DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004

Día de luto en Cádiz por la muerte del marianista Luis Castro

El pendón de Cádiz ondea este miércoles a media asta después de que el Consistorio haya decretado un día de luto por el fallecimiento a los 93 años de edad del sacerdote marianista Luis Castro, Hijo Adoptivo de la ciudad y durante décadas docente en el colegio San Felipe Neri. El PP reinvindica ya una calle o plaza con su nombre.

El pendón de Cádiz ondea este miércoles a media asta después de que el Consistorio haya decretado un día de luto por el fallecimiento a los 93 años de edad del sacerdote marianista Luis Castro, Hijo Adoptivo de la ciudad desde 2013; un año después recibió también el premio ‘una vida dedicada al deporte’ por parte del Instituto Municipal de Deportes (IMD).

El marianista, natural de San Sebastián, ha fallecido en Madrid. Castro era una referencia de la comunidad marianista y de la Iglesia en general en la capital gaditana, a la que llegó en 1972. El religioso ha sido durante décadas docente en el colegio San Felipe Neri. Sus cenizas descansarán en el mausoleo que los marianistas tienen en el cementerio mancomunado de Chiclana.

En una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz, el alcalde, José María González ‘Kichi’, ha mostrado sus condolencias a la comunidad educativa del centro y ha destacado del profesor su cercanía y especial implicación con sus alumnos, así como su vinculación a la ciudad, sobre todo a la Semana Santa, al Carnaval y al deporte, principalmente al fútbol y al Cádiz CF.

PESAR EN EL PP LOCAL

Igualmente, el PP en el Ayuntamiento ha querido transmitir el pésame no solo a la familia marianista, sino también “a todos y cada uno de los que conocíamos al padre Luis, no sólo por haber sido alumnos suyos, sino también por su enorme talla humana, su reconocida vocación como embajador de la ciudad y ser ejemplo de bondad y dedicación, excelente educador y apasionado cadista”.

El portavoz municipal de los populares, Juan José Ortiz, también ha resaltado, además de su “talla humana”, su integración en la sociedad gaditana, “aportando tantísimo a esta ciudad durante más de 40 años, que desde el mismo día que llegó fue su pasión, junto con su colegio San Felipe Neri, donde supo trasmitir, a través de la docencia y el deporte, valores reales y humanos a todos sus alumnos, posibilitando una vinculación y un fuerte nexo de unión entre profesores, padres, alumnos y antiguos alumnos”.

El principal partido de la oposición cree “necesario y obligatorio” recordar a esta persona en Cádiz con una calle o plaza que lleve su nombre, “por tanto, haremos las gestiones necesarias para que así sea, proponiéndolo en el próximo pleno municipal”.

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.