Una fantaseada Gran Final para el no-Concurso del Falla 2021

Nuestro juego-alternativa para llenar estos días el hueco carnavalero en DIARIO Bahía de Cádiz, ante la ausencia del COAC y del Carnaval debido al coronavirus, ya tiene sus cuatro triunfadores, los favoritos del Jurado ‘poco oficiá’, tras confrontar a 80 agrupaciones de entre 2005 y 2020. Revivimos en un cronicón esa fantaseada Gran Final recurriendo a nuestra propia hemeroteca.

LA FINAL DEL NO-COAC 2021. Si caminito del Fallaaaa… ah, no, po no. Con el toque de queda, no es plan, que multan. Todos en confinados casa, con el pijama y las babuchas. En Carnaval366Días, el suplemento más jartible de DIARIO Bahía de Cádiz, no queríamos pasarnos en blanco este 2021 sin Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas (el COAC), por aquello del hijoputa virus. Y nos inventamos (ya, ya, no somos mu originales) el no-Concurso del Falla 2021, alternativa con cantidad de regusto a nostalgia y melancolía para llenar estos días el hueco carnavalero en nuestras páginas digitales.

Para los despistados, recapitulamos nuestro juego: entre el 1 y el 10 de febrero hemos confrontado en diez semifinales imaginarias a 80 agrupaciones de entre 2005 y 2020 (los concursos que este periódico lleva cubiertos profesionalmente desde el mismo foso del Falla). En concreto, los 60 coros, cuartetos, comparsas y chirigotas ganadores en ese periodo (según el veredicto del jurado oficial), y otros 16 grupos de entre los primeros clasificados, seleccionados por nuestro Jurado ‘poco oficiá’, el mismo que cada enero-febrero se dedica a puntuar a voleo las coplas para este periódico. (AQUÍ, todas las puntuaciones).

Los primeros 16 clasificados los pasamos, del tirón, a la fantaseada Gran Final del no-COAC 2021. Y durante la madrugada del viernes 12 al sábado 13, cuando se debería haber desarrollado la Final del Falla de este año (la de verdad) si no fuera por las castas de una pandemia mundial, nos hemos entretenido con kilos de pistachos, anacardos y gomitas, y rescatando lo que dijimos de las actuaciones de nuestros ahora finalistas en las crónicas de las finales (y alguna semifinal) publicadas en este periódico desde aquel 2005 en el que nos colamos por primera vez en el mayor espectáculo del mundo, o casi, con la credencial al cuello. Y nos ha salido un cronicón tamaño familia numerosa.

En paralelo, nuestro Jurado ‘poco oficiá’ ha vuelto a sacar la calculadora para sumar y dividir, y dar sus propios premios honoríficos. Pero para eso, hay que esperar al fondo del fondo de este relato. Lo primero es lo primero: Maripili, dale a la palanca y que chorree esta imposible Gran Final sin fin… para que el final se lo pongamos tú y yoooo, y podamos aún soñar que el mundo puede… cambiar. Ejem.

PRIMERA PARTE: sobre las 21.09 horas

‘Comediantes’ (2006)

Una peshá de comediantes, los de Nandi Migueles, inunda los primeros minutos de esta finá, con una presentación festivalera que traspasa al patio de butacas. La comedia lleva un tango defendiendo el propio tango, uno que no se vende, que no le importa vivir solo en carnavá; y las bellezas de Andalucía, que hasta la Torre de Pisa se endereza con la voz de Carloscano. Contentando a Canalsú. En los cupleses, la familia Real, menos real, eso sí, que una real; y a los tonos movileros que llevan los politiquillos: Zapatero la musiquilla de la abeja Maya, y de regalo, Otegui ca… peón. La comedia dentro de la propia comedia llega a su punto memorable en un popurrí en el que Cádi repasa sus tres mil años de guiñoles, y Teófila saluda al final. El público se calienta, y aprovecha pa empezá con lo de que “bote el gafa”, y el gafa, se mosquea: ¡que se llama Eduardo, Eduardo Bablé!

‘Lo que el viento se llevó’ (2017)

Cuarteto cuarteto pa ti, y pa mi también. La levantera del Gago. Con parodias mezclaítas de pases anteriores, re-presentando estas vacaciones familiares a Cádi. El matrimonio, y también se apuntan la suegra, la niña gótica y el cuñao grasioso del Madrid profundo “que trabajo en el metro”… “aaayyy, se me olvidaría… no vamo a Beni-do, vamo a vení cinco… esto no hay quien lo aguante, puede haber algo peor… las dos semanas con levante”. Con algún punto fresco. La Tamara se ha echao un amigo en Cádi, “¿y quién es?… Manué, me encanta lo poco que habla Manué…”. La contracultura que ha traío el alcalde… y esos pianos sembrados por la ciudad, y “ahora los ingleses han pedido el Brexit… antes de abrir esa enorme grieta, que separen los calcetines de las chancletas”, jeje, pa los cupleses. Y batiendo popurrises… “hoy voy a planchármelo bien… que el moonwalker se ha inventao en Cádi chaval… odio a Lorenzo Lamas… cuando se va el levante Cái de mi vida, me voy a ir yo antes de recogía, fiuuuu fiuuu papaparapa papaparapapá”, que manera de rematar la faena, con el pito suspense, como el Ares, jajaja. Saco la pancarta: “en defensa del CUARTETO”.  Y mira, mira lo que pone @roscosdeconil en el twitti: “odio el ingenio, la ironía, el doble sentido, el retrueque de palabras, odio Cádi Cádi… más chistes, ome”. Y yo odio el redbull sabor tropical, qué cosa más mala.

