En marcha la expropiación forzosa de otro edificio abandonado en pleno centro de Jerez, una finca del siglo XVIII en la calle Francos

El Ayuntamiento de Jerez ha aprobado la apertura de un expediente de expropiación forzosa de la finca del siglo XVIII en la calle Francos, por incumplimiento del deber de rehabilitación por parte de sus propietarios. El inmueble, “de gran valor patrimonial cultural e histórico”, está abandonado y se ubica en un punto estratégico del centro histórico. “Estamos actuando con determinación”, repite el concejal de Urbanismo.

El Ayuntamiento de Jerez ha aprobado la apertura de un expediente de expropiación forzosa de la finca del siglo XVIII situada en la calle Francos 29 para su incorporación al Patrimonio Municipal del Suelo, por incumplimiento del deber de rehabilitación por parte de sus propietarios. El inmueble, “de gran valor patrimonial cultural e histórico”, se ubica en un punto estratégico del centro histórico.

La citada finca se encuentra en situación de ruina urbanística. Al respecto, el concejal de Urbanismo, José Antonio Díaz, repasa los pasos que se han ido dando para poder incoar este expediente expropiatorio, entre ellos, la declaración del deber urbanístico de rehabilitación, y su inclusión en el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas.

Transcurridos los plazos sin que la propiedad diese cumplimiento a sus obligaciones y solicitase la correspondiente licencia urbanística, y realizados todos los trámites administrativos a los que obliga la ley, “desde Urbanismo se elaboró un informe donde se estimaba oportuna y procedente la incoación del presente expediente de expropiación forzosa, cuyo inicio hemos aprobado esta semana”, remarca este edil socialista en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

La finca venía siendo objeto de numerosas quejas y denuncias ciudadanas debido al peligro que supone el estado de deterioro en que se encuentra, que obligó en su momento al cierre de la calle Pilar, con el tabicado de sus accesos, y privando así a la ciudadanía del uso de un vial público.

A ello se añadió la ejecución en su día, por parte del Ayuntamiento, de trabajos de apuntalamiento provisional de la fachada a fin de evitar su desplome, sin que los propietarios atendiesen a los requerimientos municipales de llevar a cabo el apuntalamiento definitivo.

Según consta en el expediente, este edificio posee “un alto valor patrimonial, con nivel de catalogación de interés genérico por el vigente PGOU, con patio que data del siglo XVIII, a lo que se debe añadir la especial ubicación del edificio”, cuya fachada no sólo a la calle Francos, sino también a la calle Juana de Dios Lacoste, que está siendo objeto de una importante renovación con actuaciones como pueden ser la recuperación de uno de sus inmuebles emblemáticos, el Tabanco del Duque, y el proyecto de reurbanización de las calles Juana de Dios Lacoste y Santa María de Gracia y plaza Orbaneja.

El pasado mes de septiembre, el Consistorio también inició el procedimiento de venta forzosa de un edificio de gran valor arquitectónico del siglo XVIII situado en la calle Juana de Dios Lacoste 12, en estado de abandono e igualmente incluido en el Registro Municipal de Solares.

Díaz insiste en que estas medidas se enmarcan dentro de la estrategia del Gobierno local de regenerar el centro histórico con acciones disciplinarias sobre aquellos propietarios de fincas en mal estado que incumplen sus deberes urbanísticos de rehabilitación, conservación o edificación: “estamos actuando con determinación y venimos aplicando todas las herramientas legales a nuestro alcance para obligar a que se cumplan estos deberes, o bien a iniciar expedientes de venta forzosa o expropiación de edificios ruinosos y solares abandonados que suelen convertirse en focos de insalubridad o de inseguridad para los vecinos”.

AyuntamientoJerez