DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

El “dificultado” voluntariado de Calor en la Noche alerta de la “crítica situación” de los sintecho en la Bahía gaditana a causa de la pandemia

El año 2020, “especialmente complicado” debido a la pandemia, “no sólo ha dificultado la labor de los voluntarios, sino que ha recrudecido aún más las duras condiciones en las que viven las personas sin hogar en la Bahía”. Lo subraya desde Calor en la Noche, a partir de su memoria anual. Se constata un elevado número de actuaciones (en Cádiz, Jerez, San Fernando y El Puerto) a pesar de los meses del primer confinamiento.

El año 2020, “especialmente complicado” debido a los efectos de la pandemia del coronavirus, “no sólo ha dificultado la labor de los voluntarios, sino que ha recrudecido aún más las duras condiciones en las que viven las personas sin hogar en la Bahía”. Lo subraya la presidenta de Calor en la Noche, María de la Palma Mení, una vez presentaba la memoria anual de la asociación en asamblea. Esta entidad atiende a sintechos actualmente en Cádiz, San Fernando, El Puerto y Jerez.

“La llegada de la crisis sanitaria y económica provocada por el Covid-19 ha traído un agravamiento de las dificultades y condiciones de vida, y han surgido nuevas necesidades, como la inaccesibilidad a las entidades y organismos públicos que atendiendo de manera telemática o a través de citas previas no han hecho más que dificultar el acceso a dichos recursos. En los últimos meses del año hemos cubierto dicha demanda informando y tramitando sobre el ingreso mínimo vital, tramitando citas previas (centros de salud, INSS, Junta de Andalucía), etc.”, resalta en el comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz.

En lo que respecta a los datos de atenciones realizadas por los equipos de calle de Calor en la Noche, facilitando alimentos básicos y material de primera necesidad (ropa interior, mochilas, mantas, sacos de dormir…) a las personas que duermen al raso, las cifras son similares a las de años anteriores en casi todos los casos, “si bien hay que tener en cuenta que en 2020 hubo al menos tres meses, los más duros del confinamiento a partir de mediados de marzo, en los que hubo que cesar esta actividad”. Esto sugiere que el número de usuarios “hubiese sido superior al de años precedentes en condiciones normales”. Durante el primer estado de alarma y el confinamiento obligatorio, la mayoría de administraciones locales habilitaron albergues extraordinarios para el colectivo.

En este apartado, la entidad estuvo colaborando con el albergue de emergencia puesta en marcha por el Ayuntamiento de Cádiz en las instalaciones del Centro Náutico Elcano, aportando a las personas allí alojadas no sólo alimentos para los desayunos, sino también materiales de primera necesidad.

Por localidades, en la capital gaditana se han llevado a cabo un total de 992 asistencias en el centro histórico y de 677 en extramuros, sumando un total de 1.669 personas atendidas a lo largo del año. En San Fernando se registraron 866 asistencias; en El Puerto de Santa María, 360; y en Jerez, un total de 2.569, en lo que supone el mayor incremento de las localidades en las que se trabaja. Con todo esto, el total de atenciones de Calor en la Noche llegó a las 5.464, un poco por debajo de las 5.720 asistencias en la calle de 2019, “cuando sí se pudo trabajar los doce meses”.

Asimismo, la entidad reconoce que se ha visto obligada en los últimos meses a modificar las horas de salida de los equipos de calle, adelantando sus servicios para cumplir con los horarios impuestos por el toque de queda y adaptando la composición de los distintos grupos para ajustarse a los límites legales en cuanto el número de personas que pueden reunirse durante el vigente estado de alarma.

En lo que respecta a la actividad del local para desayunos de la asociación en la capital, durante el último año se entregaron un total de 20.235 servicios. De la misma forma, las restricciones sanitarias han marcado el desarrollo de esta labor, ya que la mayor parte del año, y aún en la actualidad, se ha visto obligado, en aras de salvaguardar la seguridad de usuarios y voluntarios, a hacer un reparto de los desayunos ‘para llevar’, en lugar de usar el comedor de la calle Puerto Chico.

María de la Palma Mení incide en que a lo largo del año Calor en la Noche ha trabajado para ofrecer una mejora en la atención de las personas sin hogar que diariamente acuden a su comedor social. “A través de un servicio individualizado y una atención personal hemos podido atender las necesidades de manera individual. Dicha intervención se ha llevado a cabo principalmente en nuestro comedor, de lunes a jueves en horario de los desayunos y abarca principalmente: asesoramiento sobre los recursos existentes en la ciudad, información y ayuda en la tramitación de prestaciones económicas, acompañamientos en gestiones administrativas y citas médicas,… y sobre todo, un servicio de escucha activa y apoyo emocional donde las personas sin hogar se sientan acompañadas y arropadas en todo momento”.

En este balance anual destaca una vez más la “enorme respuesta de la ciudadanía” a la campaña de Estrellas de la Navidad, que en su quinta edición ha permitido hacer realidad los deseos de 350 personas de Cádiz, El Puerto, Jerez y Chiclana.

Mení, como el resto de la directiva de Calor en la Noche, han querido agradecer la labor de los voluntarios que hacen posible que la entidad, nacida en el seno de La Salle, pueda seguir desarrollando su labor y haciéndola crecer después de 18 años. Del mismo modo, agradece la colaboración de los socios y de las numerosas entidades, públicas y privadas, asociaciones y personas individuales que cada año realizan aportaciones imprescindibles “para hacer más llevadera la vida de los que menos tienen”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.