Número 3.254 - Año XIII - viernes, 26 de mayo de 2017

/ Cádiz / La Zancada defiende la regulación de los veladores en Cádiz: “es del todo falso que la ordenanza perjudique a la hostelería”
terrazabarsanjuandedioscadmay17-eu
Una de las esquinas de San Juan de Dios tomada por una terraza / FOTO: Eulogio García

La Zancada defiende la regulación de los veladores en Cádiz: “es del todo falso que la ordenanza perjudique a la hostelería”

Redacción - 18/05/2017 (22:02h)

 

COMPARTETweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someonePrint this page

La asociación de peatones La Zancada ha salido al paso de la polémica que, principalmente por parte de Horeca, se ha suscitado a raíz de que el Ayuntamiento de Cádiz haya presentado un borrador de ordenanza sobre ocupación de mesas y sillas de hostelería en la vía pública. “No se trata de caprichos sino de derechos: del derecho a acceder en igualdad de condiciones; del derecho a transitar y a disfrutar de nuestro espacio común, que son las calles y las plazas”, se argumenta.

La asociación de peatones La Zancada ha salido al paso de la polémica que, principalmente por parte de Horeca, se ha suscitado a raíz de que el Ayuntamiento de Cádiz haya presentado un borrador de nueva ordenanza reguladora de la ocupación de mesas y sillas de hostelería en la vía pública.

Para este colectivo, que una ciudad cuente con una ordenanza en la que se regule en qué casos ocupar la vía pública “nos parece lo más normal del mundo”. Y es que “sin regulación aparecen los abusos, el más fuerte o el más hábil se apropia del espacio, y son los débiles los que sufren los atropellos”.

Los peatones, en particular los de movilidad reducida, y los vecinos, “son los que de manera cada vez más insistente se quejan de la situación a la que está conduciendo esta falta de regulación”, aprecia La Zancada; con plazas en las que “apenas queda ya sitio para que nuestros niños puedan jugar, en muchas calles la gente se ve obligada a circular en fila india y cada vez es más difícil pararse o sentarse a conversar sin tener que consumir”.

Asimismo, “la situación se hace de veras difícil para los que llevan a sus críos en un carrito, o para las personas invidentes, o para los que tienen que usar permanentemente o de manera puntual una silla de ruedas. También los vecinos tienen derecho al descanso y a poder entrar y salir de sus casas cómodamente”.

“No se trata de caprichos sino de derechos: del derecho a acceder en igualdad de condiciones; del derecho a transitar y a disfrutar de nuestro espacio común, que son las calles y las plazas públicas. Por eso es bienvenida una norma que establezca límites; porque solo fijando y haciendo cumplir ciertos límites se garantizan estos derechos”, entiende esta asociación, a través de una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

“BENEFICIA Y FAVORECE LA CREACIÓN DE EMPLEO”

Todas las ciudades españolas, se afirma, están actualizando sus ordenanzas en relación a las terrazas; “si las actualizan es porque existe la clara percepción social de que se están produciendo excesos que vulneran derechos básicos. Lo alarmante sería más bien que una Corporación municipal no hiciese su trabajo y mirara a otro lado haciéndose cómplice de los que abusan”.

Al respecto, se apostilla que hay reglas básicas que “no son discutibles”: la normativa estatal de materia de accesibilidad establece la obligatoriedad de garantizar que al menos 1,80 metros queden libres para el paso, en las calles peatonales hay que asegurar espacio para el acceso de los vehículos de emergencia, una buena parte de las plazas tiene que quedar libre para que la gente pasee y los críos jueguen: “nadie con sensibilidad y sentido común puede estar en contra de estas normas”.

Y en cuanto a la polémica en relación al supuesto perjuicio que causaría una ordenanza para veladores en la capital gaditana a la hostelería, La Zancada opina que “se funda en un análisis muy superficial del asunto. Es del todo falso que la ordenanza perjudique a la hostelería; todo lo contrario, resulta evidente que la beneficia y favorece la creación de empleo”.

Se dan dos razones. En primer lugar “porque los espacios saturados terminan perdiendo interés para los usuarios y calidad en su servicio”; y una buena terraza “es aquella en la que puede verse a la gente pasear, no la que a fuerza de ocupar el espacio disponible obliga a los paseantes a dar un rodeo por otra calle para evitarla”. De modo que la regulación, los límites de ocupación, “se ponen las condiciones para que aumente el valor de la terraza y la calidad del servicio que prestan”.

En segundo lugar porque una normativa que impida la actual saturación que se produce en determinadas calles y plazas de la ciudad “está creando las condiciones para que aparezcan nuevos establecimientos y nuevas terrazas en lugares alternativos”. La regulación, se aprecia, “no destruye empleo, sino que favorece la apertura de nuevos establecimientos con cierta calidad de manera más dispersa”.

“Nada mejor para que esto ocurra que avanzar con decisión en la peatonalización del casco histórico y de determinadas áreas de Cádiz extramuros; es de lamentar, esto sí, que la Alcaldía no considere este asunto prioritario”, se cuestiona.

La asociación La Zancada sentencia que ahora toca mejorar el borrador del documento elaborado por los técnicos municipales y presentado esta misma semana en una primera reunión con colectivos implicados: “hay que poner a trabajar la inteligencia colectiva y conseguir, con las aportaciones de todos, el mejor marco regulatorio posible. Nuestros vecinos, nuestros visitantes, y el conjunto del sector hostelero, saldrán ganando”.


(puedes comentar esta información más abajo)

Otras noticias...

0 COMENTA ESTA INFORMACIÓN ABAJO, COMO INVITADO O REGISTRÁNDOTE; Y COMPÁRTELA EN RRSS