‘La maldición de la lapa negra’ (2019)

Escarba, escarba, que ya emerge Manolito Santander. Péscanos, Manolito. O fríenos vuelta y vuelta. “Vengo pa cantarte, antes que llegué la hora, que mi cuerpo acabe a rodajitas en la freidora…”. La Viña is singing and dancing. ¡Vamo a aligerarnoh, que ya está acostá hasta la que da los horóscopos en Telecinco! Repe el primer pasodoble de la tanda, naciendo y acabando en el mismo punto… “con la maldición de vivir siempre en la Caleta, sabiendo que no puedo estar lejos del mar… yo me siento tan extraño aquí, en mi propio país, en donde el sabor gaditano o se ha olvidado o se ha perdido,… si el público cambia y los gustos cambian que me manden a hacer puñetas, que yo seguiré cantando en la orillita de la Caleta”. Fuuuua, el segundo se lo cantan al capitán, y medio teatro se echa a llorar… “un día piensas que eres un ser invencible, inmortal, que lo que le ocurre a los otros en ti es imposible, hasta que en tu vida se cuela la puta enfermedad… aunque luego en tu soledad la palabra no te deja en paz, porque de un día para otro mi vida entera se me derrumba… no queda otra que tirar palante, que lo que sea te coja luchando… que por una cosita mala hay a tu lado mil cosas buenas”. Dos horas de aplausos y el Santander no sabe dónde meterse. Ánimo, peperoni. “Po va a ser que Paquirrín es el más listo de los hermanos”, dicta uno de los cuplés, repe. El otro, intolerante a los huevos duros, o cerca. Pero jamás jamás jamás, de pescao blanco en un hospital. “Nadando voy, nadando vengo… ya me voy pa la Caleta, que pa la Caleta ya me voy… bendita maldición”. Bendita. Bendita seas…

‘Los cobardes’ (2016)

Hala, porme un biterkas, la bebida más camaleónica del globo, en homenaje a ‘Los cobardes’ con lentejuelas del Martínezares, ese alehop con el que alguno que otro hemos mamado esto de los pasodobles y el taratachín, chaca chaca chaca. Volvió, con la afición buscando lo que fue, y se coló en otra final, y tos callaos, no nos vaya a entrar en la boquita esa levantera de trece años… Cómo no voy a ser rico, poderosamente rico, Cái estando junto a ti, se entona desde el paraíso pirata ante ese “un viento de trece años, me ha soplao en la carita, un hombre cobarde no, conquista una mujer bonita, esa que muda sus tragedias, la que convierte sus miserias en benditos carnavales… aaaaaaahhh aaaaahhh ahhhhh ahhhhhhhgg… ay camaleón ay camaleón ay camaleón, salí del letargo, abrí los ojos, dejé el desierto…”. Ya está el teatro bocabajo, y el Vicente Shánchez, haciendo la iguana… Vaya pasodoblón, continuación de aquel del himno “irnos de EspÁña” de semifinales, mirando a Catalunya y comprendiendo, no mandando al caraho a ningú… “desde este sur sediento hoy lanzo una lanza por tu soberanía, te habla un andaluz asqueado por su patria… tienes tu senyera, yo mi blanca verde, tienes represión, yo tengo paro… somos tan distintos y tan iguales al fin y al cabo… tú tienes un lengua, yo un bendito dialecto, pero no nos entienden desde hace siglos en el congreso… y aunque te pese, te duela, te corre por la venas mi sangre y mi jornal, los dos tenemos vagos y un rey que alimentar… no es tiempo de envidias, no te diré cobarde si decides marcharte… tú siempre serás parte de mi sagrada familia”. Grande aaaaaahhhh aahhhhh. Y otro pasodoble foto-fogonazos echando de menos tantas cosas de esta ciudad del ayer…“la seis de la mañana, ni un alma en la ciudad… cerró los Pabellones, no me quedan rincones, cómo se descompone… el Cádiz de mis recuerdos”. Nostalgia sepia. Colorido primer cuplé, y tras las elecciones… “ya empiezo a distinguir la gama entera de los marrones”; y la Pedroche, el abuelo, viagra y pavo, mezclados en el segundo… Febrero es un gran camaleón, que a los cobardes los vuelve valientes… abre las Puertas de Tierra otra vez, ay camaleón… Y en posición que suena el popu… “carnaval mi casa, mi suerte, mi cruz y mi muerte, la herida que cierra otra herida, carnaval bendito, maldito, carnaval te odio y te necesito, amigos enemigos, carnaval sin ti pero contigo… Cádiz valiente, Cádiz cobarde, Cádiz de coplas por siempre embarazá, sal a la guerra con tus disfraces, Cádiz la sombra de un estribillo, Cádiz chiquito con sangre de dragón, Cádiz mi Cádiz, mi camaleón, y tragas y tragas, qué te voy a contar… Cádiz tenemos toda la eternidad…” Fuuuu, ese final, ese adiós que es un hasta luego, fuuuuu… Aquí tienes tu zarzuela, niño.

