Número 3.233 - Año XIII - miércoles, 26 de abril de 2017

/ Jerez / Muere Bohemia, la cigüeña negra del Zoobotánico de Jerez que llegó desde Praga hace dieciséis años
ciguenanegrabohemiajer14rip
Bohemia, con una de sus crías / FOTO: de archivo

Muere Bohemia, la cigüeña negra del Zoobotánico de Jerez que llegó desde Praga hace dieciséis años

Redacción - 22/12/2014 (20:49h)

 

COMPARTETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

La cigüeña negra Bohemia, que llegó al zoo de Jerez en 1998 junto a Checo, ha fallecido. Estos ejemplares nacieron un año antes la República Checa y fueron traídos hasta las instalaciones gaditanas para formar parte de la colección zoológica. Esta pareja tuvo 18 pollos que han sido distribuidos por zoos de todo el mundo. El primero de ellos, Oloroso, fue la primera cigüeña negra nacida en cautividad en España.

La cigüeña negra Bohemia, que llegó al zoo de Jerez en junio de 1998 junto a Checo, ha fallecido. Estos ejemplares nacieron un año antes en el zoo de Praga, de la República Checa y fueron traídos hasta el gaditano para formar parte de la colección zoológica. Esta pareja tuvo 18 pollos que han sido distribuidos por zoos de todo el mundo. El primero de ellos, Oloroso, fue la primera cigüeña negra nacida en cautividad en España.

Era una de las especies que más se esperaba para formar parte de la colección zoológica, tanto por tratarse de una especie amenazada en el país y escasa en los zoos, como por la larga tradición que ya tenía el centro en la reproducción de las cigüeñas blancas, y que tantas satisfacciones habían dado al instalarse una colonia tras casi desaparecer de los cielos jerezanos.

Al contrario que su pariente la cigüeña blanca, que gusta de la proximidad de los humanos e instala sus nidos en los pueblos y cortijos, las cigüeñas negras son aves esquivas y hurañas, que escogen los riscos o árboles más inaccesibles y alejados de las personas para instalar sus nidos, lo que hace que sean aves difíciles de adaptar y reproducir en cautiverio.

La pareja formada por Checo y Bohemia, haciendo honor a su fama de difíciles, pasaron los primeros nueve años de su estancia en Jerez sin tener descendencia y hasta mayo de 2008, tras 10 años de espera, “no pudimos ver con satisfacción su primer huevo en el nido”, relatan desde el zoo en un comunicado remitido a DIARIO Bahía de Cádiz. Fueron finalmente dos los huevos, pero sólo nacería un cigoñino, al que se bautizaría más tarde como Oloroso. “Fue uno de los grandes éxitos conseguidos por el parque, pues son pocos los zoológicos que logran reproducir a esta especie y era la primera cigüeña negra nacida en cautividad en nuestro país”, se insiste.

Al año siguiente se repitió la cría y, esta vez con más experiencia, sacaron adelante a dos pollos. Desde que comenzaron a criar no han faltado a su cita reproductora ningún año, logrando sacar adelante un total de  18 pollos, los cuales han sido enviados a otros zoos de España y de otros países en el marco de un programa europeo de cría en cautividad en el que participan más de 60 centros, aunque muy pocos de ellos tienen la suerte de reproducirlas.

Otras noticias...

0 COMENTA ESTA INFORMACIÓN ABAJO, COMO INVITADO O REGISTRÁNDOTE; Y COMPÁRTELA EN RRSS