientes reciban correctamente la comunicación individual y con la antelación mínima”. Aunque también es verdad que días atrás la asociación Facua denunciaba públicamente que este cambio de condiciones “vulnera tanto la legislación de defensa de los consumidores como la del sector eléctrico”, y entre otros incumplimientos se señalaba que la comunicación individual de la subida “no se ha efectuado con al menos un mes de antelación a la fecha prevista para su aplicación”.

“ACORDE CON LA LEGISLACIÓN”

Replicando además a Facua, sin citarla, Eléctrica de Cádiz no duda de que la cláusula de revisión de precios de la energía contenida en las condiciones generales del contrato “es plenamente acorde con la legislación sectorial eléctrica y asimismo de protección de los consumidores y usuarios”. Hay que tener en cuenta que, siendo el precio de la electricidad un componente fluctuante y variable diario, la propia Ley del Sector Eléctrico, en su artículo 44, 1, letra d), establece el derecho de los consumidores en relación con el suministro, a “ser notificados de forma directa por su suministrador sobre cualquier revisión de los precios derivada de las condiciones previstas en el contrato en el momento en que ésta se produzca, y no más tarde de un período de facturación después de que haya entrado en vigor dicha revisión, de forma transparente y comprensible”.

En este sentido, la empresa gaditana dice que “no sólo cumple y ha venido cumpliendo escrupulosamente con lo dispuesto en dicho precepto, sino que ha procurado ser más garantista con sus clientes, yendo más allá en los estándares de protección a los consumidores”. Y es que, las condiciones contractuales de la comercializadora contemplan la de precios en su clausulado, con la garantía adicional de comunicar dicha actualización de precios con una antelación de un mes, e informando al cliente de su posibilidad de rescindir el contrato sin penalización alguna.

“NOS HEMOS VISTO OBLIGADOS A ACTUALIZAR LAS TARIFAS”

En cuanto a la motivación de esta subida de precios (el aumento para una vivienda media en la ciudad que consuma 200 kWh mensuales se cifra aproximadamente en 5 euros al mes), “tanto en la normativa de aplicación como en las condiciones contractuales de esta comercializadora, atendiendo al carácter fluctuante de este componente de la factura eléctrica, es patente que la misma viene justificada por la actual situación de altos precios de la electricidad en el mercado mayorista, en constante incremento, habiéndose llegado a duplicar e incluso triplicar los de los años anteriores”.

Si bien uno de los “pilares fundamentales” que dice tener la comercializadora de la empresa municipal es “poder ofrecer a nuestros clientes estabilidad en las tarifas de tal modo que las oscilaciones del mercado eléctrico no alteren el precio final de su factura mensual”, la situación actual del mercado “ha hecho que ello sea insostenible, y nos hemos visto obligados a actualizar las tarifas de los clientes de conformidad con los actuales precios de la energía”.

En este punto, se insiste en que la compañía ha mantenido los mismos precios desde 2019, aplicando descuentos extraordinarios en el año 2020 durante la época de crisis causada por la pandemia y ha estado soportando los incrementos de precios récord registrados durante todo este año 2021, “sin repercutir en ningún momento estos precios en las facturas de nuestros clientes”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.