SEGUNDA PARTE: las 00.38 horas, en punto

‘Los de gris’ (2013)

Agárrate, anacoreta, que vienen la sensación de este invierno, el musical de la Viña,  gris gris multicolor, gris gris grease… y para quitarme la razón, se calienta el teatro a base de gritos tan tan tan… como el holadonpepito, holadonjosé… Y ya, asquí, el momentaso de la night… la cosa está mu gris… hasta los grillos te lo dicen… qué babuchaso le vi a meté a la cabeza caliente… gris gris… Repasito chirigotero en el primer pasodoble, sin prejuicios, sin ese veneno que te inyecta el concurso… “hoy ya me senté tranquilo y me puse a escuchar coplas… que no hay que ser veteranos pa sacarte una sonrisa… soy un idiota, por las ansias de luchar he tardado en disfrutar… de todas las chirigotas”. Qué verdad verdadera, esa que te ciega. Y repe repe, pero es que es mu buena la letra… “qué habrán hecho los viñeros pa sufrir este castigo… por qué siempre ha de pagar el pato de la lucha entre PSOE y PP… antes que el carnaval, lo que mi barrio pide, trabajo que de coplas no se vive… que la Viña se ha quedao solamente pa comerse una caballa y de pijos en el Manteca”. Asín é… hasta uno de los vocales del jurao, sieso, aplaudiendo… que se tira pa abajo… El hijo siniestro, repe, en un cupletillo… “queda con Quiñones pa ir los dos juntos a los tanatorios”, jajaja, uno de los puntasos de este año, niña… Y de ségun, “yo tengo unos niños mu esbapilaos, cuando sean mayores seguro que van a estar forraos…”, la chica ha desahuciao a los muñecos del pinipón… aquí no nos ponemos gris, aquí nos ponemos morao. Y ese popurrí… ese popurrí, ooooooo, disfrutando a tope, como debe ser, y haciendo disfrutar, ni nueve puntos de lastre pueden impedir lo que se viene viendo desde el pase de clasificatorias, que revolcó al Falla entre carcajadas… “Shandi no te vaya, que hay una cosa que te quiero decí… No ha cambiao tú ná chocho en la foto del perfil”, para acabar el cachondeo con shentimiento caletero… “mi barrio de película, algo mas que un musical”. Qué buen ratito con el Lupo, el Popo, sembradísimo, casi al nivel de Sociacióndedirestores, y compañía. Levantada unánime del patiobutaca.

‘Los mendas lerendas’ (2008)

Volvemos al partido, que se cuela por la banda los mendas-lerendas del Bienvenido, y estos centran y rematan, con arte y alegría… Cosqui en el primer pasodoble a la religión, mal entendida, “no soy hombre de oraciones ni de plegarias… pero conozco tu ley revolucionaria, Jesús de Nazaret… sólo creo en las personas igual que tú…”. El segundo, entra pegaíto al poste, aunque sea repe. Definiendo un estilo, mamao desde pequeño… “yo no canto penas, no canto desgracias… yo canto a la manera, que aprendí en mi infancia…” y “si alguno quiere guerrilla, puede salir ashocao”. Qué cashitas… En un cuplé, la comparsita es un ruinaso y un mamarracho, asín que jurao… “darme el primero es de locos, pero si me das el segundo, me sabe a poco”. Modestia aparte… En el otro, el repe de la prima ligando por internete y el wifi de la plaza la Catedral, donde se le congela el shosho en los escalones… Un prenda sin amo y sin hacienda… pero con corazón… el príncipe de la calle, el duque de los bares, el guapo pa las vecinas… que remata el pupurrí pasando del telón y montando la juerga por el patio de butacas… “yo soy el menda lerenda de la Bahía… el hijo predilecto de la alegría”, y todos detrás de esa bandera blanca, del pueblo blanco… casi haciendo la conga… mis ganas… Podrán o no ganar el partido, pero cómo juegan, ni Zárate en sus buenos tiempos.

