Número 3.232 - Año XIII - martes, 25 de abril de 2017

/ La Bahía / Las últimas pruebas dinámicas del tranvía de la Bahía, ahora sí
pruebasdinamicastranviaoct16
Una de las unidades del tranvía, espera en las cocheras de Pelagatos / FOTO: de archivo

Las últimas pruebas dinámicas del tranvía de la Bahía, ahora sí

Redacción - 19/04/2017 (18:32h)

 

COMPARTETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

Parece que al fin se activa la última fase de pruebas dinámicas del tranvía metropolitano de la Bahía de Cádiz, con la circulación de los vehículos en todo el recorrido tranviario desde las cocheras en Chiclana hasta la parada de La Ardila, en San Fernando; según ha confirmado el consejero de Fomento. Por otro lado, la Junta asegura que ha desbloqueado la ejecución de la parada del Río Arillo: hasta que no se levante, no podrá empezar a operar comercialmente la línea de forma parcial, sin llegar hasta la capital. Por si acaso, ya no se concretan fechas.

Se han hecho de rogar pero parece que al fin este jueves 20 de abril se activará la última fase de pruebas dinámicas del tranvía metropolitano de la Bahía de Cádiz (llamado también tren tram), con la circulación de los vehículos en todo el recorrido tranviario desde las cocheras en Chiclana hasta la parada de La Ardila, en San Fernando.

Esta ampliación de las pruebas –que se pusieron en marcha tras el pasado verano en los talleres de Pelagatos y que se supone que se irían extendiendo por el resto del trazado progresivamente-, se fecharon, incluso con convocatoria para la prensa, para principios de marzo, aunque se cancelaban a última hora por problemas técnicos. Ahora ha sido el consejero de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Felipe López, de visita en el Ayuntamiento de Cádiz, el que ha confirmado este nuevo paso en el proyecto.

Esta circulación de las unidades en prueba se desarrollará durante “los próximos meses” y es un requisito “indispensable” que tiene como objetivo garantizar la más óptima interacción entre el tren tranvía y los equipamientos instalados a lo largo de los 14 kilómetros del trazado tranviario entre Pelagatos y La Ardila. En estos meses previos también se han realizado ya pruebas –sin el tren, que se sepa- con resultados “positivos” en tramos parciales del trazado, así como en el interior del recinto de Talleres y Cocheras –ahí sí con los trenes-, a la espera de abordar ahora la circulación en toda la extensión del flamante recorrido entre Chiclana y La Isla.

Posteriormente, según se ha trasladado a DIARIO Bahía de Cádiz, también se tendrán que llevar a cabo las pruebas de interfaz en el punto de conexión entre el sistema de señalización propio del tranvía con el sistema de señalización de Adif, así como en el recorrido por el tramo ferroviario que conectará con la ciudad de Cádiz.

NO FUNCIONARÁ HASTA QUE NO SE CONSTRUYA LA PARADA DEL RÍO ARILLO

Asimismo, el consejero ha avanzado que la construcción de la parada intermodal con el ferrocarril en Río Arillo “se ha desbloqueado”, una vez se ha formalizado la cesión del contrato a un nuevo constructor, a raíz de los problemas económicos del adjudicatario que había presentado voluntariamente el concurso de acreedores. Después de tres meses de “intensas gestiones” ya se dispone de un nuevo contratista para acometer esta actuación, “imprescindible” para la puesta en servicio comercial del “ferrocarril metropolitano”, ya que en dicha parada, que abraza a la línea ferroviaria Sevilla-Cádiz a la altura del Nudo de la Ardila, se efectuará el trasbordo de pasajeros entre ambos modos de transportes, “elemento clave” para la primera fase del servicio de explotación comercial.

Ahora se reconoce que esta primera fase de la puesta en servicio comercial de esta línea 1 del tranvía de la Bahía –que se prometió que sería realidad antes de la segunda mitad del año, incluso el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz llegó a pronosticar que antes del 31 de marzo se estarían vendiendo billetes- está condicionada a la operatividad de dicha parada a la salida de San Fernando, que “es básica para dotar de funcionalidad al servicio comercial y para garantizar un cómodo trasbordo de los usuarios del tranvía con los servicios de Cercanías de Renfe”, al objeto de continuar el viaje en tren camino de la capital o de Jerez.

La segunda fase de la explotación comercial de la línea, que incorporará ya los servicios completos y sin trasbordo desde Chiclana hasta Cádiz y viceversa, cruzando el centro de La Isla, se implantará –no se dan fechas ni aproximadas- una vez se haya culminado la conexión física entre las vías del tranvía y del ferrocarril, que también fue autorizada por Adif el pasado mes de diciembre, y obtenido la homologación final el material móvil y autorización de puesta en servicio por vía férrea, que emite de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria.

En ese momento, se estará en disposición de combinar los servicios cortos con trasbordo, que también tienen la ventaja de proporcionar a los usuarios del tren tram en Chiclana su acceso a las diferentes estaciones del núcleo de Cercanías de Bahía, con los servicio largos con continuidad y sin trasbordo de las unidades del tren tram entre Chiclana y Cádiz, y viceversa.

RENFE OPERARÁ EL TRANVÍA

Por otro lado, en estos primeros meses del presente año también se ha avanzado “notablemente” en la coordinación con Renfe, una vez obtenidas todas las autorizaciones de Adif, que depende el Ministerio de Fomento.

De esta forma, se ha adjudicado recientemente un contrato de asistencia técnica a Renfe Viajeros para que adapten sus procedimientos a la operación del tranvía de la Bahía e integre las instalaciones tranviarias en sus sistemas de gestión. Dicha asistencia técnica será el paso previo a la formalización del contrato con Renfe para que opere comercialmente este nuevo medio de transporte, cuya gestión y explotación, se remarca, “recae en la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía”. De hecho, fue curioso como meses atrás, al acceder en el apartado de Cercanías de la web de Renfe, ya se ofertaban las paradas del tranvía metropolitano.

Esta misma semana se acaba de conocer también que hasta 15 empresas –en el demorado proceso de licitación- aspiran a levantar subestación eléctrica de Janer, en San Fernando, asociada al tranvía, proyecto imprescindible para su funcionamiento futuro que tiene un plazo mínimo de construcción de unos 15 meses, una vez que se termine de adjudicar. Aunque se asegura que hasta entonces, podrá circular gracias a un acuerdo alcanzado con Endesa que garantiza el suministro provisional de energía tanto para el periodo de pruebas como durante los primeros meses de marcha comercial.

La infraestructura del tranvía de la Bahía de Cádiz –proyecto promovido por la Junta, y no sin polémicas, en el que se llevan invertidos unos 245 millones de euros, gran parte fondos europeos, desde hace casi una década- consta de un trazado de 24 kilómetros entre Chiclana y Cádiz, incluido el aprovechamiento de la vía ferroviaria entre el Nudo de la Ardila, en la salida de San Fernando, y la estación de ferrocarriles de la Plaza de Sevilla, en Cádiz. En su recorrido dispondrá de 21 paradas, con un radio de influencia de 234.000 habitantes.


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...

0 COMENTA ESTA INFORMACIÓN ABAJO, COMO INVITADO O REGISTRÁNDOTE; Y COMPÁRTELA EN RRSS