DIARIO Bahía de Cádiz
contando tu Bahía desde 2004
Disfrutando desde lo alto de Niños Mutantes / FOTO: Eulogio García

“Buenas actuaciones y mejor ambiente”: el séptimo No Sin Música, y primero en agosto, se despide sumando más de 36.000 asistentes

Hasta 36.000 personas “en un ambiente familiar con público de todas las edades” han disfrutado de la séptima edición del Festival No Sin Música, celebrado durante cuatro jornadas en el muelle de Cádiz, “un auténtico escenario cargado de buenas actuaciones y mejor ambiente”; cita que se ha trasladado por primera vez a agosto. En el cartel, entre otros, Marea, Rozalén, Fuel Fandango y Vetusta Morla.

Unas 36.000 personas “en un ambiente mayoritariamente familiar con público de todas las edades” han disfrutado de la séptima edición del Festival No Sin Música, celebrado durante cuatro jornadas en el muelle de Cádiz; cita que se ha trasladado por primera vez a agosto, aprovechándose del ‘puente’ festivo, del miércoles 14 al sábado 17.

Con el reto de “ser uno de los festivales musicales diferentes y no perder esa autenticidad que siempre lo ha caracterizado”, ha ofrecido este 2019 un cartel con, entre otros, los nombres de Marea, Rozalén, Tarque, Fuel Fandango, Zahara y Vetusta Morla. A lo que se han sumado cuatro tardes-noches de tiempo espectacular. Su primera cita se desarrollaba en junio de 2013, en el patio del colegio San Felipe Neri: desde esos orígenes modestos ha ido creciendo edición tras edición, hasta consolidarse como uno de los festivales más singulares a nivel nacional. Ya en 2018 rondó los 35.000 asistentes; y este verano, unos mil más.

“NSM no solo ha crecido, en su séptima edición ya se posiciona con la ‘Q de Calidad’, entre los festivales más importantes de Andalucía. Caracterizado por ser un festival cómodo y accesible, familiar, ubicado al lado del mar y a escasos metros del corazón de Cádiz, se desmarca del resto siendo ya una opción diferente de vacaciones”, sentencia la organización en la nota de balance-resumen remitida a DIARIO Bahía de Cádiz. Se estima un impacto económico en la ciudad de unos 2,5 millones de euros.

Profundizando en los datos, de los 36.000 asistentes contabilizados, un 45% ha llegado de ciudades como Madrid, Sevilla, Málaga y Córdoba. La edad media ronda los 32 años, y se ha constatado que el 60% de los que han disfrutado del festival han sido mujeres, y el 40% hombres; “siendo un público familiar y unifamiliar que busca una opción vacacional diferente”. El evento también es una fuente de creación de empleo: ha dado trabajo durante la celebración a más de 300 personas y contratado a diferentes empresas. La organización insiste en que la “calidad”, tanto artística como de infraestructura y medios, “prime ante el aforo”.

Rozalén, liándola en el escenario / FOTO: Eulogio García

Tras la primera jornada de miércoles, gratuita, dedicada al apoyo de bandas locales y emergentes en el ‘Off Nosinmúsica’ (Malamanera, La Pompa Jonda, Nina Alemania, Julio Cable, Conciencia de grillo, Gonzalo de Cos, San Remo y Tatin Muriel), llegó el jueves con “un huracán” llamado Marea que desplegó todas sus fuerzas para desgranar las canciones de su nuevo álbum ‘El Azogue’; y se sumaron dos bandas del sello que los edita, Bocanada y Vuelo 505.

En el ecuador del NSM se completaba aforo con un cartel “atrevido” donde sobresalieron las actuaciones en el Escenario Brugal de la cantautora de más actualidad, Rozalén que “sucumbió a los encantos del Atlántico y se dejó embaucar por sus aguas” haciendo un guiño de colaboración previa con Depedro que fue el encargado de inaugurar la tarde. Vetusta Morla fue el concierto con el pico más alto de asistencia y donde la multitud cantó a coro hits clásicos de la banda. Tras ellos el pop indie de Second dio paso a Elyella que fue un auténtico cierre fin de fiesta del viernes con una sesión muy personal y divertida, una explosión entre el indie y la electrónica.

Y el sábado, en la clausura, comenzaba la tarde más rockera con la fuerza de uno de los grupos con mejor directo, Lagartija Nick, seguidos de sus paisanos pop Niños Mutantes, actuación donde ya se empezaba a llenar el recinto del puerto gaditano. Tras ellos una de las primeras mujeres del día, Zahara que cautivó con su lado más íntimo y personal pero también con esa cara b renovada que mezcla el pop con bases electrónicas.

Pasada la medianoche llegaron Nita y Álex para poner patas arriba el festival: Fuel Fandango nunca defrauda, hace lo que se espera, buen espectáculo y escenografía impecable “para hacer bailar toda la noche y más”. Dejando el listón bien alto llegó Tarque que ofreció un concierto de sábado “con esa clase que el cantante despliega”, pose innata de una de las voces inconfundibles de nuestro país que ahora se presenta en solitario con un repertorio que dignifica la palabra ‘rock’. Y Los Zigarros fueron los encargados de despedir esta séptima edición del NSM “a base de buen rock & roll”.

En paralelo, por el tablao secundario, el Escenario Diputación de Cádiz, viernes y sábado pasaron también “grandes momentos y actuaciones reseñables” como la de la prometedora banda marroquí Barathon Lane, la tralla de Aurora & The Betrayers, el pop de Nixon y la experiencia más folk de All La Glory, entre otros, como la última incorporación local Electric Alley.

El Ayuntamiento, la Diputación, la Autoridad Portuaria Bahía de Cádiz, Bernardino Abad y ron Brugal, acompañan a la organización privada, la promotora NSMFest, como principales patrocinadores del evento de este 2019.

Las FOTOS del sábado, AQUÍ
Las FOTOS del viernes, AQUÍ
Las FOTOS del jueves, AQUÍ

Otras noticias...

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.