‘Asociación Local de Comerciantes Asociados Reunidos Agrupados Juntos y Organizados (A.L.C.A.R.A.J.O.)’ (2016)

Que Ángel Gago nos eleve con su A.L.C.A.R.A.J.O. Chungueta ese nexo… Quillo, ¿tú ha visto la hora que es?, po no provoques que te mando ar caraho… ehhh…. “En carnavales lo único que se montan son barras… en carnavales vende güisqui hasta el de la tienda de muebles… todos los comerciantes en Cádi tenemos en carnavales licencia para clavar… qué pasa en Cádi en los bares que se estropean los vates to los carnavales…”. Pullitas a porrillo con el carnaval de la calle en gran parte de la parodia, novedosa, salvo el final, en modo romancero, ese homenaje al comerciante gaditano que persiste frente a las modas… “con mi estilo resistiré”, apuntilla el Gago. Y que dure. Un cuplé a los cargos vitalicios, también si te meten entrerejas; mucho mejón la oda a las rotondas… “no encuentro un final, y eso que no paro de darle vueltas”, jeje. Anímate a ser autónomo que al mes sólo hay que pagar… aprovéchate, más fáci no lo pueden poner. De tema libre, un popurrí ya escuchado en pases precedentes, pero qué bueno que es esa “leyenda del colocao descolocao… porque el casco lo tenéis que traer… más sofás de escái, menos cherlón cherlón… hay que ser muy cabrito, pa prohibir cerditos negros… ni palante ni patrás ni parriba ni paabajo, pal caraho… ven y apúntate al caraho”. Enorme cuarteto, doble sentido, ironía, crítica…, el cuarteto, pese al público de Torrelodones. Se despiden entonando el ven a covirán… que este año no patrocina la final, qué depre.

‘Los hinchapelotas’ (2012)

El jamón sin picos, de los gordos, no sabe iguá… es como el furbo sin afición… sin olas, sin botes… ya está el Falla jaleoso esperando a ‘Los hinchapelotas’ del Vera… y catorce horas después suena el pitido inicial, piiii… a por ellos… “somos los hinchapelotas… vente con nosotros… está es tu afición…”, uno de los gritos de guerra de estos carnavales… no, Agustínbravo ya no viene más. Las mascotas del diariodeCádi y del diariodeJeré dándose ostias, jeje. Potito primer pasodoble, clamando por fútbol sí, violencia no… “ojalá que un capitán no pudiera mandar más allá de un vestuario… y que le llamaran tanque a un tío muy grande defensa central… que la pena capital fuera lanzar un penalti…” que en este mundo con la forma de un balón… “solo existiera la guerra dentro de un campo de fútbol”. El ausente, este año, Manolitosantandé se lleva un copaso en forma de segundo pasodoble… que el verdadero reconocimiento es que “una canción de carnaval el pueblo se la quede… chirigotero y cadista… cadista y chirigotero”. Ahí quedó el mehandichoquelamarillo… Penalti, esa pareja se casa de penalti, claro. Un cupletillo a los recortes sanitarios, y ya te ponen garrafón en los goteros; y incitando al boicot a los franceses… por el tema de los deportistas y el dopaje, pero si tu novia se pone francesa… “tampoco vamo a enfadarnos con esa gente por tonterías”, jeje. “Por qué por qué por qué”. El pupurrí entra con las mismas ganas a la tercera… “por detrás no que duele”. Chute de adrenalina que debe inyectarse en la final sí o sí. (El jurado oficial no los pasó a la final, la crónica es de la semifinal).

TERCERA PARTE: casi las 04.13 horas

‘El maravilloso mundo de Cadilandia’ (2009)

El parque temático de Cádi reabre sus portones, y fija sus miradas en el Falla, que la noche se presenta mágica. Coro de Francisco Javier Sevilla Pecci lavado con agua caliente. ¿A mano o a máquina…? A pie. Un tango que pasa del manido piropillo tópico, a mirar detrás, lo que no ve el turista cuando visita la ciudad…, lo que no alumbra el faro de San Sebastián, “que de día las penas con tanto sol se pueden disfrazar… y a mí no me vengas con que este Cádiz es una postal”. No Cádi es un postalexpress, camino de Castellón… El segundo tango, para arremeter contra las entrañas de este concurso, en el que los coristas le paran los pies al autor, de mentirijilla, claro… “quillo que esta letra puede traernos muchos problemas… que en este concurso yo no hay cohones pa criticar… porque como te metas con la mafia que hay en el Patronato… escribe una letra pa las mojarritas que pal concurso son más bonitas… que como saquemos to la mierda del carnaval, me veo en mi casa con mi mujé viendo la final”. Suscribo eso de autores quemaos, que siguen llegando a la final… Humo, más humo… En un cuplé, son aficionados a recolectar puntos del Diario, a rellenar cartillas, pa llevarse una hormigonera (¿?). En el otro, entregan la aguja de oro, este año al coro del Lamas… “que le den la aguja pa que del gorro puedan sacarse los burgaíllos”. Si tenemos menos trabajo que el tractorista del coro a pie. Popurrí tobogán, dando una vueltecita por este disneyworld a la gaditana, por Cádi, donde nadie ni nada es lo que parece, donde la gente, obligada a sonreír no está parada, está de vacaciones… “¿por qué nos reímos…?, por no mandar a más de uno al mismo caraho”. Maravilloso. No hace falta escribir más… Mi conciencia, además, disfruta entre papelillos como un chinorri. Qué cañonaso, niña… Mi ordenador no piensa lo mismo, que es pacifista. (El jurado oficial no los pasó a la final, la crónica es de la semifinal).

‘Los cuartetos también lloran’ (2010)

Momento bodorrio de la noche. Los últimos capítulos del culebrón del Gago…, siempre Perliiiita… y en el pantallón, resumen previo con los momentos claves de la telenovela en los pases anteriores, para los más desengachados… “Esta noche va a jodé” canta el gallinero cuando el cura va saludando a los familiares de los novios en el teatro, pero, chanchán… giro de la historia, la barriga de Rosa Valentina es un cojín, “te cogín”, así que Luis Carlos decide casarse con Perlita, también preñá… y chanchán… el patrón se despierta del coma con una carta donde lo explica todo –que Perlita es hija suya y que no se cayó por el balcón, lo tiró la señora –“todo el concurso intentándolo desenchufar y al final queda corta la alargadera”-, y cae muerto en el suelo… problemillas con la música, que se resuelven con arte, y ahora, chanchán, no se pueden casar, que son hermanos y… chanchán… Luis Carlos y Carlos Luis son hijos de Osvaldo, el criado, hasta la señora se levanta de la silla de ruedas… chanchán, dos por uno en bodas… podéis besaros, al cuadrado, lanzamiento de ramos al patiobutaca, y hasta el Binladen –nooo, que es Llamazares disfrazao- sale a escena disparando los bombasos de papelillos. Una pausa para los cuples, con una tanda emchampelá temáticamente. A vé si el Cádi contrata al brujo este y le da de baja Enrique… y el virus de la gripe aaaa ha entrao en el vestuario del Cádi, y el equipo va a pique, “verá que al final el único que se salva es Enrique”, jeje. El catering del tema libre, cortito, que ya los sirvientes no ponen una mesa ni en la playa. De categoría esta telenovela mexicana, bien actuada, rimada, con grasia, y siempre estrenando repertorio… como para que no gane este año…

‘No te vayas todavía’ (2017)

Ya huele a Manué, el fenómeno tieso tieso de estos carnavales… qué viene Manué, qué viene Manué, corea el Falla. Qué grande esa San José de la Rinconada plañidera y ese Bizcocho. Con el ataúd cerrado, y cumpliendo, con el fiambre vestío de Frozen, jajaja. “Se fue Manué, era mi amigo y le encantaba el carnavá… y se marchó, él que siempre había soñado con cantar, en medio delante de una chirigota, qué cabrón, al final lo consiguió… te va a quejá, fuiste de los primeros en ver la eternidad…”, y las coronas se pegaron su bailesito, po sí. Qué bote qué bote, y Manué, votó, jajajaj. Odiando las despedidas… “ya lo nuestro aquí se ha acabao, se ha terminao, la relación se ha enfriao, sobre todo por su parte… la relación es mortal… lo que hemos vivido ya es irrepetible… que alguien me explique qué es lo que ha pasao Manué… tú si que sabes escuchar”. Y vueltesita fúnebre… “cuando uno llega al tanatorio, y escucha en el velatorio las mismas frases de siempre…”, con darle la vuelta, sabes cómo es la gente… “el día que yo me muera que me digan la verdad, que sacaba chirigota y no me comía na… o sí, que también puede ser”. O sí, o sí. Minuto de silencio, y ¡chiguagua!, jeje. Antes muerto que sencillo. Con transformismo en el cuplé… “Manué era una persona, que siempre iba a la moda”; y repitiendo el manequínyoquejé en el otro… pero en esta chirigota, en-caja en-caja. Ni el actimel salva a Manué. Esto es carnaval… “reírnos de todo, y ya ves, no somos nadie, que mañana aquí puedes estar tú, o tú, o tú… lo siento, lo siento, lo siento, yo muero si tú me acompañas en el sentimiento”. Y Manué resucita con tanto ¡¡campeones campeones!! Enorme. Enormes.

‘Los prisioneros’ (2018)

Todos a la cárcel, con el Subiela y el Carli, el Chapa, el Tino, y hasta el Quique Pina, aro aro. Pan y agua, no. Alpiste y agua. A piar fuerte. “Prisionero como un pajarillo, porque preso de tus cosas vivo, y entre rejas vivo pa cantar… y quién fue el tonto que me dijo a mí que aprendiera yo a volar, pa qué, pa ná… yo sentenciao, tú carcelero, tú que me encierras, yo que te quiero, y yo cantando prisioneroooooo”. Jaula, tesquiero, jaula te odio. Pues sí, una mera ecografía se puede convertir en pasodoblón, que te va despistando hasta el chimpón… “esta mañana vuelvo pa ver la cara de un prisionero, me siento feliz me siento rara, cuando puedo mirarte a la cara… aguanta amor que en realidad queda muy poco para salir en libertad… tantas veces te he imaginao en la cama a mi lao… que larga se hace la espera por verte llegar, son nueve meses por mi prisionero… ay mi pequeño te quiero te quiero”. Y charla con el pare, para pegarte otro toquetaso sin esperarlo, marca García Argüez… “padre, con mis respetos, aquí a tu lado quiero sentarme, de hombre a hombre esta noche tengo que hablarte, sé que ni de lejos soy ese hijo que deseaste… porque tú y yo sabemos bien, que tú de joven fuiste rebelde también… sabes que te he idolatrao y me he esforzao por seguir tu modelo… te hablo por mí pero te hablo también por mis hermanos de to las comparsas, que este teatro nunca se te va a olvidar, ayy padre nuestro, don Francisco Alba”. Rendido al creador de esta pasión, que como todo, evoluciona… salvo EspÁña, que va pa como los cangrejos. Manolín escóndete ese pestiño, de primer cupletillo repe; pestiño que parece tener segunda parte en el segundo… Dame un piquito amor mío, pero no digas ni pío. Pájaro que canta pa espantar sus males, los de otros espanta. “Cuánta gente encarcelada en los barrotes de su vida, cuánta gente está buscando una salida, cuántas celdas pequeñitas… tú dices la Teo yo digo tu hermana, tú dices la reina yo digo mi mare, tú dices la historia yo digo la gente, tú dices dos puentes yo digo dos mares, tú dices partido y yo digo pandilla, tú pides turistas y yo pido valientes, tú pides futuro yo pido presente, tú quieres banderas y yo ropa tendía, tú dices mi Cádiz yo digo mi jaulaaaaa”. Y si no bastará esa cuarteta antológica, los lindos pajaritos acaban escapándose, en un efecto, fuuuuuáa. Dejando al Falla bocabajo, comiendo plumas… “no me vengas a llorar, espérame que espérame, que espérame, que tengo la libertad, QUE TENGO LA LIBERTAD”. Bastinaso, niña, sujétame que vuelo, que le-vi-to, como la santa Teresa aquella… esa, esa, tampoco tenía el chichi pa farolillos.

CUARTA PARTE: más o menos las 06.31 horas

‘La orquesta Cádiz’ (2008)

Se prepara el orquestón de Fali Pastrana y Quico Zamora, contrabajo y tó. Pedro Romero y Antonio Martín se llevan el homenaje en el primer tango… papará paparapapá. El otro para la Teo y su escoba… “De dorada arena es mi playa, desde la Caleta a Cortadura… no caben barbacoas y botellones, tradiciones ordinarias… que aunque estemos con la mierda hasta el cuello, nuestras playas a rabiar…”. Toquecito a la alcaldesa… que pasa el paño por la superficie -¿y el pronto?-, pero la fregona por debajo del sofá, nanái… Y ahí está, en el palco del Ayuntamiento, aplaudiendo… acaba de lavar los platos… Antes de los cupleses, momento afinación, y para sorpresa de todos –y acojone de los portátiles del foso- aparece Manolitosantadé. Y afinan al compás de mehandichoquelamarillo… No llueve. Santandé no sabía como colarse en la Finá… Un cuplé a la Teo más carnavalera, que intentó salir en el coro de Elbahío, pero la rechazaron, que si se le cae la toalla…, la liamos. Popurrí de muerte… me muero por tenerte… me muero por cantarte… la banda sonora de Cádi… Embelesados, nos secamos los lagrimones.

‘El espíritu de Cádiz’ (2005)

Otro momento pa enmarcarlo, Tino Tovar y su espíritu. Y sigue calientito el ambiente. Muy calientito. En penumbra… “yo soy la luz que te despierta cada día… el aire que respiras al nacer… tu principio tu final y tu camino… soy hermano de tu historia… te enseñé a ser como eres… he venío a tu limbo del Falla… déjame que susurre mi ira en tu oído… puede ser que hasta sientas un escalofrío… soy el espíritu de Cádiz”. El primer pasodoble es un lamento de la mujer acosada en el trabajo, una letra al mobbing, “en el trabajo me espera un infierno… un jefe que consiga que piense que no valgo nada… y no hay ningún compañero que me ayude a denunciarle… prefiero verme en la calle… que no hay dinero que pague to lo que estoy sufriendo”. Letra nacionalista en el otro, pero qué manera más original de enfocar el tema, “yo pa mí pueblo de Andalucía quisiera algún día una mujer de gobernante… que fuera tierna, rebelde, sencilla, valiente… que sea un orgullo que nos represente… yo quiero una señora pa que guarde mi bandera… no quiero a mi gente goberná por forasteras… ni de derecha ni de izquierdas ni de centro… sólo pido una mujé…. quién va a saber comprenderte si no una mujer andaluza”. Cupleses a sus cenizas, que no las tiraron al mar, sino que se la fumaron los amigos con musho cariño o a falta de grifa; el segundo, ya cantado, al ambiente que tienen allí las infantas, más que en la erizá. “Que es mejor morir pa siempre… que vivir y no tenerte”. Los gaditanos olvidaron lo que eran, y en el popurrí nos recuerdan sus mandamientos: “hay gaditanos que han dejado morir la Bahía… resignados a su suerte… que no quieren cortar el puente y presumimos que defendemos nuestras cosas en una copla, y se nos va la fuerza por la boca…. al forastero le venden un Cádiz bonito y a ti te ocultan las verdades…  si Cádiz siempre fue el espíritu rebelde y tú me la tienes dejá de la mano de dios…. qué va a ser de Cádiz sin los gaditanos… mantente firme con alegría y tocando palmas… ese es el espíritu de Cádiz”. Popurrí de poner los pelos de punta a quien sienta Cádi. Oooohhhhhh, ¡qué gozada!

‘Si me pongo pesao, me lo dices’ (2016)

Juan, la Macarena de la Cope lo está petando, quién fuera micro, le anotan, qué arte satirón. Ha despertao el gallinero al olor del Selu, Juan, tú no tendrás nada que ver, ¿no? Pelotaso… “no tiene tú sueño ni ná, Juan…”: sí, Juan se ha venío con el pijama puesto, jejeje… “¿a ti te gusta el puchero, Juan?, alegría Juan, que no te vea yo deprimío… lo que tú necesitas es tranquilidad…”. ¡Juan pregonero!, grita el Falla. Repe el pasodoble del Kichi ese… que sólo rima con espichi… “que tú ta creío que es el mesías que va a salvar a to la humanidad…”, el Kichi con media melenita, se tiñe el pelo, se pone un fulá, y llega hasta presidente. Igualmente bipolar el segundo pasodoble, lo mejón es el carnaval en la calle, y la gente que aguanta esas bromas… bueno mejón el concurso, que Juan, te llevas hasta el antifaz de oro. Hay que verlo, no se puede teclear. Mu rebueno… Pactos y más pactos para formar gobierno en el primer cuplé, ellos tienen un campo con la yerba hasta aquí arriba, “yo llevaría allí a tos para que pastaran hasta jartarse”. Y repe el otro, el niño mu flojo, apuntao en lo de Podemos… “se había hecho una pancarta en vez de Podemos ponía podéis”. ¡No coge ni una, Juan! Las horas le duelen al popurrí, pero sigue siendo grande… “y por RaphaeeEEEL… Juan me voy a quedar en tu casa a dormir, y ya no me sacan de ahí, aunque me tengan que desahuciar“. Más coordinados que el coro del Rivero, jijijiji.

‘Los millonarios’ (2015)

Momento Juancarlosaragón: las malaslenguas dicen que es la comparsa que el cabeza ha sabido y querido guisar sin experimentos, con todos los ingredientes básicos necesarios para ganar o ganar. Dándole de comer al hambriento… Qué bote qué bote, qué bote tu suegra… sube la temperatura fallera, y se resienten los amortiguadores. “Deberías de saber que yo de pobre tengo poco, te puedo asegurar que de los dos, tú eres el pobre, que la vida no se vive a tu manera, que no hace falta ni rumbo ni destino, se cruza a paso lento el camino… mírate bien en los bolsillos, que la auténtica indigencia no es más que la impotencia de tu misma sociedad… que el tiempo es oro, y ese oro es el que tengo, el tiempo que tu conviertes en la rutina que te ahoga…”. Retazos de esa presentación para enmarcarla, en caoba. Fuuuuuu fuuuuu fuuuu… que pasodoblón, qué manera de decir las cositas pimpampúm y de callar bocas… “si tú por ti no eres nadie y no sabes qué hacer para llamar la atención, pues cántame alto y lo mismo la gente se te pone de pie aunque quedes de falso, que aquí la honestidad no se paga con premios, aunque sea vendiéndome para triunfar… y después me llamas tú para cantar de telonero,… tú que mientras tu pueblo se está hundiendo en la miseria, no tienes otra cosa más importante en la vía… tú si que no vales ná, que pa ganarte a la gente primero me vendes y luego lo cobras… tú eres el que sobras”. Sin palabras. Dejando en evidencia a tantos. Reclamando derechos de autor, por otro lado… que la copla es del pueblo, sí, ya, pero… qué enorme. Y de segundo, otro letrón más filosófico de aquellos, con segundas lecturas… “si a ti te gusta el dinero, escúchame bien lo que te voy a decir, olvida primero los demás valores, que habiendo dinero no hay más valores que los que tiene él… con el dinero tendrás a satanás por compañero, la envida de los demás que también van por el dinero, tendrás nada más nada menos, al rico en tus manos, al pobre en tus pies, tendrás amigos que valen lo que tú vales mientras de dure ser rico… que lo bello de este mundo, no se compra con dinero sino con to lo contrario… yo por el dinero me aleje una vez del camino, y ahora que he vuelto a mi tierra es cuando de verdad puedo decir, que soy millonario”. ¿Con arrepentimiento explícito por el tanteo ladrón del pasado año? Puede ser. Pasemos a los cupleses, que no avanzamos: “to el mundo sueña con bajar a tomar café en el bar de enfrente…”, medioqué; y un segundo, bastinaso… esas que “chuperreteando trancos” siempre tienen los dientes blancos. Sin vaselina… primeros fuimos ladrones y ahora somos millonarios… porque aquí los millonarios, siguen siendo unos ladrones. Y, nos ponemos el babero, que suena el popu… “uoouoouooo… la vida tuya tírala… esto no es más que una farsa, un cuento de carnaval, ojalá fuera yo millonario y pudiera escoger a la luna como lámpara única para mi lámpara, ojala que esto no se muriera cuando acabara nuestra comparsa… pero como tanta gente de este maldito país, estoy viendo que hay más millonarios y yo tengo a la ruina como vecina de enfrente… si llegado el momento presente, a la gente ya más no le queda, o este pueblo enseña los dientes o esta farsa será verdadera…”. Y como no tengo más que decir, adiós. Y en ese adiós, el mismo Juancarlo, a lo capitán veneno, sale a saludar… qué sabe naide… ¡qué esto es mío, coño!… A sus pies.

LOS PREMIOS DEL JURADO ‘POCO OFICIÁ’: al alba, camino de los churros

Tres cuartetos, tres coros, cinco chirigotas y cinco comparsas alcanzaron la final de este no-Concurso del Falla 2021, con 80 agrupaciones luchando por ser las favoritas de nuestro Jurado ‘poco oficiá’. Y temprano, bien temprano, sonaba en las añorantes cabecitas aquella letanía de… “en la ciudad de Cádiz, siendo las…”, y los miembros (del juraaadooo) se ponían erectos (suele pasar bien temprano…) para proclamar a sus cuatro más mejores, por cada modalidad. Los triunfadores: Gago, Fali Pastrana, Selu y Juan Carlos Aragón.

En comparsa gana ‘Los millonarios’ de Aragón tras escalar posiciones respecto a su clasificación en semifinales, y en una dura pugna con ‘Los prisioneros’ del Chapa y Subiela. No ha sido nada fácil volver a puntuar a agrupaciones tan inabarcables, incluso otras no finalistas podrían haber alcanzado justamente esta finalísima.

Mientras, en chirigotas, ‘Si me pongo pesao, me lo dices’ de José Luis García Cossio ‘Selu’ le arrebata por menos de un puntito la primera posición a ‘No te vayas todavía, la agrupación sevillana de Antonio Álvarez ‘El Bizcocho’. Podía triunfar cualquiera, y es que los personajes de Juan y de Manué están en el corazonsito del Jurado ‘poco oficiá’, y del carnaval contemporáneo. Eso es ser objetivo.

En coros, ‘La orquesta Cádiz’ de Pastrana y Zamora se hace con el primero de este certamen imaginario aunque por los pelos, frente el corito a pie de Sevilla Pecci ‘El maravilloso mundo de Cadilandia’. Y más clara es la victoria, en cuartetos, de ‘Los cuartetos también lloran’, de Ángel Gago, que competía contra otras dos agrupaciones suyas (por lo que también ha quedado segundo, y tercero).

COMPARSAS
1º ‘Los millonarios’ (480,162 puntos)
2º ‘Los prisioneros’ (479,324 puntos)
3º ‘Los cobardes’ (476,76 puntos)
4º ‘Los mendas lerendas’ (476,75 puntos)
5º ‘El espíritu de Cádiz’ (469,602 puntos)

CHIRIGOTAS
1º ‘Si me pongo pesao, me lo dices’ (467,07 puntos)
2º ‘No te vayas todavía’ (466,35 puntos)
3º ‘Los hinchapelotas’ (460,446 puntos)
4º ‘Los de gris’ (455,376 puntos)
5º ‘La maldición de la lapa negra’ (449,007 puntos)

COROS
1º ‘La orquesta Cádiz’ (464,73 puntos)
2º ‘El maravilloso mundo de Cadilandia’ (464,1 puntos)
3º ‘Comediantes’ (458,08 puntos)

CUARTETOS
1º ‘Los cuartetos también lloran’ (466,48 puntos)
2º ‘Lo que el viento se llevó’ (456,61 puntos)
3º ‘Asociación Local de Comerciantes Asociados Reunidos Agrupados Juntos y Organizados (A.L.C.A.R.A.J.O.)’ (454,65 puntos)

Como cada año, no está de más recordar que este Jurado ‘poco oficiá’, como su nombre entrecomillado deja intuir, sabe lo que sabe de carnavá… pero ¡¡cómo tira papelillos, niña!!; aunque la explicación formal es que no aspira a coincidir con los doctorados en tresporcuatro.

Se acabó el juego. A esperar, con los dedos cruzados, que en 2022 el COAC sea COAC COAC cien por cien libre de virus, y el barbecho obligado de este enero-febrero dé sus frutos gordos. Me pido una pera. Dany Rodway

/ FOTOS: DBC (salvo ‘El espíritu de Cádiz’ y ‘Comediantes’, de youtube)

Cádizcarnaval de CádizCOAC 2021Jurado poco oficiá 2021